Te sorprenderá esta forma de cultivar ajo desde tu hogar

Muchas legumbres, verduras y tubérculos están expuestos a una serie de químicos para acelerar el desarrollo de su producción. Y en líneas generales, miles de personas en el mundo evitan este hecho, reduciendo su compra desde los supermercados. Por eso, las ferias de verduras alternas son mucho más concurridas, más allá de los buenos precios que estas siempre ofrecen.

Si eres una persona a quien le encanta consumir productos naturales y sanos, pues, debes entonces saber lo dificultoso que es para algunas personas cosechar el ajo. No se sabe a ciencia cierta por qué resulta tan engorroso lograr cosechar en casa este tipo de especia, pero lo que sí te decimos es que en éste artículo podrás descubrir la forma más efectiva.

Lo primero que debes hacer, es adecuar en tu propia casa un espacio donde puedas sembrar. Se recomienda buscar un sitio al aire libre. En este espacio natural, podrás conseguir ajo en un intervalo de tiempo reducido.

Preparación de la semilla para la siembra

Toma una cabeza de ajo normal, las que conocemos comúnmente y separa los dientes. No le quites la concha ni la piel, y no te limites por el tipo de ajo que encuentres. Busca una maceta grande o mediana y llénala de arena de jardín. Intenta dejar el borde despejado. Como casi a dos centímetros entre el borde y la arena.

Esos dientes de ajo ya separados, húndelos en la arena hasta alcanzar una profundidad de diez centímetros. Y casi la misma distancia entre los dientes. La idea es que n se toquen cuando se encuentren dentro de la maceta.

La planta de ajo necesita mucha luz solar. Así que coloca la maseta en un lugar de tu casa donde le entre mucha luz durante el día. El sistema de riego es moderado. Evita inundaciones, ya que el ajo de pudre con el exceso de agua.

¿Cómo sabes que los ajos están listos?

La cosecha tarda aproximadamente 10 meses, máximo. Las horas son marrones. Cuando toman este color, ya sabes que los ajos pueden llevarse a la cocina. Y antes de consumirlos, deja reposarlos en un lugar carente de humedad por una semana.

Luego de este tiempo: puedes comerlos. ¡A disfrutar!

Esta receta para cosechar ajo, es la mejor y más sana entre todos los métodos actuales de cosecha. Pero, es importante saber cuáles son los beneficios de este rubro natural.

Beneficio Nro.1: El ajo es un antibiótico. Por lo que suele actuar de forma natural en contra de microorganismos que algunos medicamentos no pueden combatir.

Beneficio Nro. 2: El ajo es un desparasitaste. Para las personas que han escalado o a quienes les gusta la excursión, al llegar a su destino es recomendable ingerir un diente de ajo por las mañanas para librar el organismo de parásitos que pueden atentar con la vida de la persona.

Beneficio Nro. 3: El ajo cuida el Sistema Cardiovascular. Reduce el colesterol, limpia la sangre convirtiéndose en antioxidante y evita futuras enfermedades en el hígado. De esa forma, mejora la dilatación de los vasos sanguíneos.

Beneficio Nro. 4: El ajo es vitamínico. Contiene vitaminas C, B1, B2 y A. Estas vitaminas ayudan a rejuvenecer la piel, logrando firmeza. También mejoran el sistema respiratorio. Previene la gripe y los resfriados.

Beneficio Nro. 5: El ajo es un potente antiinflamatorio. Sirve para eliminar dolores crónicos.

Así que ya sabes. Con este rubro natural, puedes lograr muchos beneficios y cultivarlo desde tu casa, es lo ideal para tenerlo encasa permanentemente.

Con información: https://universonatural.social/como-cultivar-ajo-desde-tu-casa/

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Te sorprenderá esta forma de cultivar ajo desde tu hogar