¿No sabes cómo perder peso? Practica estos 7 hábitos

Perder peso se basa en hacer cambios pequeños con los que puedas vivir. A medida que incorporas estos ajustes en tu estilo de vida, notarás cómo pueden sumar un gran ahorro de calorías de cara a perder peso.

Éstos son 7 hábitos para ayudarte a hacer realidad tu sueño de adelgazar:

7 hábitos para perder peso

1. Beber agua

Bebe agua, no refrescos, ni té helado, ni otras bebidas. Sólo agua corriente.

Consumir la cantidad suficiente de agua es una parte importante de cualquier programa de acondicionamiento porque mantiene a tu cuerpo funcionando en homeostasis y ayuda en todos los aspectos de la función corporal. La gente en forma bebe al menos 6-8 vasos de 340 mililitros de agua cada día, además de la que necesiten durante el ejercicio.

Nota:

Es posible beber demasiada agua, lo que puede diluir los electrolitos de tu cuerpo (como el sodio, el potasio, el cloro y el magnesio). No bebas más de 3,8 litros de agua al día, a menos que estés reponiendo tus electrolitos.

2. No te saltes el desayuno

Tomar un desayuno lleno de fibra y de proteínas magras te ayudará a mantenerte satisfecho, ayudándote así a tomar mejores decisiones de alimentación a lo largo del día. Para maximizar la potencia del desayuno, opta por comidas que no estén cargadas de hidratos de carbono y que no tengan nada de sustancia para mantenerte lleno, como los cereales fríos, los bagels y los bollos.

Puedes probar con huevos revueltos en una tostada de pan integral, una tortilla cargada de verduras o un yogur natural griego con una taza de tu fruta favorita.

3. Haz ejercicio de manera regular

Prueba nuevas formas de ejercicio. Puedes ir a bailar, nadar largos en una piscina local o jugar al frisbee. Encontrar una forma de ejercicio con la que disfrutes de verdad te facilitará ceñirte a una rutina de ejercicio, e incorporar nuevos tipos de ejercicios puede mantenerte estimulado y hacer que sea menos probable aburrirte.

4. Come poco, pero a menudo

Lo correcto son las comidas pequeñas pero frecuentes. ¿Por qué? Porque si esperas más de 3 horas sin comer, tus niveles de la hormona del estrés cortisol aumentan. Los niveles elevados de cortisol avisan al cuerpo de que almacene grasa en la zona abdominal. Recuerda que las personas que se saltan el desayuno tienen los mayores niveles de cortisol.

Consumir comidas pequeñas más a menudo disminuye tus niveles de cortisol, según un estudio publicado en la revista de medicina New England Journal of Medicine. En dicho estudio, las personas que tomaron 6 comidas pequeñas al día durante 2 semanas, en vez de 3 comidas grandes con la misma cantidad de calorías, redujeron sus niveles de colesterol en más de un 17%. También perdieron grasa abdominal.

Cuando tomas comidas pequeñas pero frecuentes en el largo plazo, tu cuerpo es más eficaz a la hora de mantener los niveles de cortisol bajos, por lo que resulta de ayuda para disminuir tu grasa abdominal.

5. Duerme lo suficiente

Los estudios han demostrado que un sueño inapropiado puede provocar un aumento de peso. La mayoría de las personas necesitan alrededor de 8 horas de sueño cada noche, aunque hay un montón de variabilidad: algunas personas necesitan más y otras menos. Puedes saber si estás durmiendo lo suficiente si te despiertas fresco y listo para ponerte en marcha, en vez de atontado y malhumorado.

6. Opta por alternativas sanas

Optar por alimentos con menos grasas, calorías, azúcar y sal es la forma más fácil y simple de perder peso sin hacer dieta. Por ejemplo, puedes reemplazar los refrescos por agua, el pan blanco por integral, y los frutos secos con sal por opciones sin ella.

7. Estudia tus hábitos de alimentación

¿Comes mientras cocinas, picoteas por la noche o te terminas las comidas de tus hijos? Echa una ojeada a tus hábitos de alimentación y será más fácil identificar ciertos comportamientos que puedes cambiar y que sumarán un gran ahorro de calorías.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

¿No sabes cómo perder peso? Practica estos 7 hábitos