No Creerás Lo Que Las Pasas Pueden Hacen Por Tu Salud

Las personas han estado preservando uvas como pasas por milenios, y por buenas razones. Si las pones en tu avena o las comes por puñado, ellas empacan un golpe alimenticio e incluso tienen uso medicinal. Como con la mayoría de las cosas, sin embargo, la moderación es clave.

Una descomposición nutricional de las pasas

Las pasas son lo que queda después de que toda el agua se retira de las uvas. Debido a que la deshidratación disminuye el volumen, tienen un contenido considerablemente más alto de azúcar y calorías en una porción más pequeña, en comparación con la fruta fresca.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una porción de pasas es de un cuarto de taza. Esto contiene 108 calorías y 21 gramos de azúcar. Compara eso con un cuarto de taza de uvas sin semillas, que contienen 26 calorías y 5,9 gramos de azúcar.

¡Aumenta tu consumo de pasas con esta receta de muffins de zanahoria y pasas!

Con moderación, sin embargo, las pasas son más que un sabroso aperitivo. Están repletas de vitaminas, minerales y una gran cantidad de compuestos antioxidantes.

Boro

Las pasas tienen una de las concentraciones más altas de boro en la dieta Occidental, con 2,2 mg por cada 100 gramos. El boro es un oligoelemento importante para mantener sanos a los huesos y las articulaciones. Algunas investigaciones sugieren que el boro podría desempeñar un papel importante en el tratamiento de la osteoporosis, o pérdida ósea comúnmente asociada con la edad.

Fibra

El adulto promedio necesita entre 25 y 38 gramos de fibra cada día, según el Instituto de Medicina. Sin embargo, la mayoría de las personas obtienen mucho menos que eso. La fibra dietética es una parte esencial de la dieta humana – es importante para la salud digestiva y mucho más. Una taza de pasas puede contener hasta 6,1 gramos de fibra dietética. Gran parte de eso es fibra soluble, que mejora la regularidad intestinal y puede ayudar a controlar los niveles de glucosa y colesterol en la sangre.

Prebióticos

Las pasas también contienen otra forma de fibra dietética conocida como prebióticos. Éstos son compuestos que pueden mejorar la salud digestiva al estimular el crecimiento de “buenas bacterias” en el colon. Los fructanos y la inulina son dos de estos prebióticos, y ambos se encuentran en las pasas en grandes cantidades.

Antioxidantes

Los polifenoles son antioxidantes importantes que trabajan para combatir el daño causado por los radicales libres. Los que se encuentran en las concentraciones más altas en las pasas son quercetina y kaempferol. Se cree que estos compuestos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, y se dice que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre y promueven una sensación de plenitud.

Debido a que muchos nutrientes se concentran cuando el agua de una fruta se elimina, estos antioxidantes se encuentran en cantidades más altas en las pasas que en las uvas.

El Veredicto

Incluso con su contenido relativamente alto de azúcar, se ha encontrado que las pasas ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Y en un estudio, se demostró que comer bocadillos de pasas tres veces al día – en lugar de otros bocadillos comunes con recuentos de calorías similares – puede ayudar a bajar la presión arterial.

Así que meriéndalas y colócalas en tus recetas. Pero recuerda, las pasas son más altas en azúcar y calorías que las frutas frescas, por lo que debes moderar su consumo en consecuencia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

No Creerás Lo Que Las Pasas Pueden Hacen Por Tu Salud