¿Tienes deficiencia de Vitamina D? Vigila estos 4 signos…

Cuando se trata de la salud de los huesos y del sistema inmune, puede que no haya vitamina más importante que la Vitamina D. No es sólo que su consumo tenga un impacto directo en la fortaleza de los huesos y del sistema inmune, sino que además se sabe que previene muchos otros problemas de salud graves.

La deficiencia de Vitamina D se suele asociar a la enfermedad infantil conocida como raquitismo, o huesos quebradizos. Cuando un niño tiene raquitismo, su tejido óseo no se fortalece ni se mineraliza como debería, lo que provoca un sistema esquelético débil. Con la edad, esto puede llevar a lesiones o incluso deformaciones de los huesos.

Las últimas investigaciones sugieren que la Vitamina D podría jugar un papel en la prevención y el tratamiento de varias enfermedades como la hipertensión, la diabetes tipo 1 y tipo 2, y la esclerosis múltiple. En resumen, necesitas Vitamina D. Mejora tu sistema inmune, fortalece tus huesos, y evita que desarrolles problemas graves. Éstos son cuatro signos de que necesitas ingerir más.

1. Sistema inmune débil o dañado

Cuando los niveles de Vitamina D en tu cuerpo son bajos, tu sistema inmune se ve seriamente afectado.

Las células inmunes contienen un gran número de receptores de Vitamina D, lo que indica que esta parte del cuerpo necesita una buena cantidad para funcionar de manera adecuada. En un estudio llevado a cabo en Japón, los estudiantes a los que se les dieron suplementos de Vitamina D enfermaron menos que aquéllos que no recibieron el suplemento.

2. Dolor y debilidad muscular

Puede que no notes este síntoma al principio, pero mientras le niegues a tu cuerpo la Vitamina D que necesita desesperadamente, el dolor puede empeorar. Cuando se metaboliza la Vitamina D, mejora la contracción de los músculos, lo que es una parte fundamental del proceso de fortalecimiento de los huesos. Cuanto mayor sea la deficiencia, más débiles serán los músculos y los huesos.

3. Aumento de sudoración

Un síntoma de deficiencia de Vitamina D que sorprende a la gente al saberlo es la excesiva sudoración. Los expertos médicos no están totalmente seguros de por qué la deficiencia hace que la gente sude en exceso, pero hay una relación directa entre ambos.

Podría ser simplemente otra manera que tiene tu cuerpo de decirte que necesita algo que no tiene. El cuerpo es uno de los mejores comunicadores de la naturaleza; lo único que tienes que hacer es escuchar.

4. Problemas de corazón

La causa más común de mortalidad en el mundo está relacionada con enfermedades del corazón.

Hay una correlación directa entre una deficiencia de Vitamina D y enfermedades cardíacas, que los médicos atribuyen a la acumulación de calcio o placa en las arterias de una persona. La Vitamina D puede reducir la acumulación de placa, y disminuir la cantidad de colesterol malo en el cuerpo.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

¿Tienes deficiencia de Vitamina D? Vigila estos 4 signos…