Secretos coreanos para el cuidado de la piel: lo que todas las mujeres deberían saber

Durante siglos, las mujeres coreanas han estado obsesionadas con el cuidado de su piel. Se han reservado durante años sus secretos de belleza, y siempre están a la última.

Es posible que hayas oído hablar de la exhaustiva rutina de 10 pasos que siguen a diario las mujeres coreanas. Sin embargo, si no dispones del tiempo o incluso del dinero para ese tipo de proceso de varios pasos, estás de suerte.

Estos 7 trucos mantendrán tu piel hidratada e iluminada, sin tener que recurrir a ningún proceso de 10 pasos.

1. Limpieza doble al lavarte la cara

La limpieza es muy importante en el régimen coreano para el cuidado de la piel, de forma que la mayoría de las mujeres se limpian dos veces seguidas para proporcionar a su aspecto un cuidado adicional.

“Todo el mundo se limpia dos veces. Se considera como algo necesario no lavarse la cara sólo una vez”. De todos los hábitos de belleza coreanos que pueden sonar algo raros, éste es el que tiene más sentido.

Procedimiento:

En primer lugar, deberías quitarte el maquillaje usando un limpiador con base de aceite o, al menos, utilizar primero una toallita desmaquilladora. El siguiente limpiador que uses debería ser uno espumoso, o una crema suave. Pero no frotes, ya que hacer movimientos circulares suaves será suficiente.

2. Masajes faciales

Date un masaje de cara a diario. La limpieza mejora la circulación y le proporciona a tu piel un brillo saludable.

“Cuando te des un masaje en la cara, hazlo en la dirección de los músculos, no contra ellos”, afirma Charlotte Cho, curadora y cofundadora de la cadena de belleza SokoGlam, en su próximo libro “El pequeño libro para el cuidado de la piel: secretos de belleza coreanos para una piel sana y luminosa” (“The little book of skincare: Korean beauty secrets for healthy, glowing skin”).

Procedimiento:

  1. Empezando justo por debajo de los pómulos, puedes usar los nudillos de tus 2 primeros dedos (con los puños cerrados), y luego masajear hacia afuera y ligeramente por encima.
  2. Presiona con tanta firmeza como puedas sin que te duela. El aceite ayudará a que la presión no tire de tu piel.
  3. Mientras sigas usando los nudillos, muévelos hacia los lados de tu nariz y hacia la parte superior de tu frente, y luego hacia abajo por el perímetro de tu cara.
  4. Masajea suavemente bajo tus ojos, usando las yemas de tus dedos. Esto ayudará a drenar la hinchazón. Puedes empezar en el puente de tu nariz y luego pasar a tus sienes.

3. Dieta sana

Una norma fundamental del cuidado de la piel que siempre deberías recordar es que “eres lo que comes”, y las mujeres coreanas siguen a rajatabla esta máxima.

La dieta coreana es rica en nutrientes clave que ayudan a alimentar tu piel. Un plato popular es el kimchi, que realmente es col fermentada, la cual está llena de beta-caroteno y de vitamina C que mejoran la salud de tu piel.

Otro ingrediente común que está presente en la dieta es el makgeolli, que es un vino de arroz fermentado rico en aminoácidos y minerales. Ayuda a iluminar tu piel y a mantener su elasticidad.

Sin embargo, no hace falta que sigas una dieta coreana para mejorar la salud de tu piel. Lo que tienes que hacer es conseguir que tu cuerpo obtenga el suficiente suministro de todos los nutrientes esenciales que necesitas para mantener la salud.

4. Recuerda la regla de los 10 segundos

La regla de los 10 segundos se refiere a la rapidez con la que te aplicas tus productos. Se trata de una regla sobre la que se habla continuamente en las revistas de belleza coreanas.

“Tras darte una ducha caliente, debes aplicarte tu tónico en 10 segundos”, según Angela Kim, fundadora de Insider Beauty (un sitio de comercio electrónico que vende productos coreanos de maquillaje y de cuidado de la piel en EEUU). Esto se debe a que cuanto más esperes, más se deshidrata tu piel.

Por lo tanto, cuanto más rápido puedas retener la humedad y mantener tu piel protegida, mejor.

5. Lávate la cara con agua de arroz

Las mujeres coreanas tienen una larga historia de prepararse su propia agua de arroz para lavarse la cara. Esto se debe a los beneficios para la piel que tradicionalmente se le adjudican.

El agua de arroz es un hidratante natural que ayuda a disminuir las manchas oscuras, a ralentizar el envejecimiento, a iluminar la piel y a reducir las manchas de la edad.

Procedimiento:

  1. Sumerge los granos de arroz durante 10-15 minutos.
  2. Remueve.
  3. Usa el agua lechosa como un pseudo-tónico.

6. Abofetéate la cara (¡sí, con fuerza!)

Ésta es una técnica realmente popular en Corea. Tras finalizar su régimen diario de cuidado de la piel, las mujeres coreanas se abofetean la cara unas 50 veces. Esto aumenta la circulación sanguínea y reafirma los músculos de la cara.

Es posible que esto suene a una locura, pero cuando se trata de abofetear, ¡”cuantas más veces, más feliz” y “cuanto más fuerte, mejor”!

7. Usa protector solar

Por último, un paso importante es usar protector solar. Los coreanos son extremadamente precavidos con el Sol, y por un buen motivo.

Los rayos del Sol hacen que envejezcas con mayor rapidez. Por lo tanto, hazte con un buen protector solar con un factor de protección elevado. Debes convertir su uso en un hábito, incluso si vas a salir de casa durante sólo 5 minutos. Esto ayudará a tu piel en el largo plazo.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Secretos coreanos para el cuidado de la piel: lo que todas las mujeres deberían saber