Reglas para comer y hacer ejercicio para perder peso con mayor rapidez

Seguir una dieta extremadamente estricta no es sano. Es posible que adelgaces, pero el resultado no durará mucho tiempo. De hecho, cuando comes demasiado poco de forma habitual, tu cuerpo piensa que está hambriento y obtiene la energía de los músculos y otros tejidos para intentar conservar la grasa.

Esto llevará a un aumento de peso, incluso si sólo comes una vez al día. La clave es perder peso lentamente, ya que es mucho mejor para tu organismo y más sostenible en el largo plazo. Además, una pérdida de peso rápida puede provocar cálculos biliares. El riesgo es mucho más elevado en las mujeres que en los hombres.

Si quieres adelgazar, mantén un pequeño déficit de calorías.

Por ejemplo, si tu ingesta habitual de calorías es de 1.900 kcal al día, reduce esta cantidad a 1.700 kcal al día. Tus necesidades calóricas diarias exactas deberían calcularse en base a tu altura, tu peso, tu edad y tu nivel de actividad. Asegúrate de que no comes alimentos con un elevado contenido de calorías sin darte cuenta. Comprueba la información nutricional en los envases de los alimentos. Además, presta especial atención al tamaño de la ración.

Deberías comer alimentos menos proclives a aumentar los niveles de insulina en tu cuerpo.

Son los alimentos que tienen un índice glucémico (IG) bajo, que es un número que indica el efecto de la comida en el nivel de glucosa en sangre de una persona.

Evita los hidratos de carbono de absorción rápida.

En su lugar, come alimentos ricos en proteínas y en fibra, ya que te ayudarán a sentirte lleno antes y, de esta manera, no comerás en exceso. Las proteínas contribuyen a producir masa muscular, y el tejido muscular quema más calorías que la grasa corporal, incluso cuando estás en reposo.  Sólo sigue estas reglas sencillas y tu cuerpo dejará de almacenar alimentos para cuando no haya.

Hacer ejercicio quema calorías y grasa.

Esto se debe a que el ejercicio estimula tu metabolismo al generar músculo. Sin embargo, algunas personas que intentan perder peso suelen sobrestimar la cantidad que queman y subestimar la cantidad que ingieren. Por desgracia, tu organismo está programado biológicamente para mantener los kilos de más. Esto significa que cuando empiezas a hacer ejercicio, tu cuerpo nota el déficit y refuerza sus señales de hambre.

Cuando haces ejercicio, los músculos trabajan más y necesitan más glucosa para quemar como energía.

Por lo tanto, si eres una persona físicamente activa, tienes que restituir tu suministro de azúcar todos los días. Si optas por entrenar con repeticiones y pesos moderados, tendrás que pasar 1-1,5 horas en el gimnasio. Sin embargo, para entrenamientos mediante intervalos de alta intensidad, 20 minutos serán suficientes. Después de hacer ejercicio, tu cuerpo seguirá quemando calorías extra a lo largo del día. ¡Incluso mientras duermes! También es una buena idea tomar un batido que contenga hidratos de carbono y proteínas durante tu entrenamiento. Esto ayudará a que vuelvas a tener tus niveles de cortisol bajo control de manera mucho más rápida que lo normal.

Muchas personas que entrenan de forma avanzada evitan los ejercicios que les resultan desafiantes porque no les gusta enfrentarse a cosas en las que no son buenos de forma natural. Sin embargo, ésas son las actividades o movimientos que ayudarán a esculpir un cuerpo más fuerte y equilibrado, y a prevenir las lesiones por un uso excesivo. Tanto si evitas las sentadillas, las abdominales o los estiramientos, asegúrate de añadir esos ejercicios a tu rutina 2 o 3 veces a la semana.

Entrena de forma sosegada con otra persona. Por lo menos una vez por semana, haz ejercicio con un colega que se mueva de manera más pausada. Esto le dará a tu cuerpo la oportunidad de regenerarse, y puede que incluso de tener un poco más de diversión.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Reglas para comer y hacer ejercicio para perder peso con mayor rapidez