Piel de plátano: la cura milagrosa para el acné

Tanto la carne como la piel del plátano son ricas en vitamina C, que resulta esencial para tener una piel sana. Otro nutriente importante para tener una piel sana y luminosa es la vitamina B6, de la cual la piel del plátano también es abundante.

Además, los plátanos contienen un antioxidante conocido como luteína, que ayuda a prevenir el daño que la penetrante luz solar provoca en la piel. Todos estos factores hacen que las pieles de plátano sean uno de los remedios caseros más efectivos y potentes para el acné.

1. Frotar piel de plátano en tu cara

Frotar una piel de plátano en tu cara es una de las formas más sencillas de usarla.

Materiales:

  • 1 piel de plátano

Procedimiento:

  1. Lávate la cara con un jabón suave.
  2. Masajea tu cuello y tu rostro con el interior de la piel de plátano durante al menos 10 minutos.
  3. Si ves que la piel se vuelve marrón durante el proceso, deséchala y usa una nueva.
  4. Espera 30 minutos.
  5. Lávate la cara.

Notas:

Para obtener los mejores resultados, repite el proceso al menos una vez al día.

2. Piel de plátano y limón

La acidez natural de los limones ayuda a combatir las bacterias que provocan el acné, a la vez que también funciona como agente blanqueador para disminuir la aparición de cicatrices.

Procedimiento:

  1. Haz una pasta con la piel de plátano.
  2. Mezcla partes iguales de zumo de limón recién exprimido y pasta de piel de plátano.
  3. Usando una bola de algodón, aplica la pasta en la piel afectada.
  4. Masajea suavemente.
  5. Déjala durante 15 minutos.
  6. Lava con agua tibia.
  7. Sécate con pequeños toques.
  8. Repite a diario.

3. Piel de plátano y miel

La miel posee excelentes propiedades antibacterianas. Además es humectante, lo que ayuda a hidratar tu piel. Por otro lado, sus suaves propiedades blanqueadoras atenúan las cicatrices del acné con el uso habitual.

Materiales:

  • 1 cucharada de piel de plátano machacada.
  • ½ cucharada de miel cruda.
  • Hidratante sin aceite.

Procedimiento:

  1. Mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta suave.
  2. Aplica la mezcla en las zonas afectadas de tu piel.
  3. Déjala durante unos 15 minutos.
  4. Lava usando agua templada.
  5. Sécate con pequeños toques.
  6. Aplícate un hidratante sin aceite.

Cómo ahorrar pieles de plátano:

  1. Corta un trozo de la piel del plátano cada vez. Haz una incisión poco profunda alrededor de una sección lo bastante grande como para usarla en tu cara. Luego pélala y úsala.
  2. De esta manera, es posible mantener intacto un plátano y que dure 1-2 días dependiendo del tamaño. El plátano queda expuesto al aire, pero seguirá estando bien para añadirlo a un batido al final del día.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Piel de plátano: la cura milagrosa para el acné