¡No consumas jengibre si tienes alguno de estos problemas de salud!

El jengibre es una de las mejores cosas que consumirás jamás, e incluso la ciencia confirma esto. Es eficaz en el tratamiento de numerosos trastornos digestivos, proporciona un montón de fabulosas enzimas y limpia el cuerpo.

Sin embargo, el jengibre no siempre es bueno para ti. Algunas personas deberían evitarlo a cualquier precio.

El jengibre no está recomendado para los siguientes grupos de personas:

1. Peso por debajo de lo normal

El jengibre está lleno de fibra, y equilibra el pH del estómago. Estimula la secreción de enzimas digestivas y promueve el proceso de quema de grasas. Esto puede provocar una pérdida de apetito, de peso, de masa muscular y de pelo. También es probable que las mujeres tengan que lidiar con ciclos menstruales irregulares.

2. Trastornos de la sangre

El jengibre mejora la circulación sanguínea y está recomendado para quienes tienen que enfrentarse a la obesidad, a la diabetes, a la enfermedad arterial periférica o a la enfermedad de Raynaud.

Sin embargo, los pacientes diagnosticados con hemofilia deberían evitarlo por completo. La hemofilia es una enfermedad en la que la sangre no se coagula. El jengibre empeorará el problema, dado que neutraliza el efecto de los medicamentos que se prescriben para esta enfermedad.

3. Embarazo

Los estimulantes que contiene el jengibre mejoran la digestión y fortalecen los músculos. No obstante, el jengibre no se recomienda a mujeres embarazadas, porque podría provocar contracciones uterinas y parto prematuro.

Aunque algunas mujeres lo usan para aliviar las náuseas matutinas, las embarazadas deberían evitarlo, especialmente si están en el tercer trimestre de su embarazo.

El jengibre también afecta a la absorción del hierro y de las vitaminas liposolubles.

4. Medicación

No consumas jengibre si te han recetado medicamentos para la diabetes o la hipertensión. El jengibre modifica el efecto de la insulina, los betabloqueantes y los anticoagulantes. Diluye la sangre de manera natural, y los científicos han encontrado que también reduce la presión sanguínea.

¿Necesitas una alternativa? Consume pimientos dulces, pimentón o pimienta de Cayena. Milka Raicevic, una famosa nutricionista, cree que los pimientos y el jengibre comparten los mismos beneficios.

Agrégalos a tu limonada, y disfruta de una fabulosa bebida desintoxicante.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

¡No consumas jengibre si tienes alguno de estos problemas de salud!