Usa la sandía como medicina para tratar varios problemas de salud

La sandía fría es el mejor postre en los cálidos días de verano. A pesar de su delicioso sabor, te proporciona un montón de beneficios para la salud. Una de las razones de esto es la gran cantidad que contiene del aminoácido L-citrulina, que tiene la capacidad de recuperar el tejido muscular después de un ejercicio o entrenamiento intenso.

Según científicos de la Universidad de Cartagena en España, la sandía fresca o el zumo de sandía son las mejores soluciones para el dolor muscular y los músculos sensibles. Además, encontraron que el aminoácido L-citrulina acelera el proceso de eliminación del exceso de ácido láctico en los músculos. De hecho, demostraron que la sandía contiene más aminoácido L-citrulina que cualquier otra fruta. Sólo 120 gramos de sandía te proporcionarán más de 150 miligramos de L-citrulina.

Además, la sandía es rica en vitaminas A, C y B6, y en magnesio, que mejora la salud cardiovascular, regula la hipertensión y mejora la función renal.

Las semillas de sandía son el mejor remedio para las piedras en el riñón

Por otro lado, las semillas de la sandía también poseen numerosos beneficios para la salud. Se han usado en la medicina china durante siglos para el tratamiento de las piedras en el riñón. Las semillas de sandía son ricas en potasio y magnesio, que combaten esta enfermedad de manera efectiva. Si quieres tratar las piedras en el riñón, todo lo que tienes que hacer es machacar 4 cucharadas de semillas de sandía fresca y cocinarlas en 2 litros de agua durante 10 minutos.

Información nutricional de la sandía

La sandía trata el acné, la arteriosclerosis, la anemia, la artritis, los problemas de vesícula biliar, el asma, las piedras en el riñón, el dolor de cabeza, la bronquitis, la inmunidad debilitada, los niveles elevados de colesterol, la temperatura corporal elevada, los problemas de uretra y vejiga, las picaduras de insectos, la obesidad, la inflamación de la piel y la celulitis.

Esta fruta está considerada como un perfecto limpiador del organismo gracias a la gran cantidad de agua y a las pocas calorías que contiene. Además, la sandía es rica en cobre, beta-caroteno, vitaminas B1-B6 y C, calcio, ácido málico, yodo, potasio, ácido nítrico, proteínas, azúcar, celulosa, zinc, fósforo, folato, fibra, licopeno, ácido cítrico y magnesio.

Debido a su elevado contenido de beta-caroteno y vitamina C, la sandía previene las enfermedades cardíacas y la inflamación crónica. Mejora la capacidad mental y reduce el estrés gracias a su elevado contenido de vitamina B6.

La sandía regula el nivel de pH de la sangre y, al mismo tiempo, elimina los depósitos de grasas de los vasos sanguíneos.

Cómo consumir sandía

Se recomienda consumir la sandía fría. También puedes combinarla con otras frutas. La sandía restablece los minerales y los fluidos perdidos. Al mismo tiempo, desintoxica el cuerpo y previene numerosas enfermedades. Son los motivos por los que tenemos que consumirla de manera regular, especialmente en los calurosos días de verano.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

 

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Usa la sandía como medicina para tratar varios problemas de salud