Si comes ajo y miel con el estómago vacío durante 7 días, esto es lo que le pasa a tu cuerpo

Este remedio que hemos preparado para ti está elaborado con 2 potentes alimentos, que son el ajo y la miel. El ajo es un vegetal extremadamente beneficioso que puede tratar y prevenir varios problemas de salud aparte de ser un gran añadido a cualquier comida. Para sacarle el mayor provecho al ajo, es mejor consumirlo crudo.

Se considera que el ajo resulta muy efectivo para mejorar la salud cardíaca. Puede reducir el colesterol y la hipertensión, prevenir los ataques cardíacos y las enfermedades coronarias, y también revertir los efectos de la arteriosclerosis. La cabeza de ajo es también beneficiosa para problemas de salud del día a día, incluyendo el resfriado y la gripe, las infecciones de hongos, la alergia al polen, la diarrea del viajero y las picaduras de insectos. Además, puede estimular tu sistema inmune y la capacidad de tu organismo de eliminar las toxinas dañinas. El consumo habitual de ajo puede ayudarte a tratar la diabetes, la próstata agrandada y la osteoartritis. Combinado con la cebolla y el jengibre, el ajo puede ayudarte a desintoxicar tu cuerpo de la quimioterapia.

Cómo usar el ajo

El hecho de que la alicina, conocida como el compuesto activo del ajo, se desnaturalice con el calor, indica que la mejor manera de consumir el ajo es en crudo. Para obtener los mejores resultados, deberías machacar y picar el diente de ajo y dejarlo reposar durante 15 minutos antes de consumirlo. De esta manera, se activará una reacción química que hará que la alicina sea más biodisponible.

Y también resulta muy importante comerlo con el estómago vacío. Cuando el estómago se encuentra inundado de comida, puede provocar ciertas dificultades para que tu cuerpo pueda absorber y procesar todos los nutrientes.

Mezclar el ajo y la miel es una genial manera de añadir ajo crudo a tu dieta:

Deberías coger 2-3 dientes de ajo, picarlos en trozos pequeños y mezclarlos con una cucharada de miel. Toma esta mezcla de forma diaria y en una semana verás increíbles mejoras: notarás que tus niveles de energía aumentan y que te sientes más sano.

Cómo preparar un tónico de ajo para la gripe

Si tienes la piel sensible, te recomendamos que lleves guantes y que te asegures de no frotarte los ojos al preparar este tónico debido a que los aceites naturales pueden provocar una quemadura o un sarpullido en la piel.

Ingredientes:

  • 5 dientes de ajo picados.
  • Media cebolla amarilla picada.
  • 2 pimientos picantes picados.
  • 1 cucharada de jengibre picado.
  • Vinagre de sidra de manzana, crudo y sin filtrar.
  • El zumo de 1 limón.

Direcciones:

Deberías coger un tarro de 350-500 mililitros y llenarlo primero con la cebolla. Luego, añade el ajo y, a continuación, deberías agregar los pimientos rojos picantes y una capa de jengibre. Exprime el limón en otro bol, desecha las semillas y vierte el zumo en el tarro. Al final, deberías añadir el vinagre de sidra de manzana. Cierra el tarro y colócalo en la despensa. ¡Tu tónico está listo! ¡Te asombrarán los resultados!

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Si comes ajo y miel con el estómago vacío durante 7 días, esto es lo que le pasa a tu cuerpo