Los principios básicos de la pérdida de peso

Los estudios muestran que es fácil averiguar los hábitos de alguien prestando atención a cómo se distribuye la grasa en las distintas partes de su cuerpo. Además, identificar las zonas problemáticas facilita la creación de un plan de entrenamiento y la determinación de maneras de eliminar la grasa de dichas zonas.

Éstos son algunos consejos para perder peso que te ayudarán a librarte del exceso de grasa y a conseguir el cuerpo de tus sueños. Ten en cuenta que estos consejos son sólo la punta del iceberg: si quieres estar delgado y sano, seguirás teniendo que seguir una dieta saludable, dormir lo suficiente y hacer ejercicio de forma habitual.

He aquí los cinco principios básicos de la pérdida de peso:

1. Parte superior

Si notas que hay un montón de grasa en tus manos, tus antebrazos, tus hombros, tu pecho, tu barriga o tu espalda, esto significa que no eres físicamente activo y que tu dieta está llena de basura y alimentos poco saludables. Se trata de un problema habitual entre las personas que tienen un trabajo de nueve a cinco y que se encuentran abrumadas con papeleo y fechas límites, ya que las mismas tienen tendencia a recurrir a comida que sea rápida, sencilla y barata.

Así que, ¿qué hay que hacer para solucionar este problema?

Si quieres librarte del exceso de grasa en la parte superior de tu cuerpo, entonces tienes que cambiar tu dieta. Debes asegurarte de que consumes un total de entre quinientas y mil calorías al día, y de que haces ejercicio al menos cinco veces a la semana durante un tiempo de entre treinta minutos y una hora. Lo mejor es que combines rutinas de entrenamiento de cardio con algunas flexiones y abdominales para centrarte en las zonas problemáticas de la parte superior de tu cuerpo.

2. El pecho, la zona alrededor del abdomen y toda la espalda

El exceso de grasa en estas partes pone de manifiesto que has estado siguiendo una dieta poco saludable, saltándote comidas o dándote atracones. Obviamente, también demuestra que no has estado realizando ninguna actividad física.

Para eliminar el exceso de grasa en estas zonas, tienes que incorporar más alimentos sanos a tu dieta y tomar cinco comidas pequeñas al día. Dichas comidas deben ser ricas en nutrientes, y no en calorías.

También se recomienda que salgas de casa o de la oficina y participes en actividades como correr, montar en bicicleta, nadar y hacer ejercicios para perder grasa en tu barriga y tu espalda.

3. La zona abdominal desde tu ombligo hasta la zona lumbar de la espalda

¿Estás estresado? Echa un vistazo a tu barriga. Según los estudios, quienes suelen estar estresados tienen barrigas grandes debido al hecho de que sus cuerpos mantienen la producción de cortisol, que suele ser conocida como la hormona del estrés. Seguir una dieta poco saludable, consumir demasiado alcohol y llevar un estilo de vida sedentario son también motivos que se encuentran detrás de la presencia de un exceso de grasa en estas zonas.

Las mejores formas de ejercicio para estas zonas problemáticas son el Pilates y el yoga. Tienes que estirar las extremidades y liberar el estrés y la tensión de tu cuerpo. También tienes que llenarte de alimentos que sean ricos en proteínas, minerales y fibra. Si te encuentras con que tu barriga está hinchada la mayor parte del tiempo, puede deberse a que has estado bebiendo demasiado alcohol o a que has tenido ciertos problemas respiratorios. Para solucionar estos problemas, reduce el alcohol (¡es difícil, pero hay que hacerlo!) y visita a tu médico para determinar qué está provocando tus problemas respiratorios.

4. Piernas, nalgas y la zona alrededor del abdomen

El exceso de grasa en estas zonas es un problema habitual entre las mujeres. Esto se debe a que durante el embarazo, las mujeres ganan un montón de peso en la zona inferior del cuerpo. Para eliminar el exceso de grasa en estas zonas, debes cambiar tu dieta y participar en actividades físicas como el entrenamiento en circuito, el Zumba, el ciclismo, el CrossFit y correr. También deberías incluir rutinas de entrenamiento como abdominales, elevaciones de piernas y lagartijas congeladas de un minuto.

5. Nalgas, muslos y zona abdominal

Las mujeres identifican estas partes del cuerpo como la “zona crítica”. No realizar actividades físicas y seguir una dieta llena de alimentos poco saludables provoca la acumulación de grasa en estas partes del cuerpo. También puede producir inseguridades, sobre todo durante el verano, cuando quieren ponerse bikinis pero no pueden debido a que les preocupan demasiado sus cuerpos y no quieren enseñar los michelines.

Para acabar con el exceso de grasa en estas zonas problemáticas, debes reducir la ingesta de hidratos de carbono y llenarte de alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales. Si tienes un trabajo de nueve a cinco y debes sentarte durante la mayor parte del tiempo, encuentra una forma de hacer un hueco de una o dos horas en tu agenda diaria para levantar algunas pesas y hacer algunas rutinas de entrenamiento sencillas como sentadillas, lagartijas congeladas, abdominales, flexiones y elevaciones de piernas. También puedes probar con el entrenamiento en circuito y el ciclismo para centrarte en la grasa de estas zonas problemáticas.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los principios básicos de la pérdida de peso