Los peores alimentos para tus dientes

Tienes que cuidar tus dientes: son increíblemente importantes y vitales para tu vida diaria. Los usamos todos los días, masticando comida y luciendo impecables sonrisas. Si dañamos nuestros dientes, ya sea por la acumulación de placa, el amarilleamiento o la pérdida de dientes, podemos volvernos cohibidos, entre otras cosas.

El cepillado y la limpieza diarios de tus dientes deberían ser la norma. Eliminan la placa y reducen el riesgo de caries, mal aliento, empastes, coronas e incrustaciones. Revertir el daño puede resultar costoso pero, aún así, deberías ir al dentista para hacer una revisión, una buena limpieza o un empaste si lo necesitas, ya que esto puede ayudar a revertir los efectos de una mala higiene.

Sin embargo, puedes cepillarte los dientes correctamente y, pese a ello, estar dañándolos de manera importante por culpa de tu dieta. El azúcar no sólo engorda, sino que puede pudrir tus dientes. Para limitar el daño, limita su ingesta. Éstos son los peores alimentos que puedes consumir.

Frutas cítricas

El general, la fruta es buena para ti, y la fructosa que contiene no es en absoluto dañina. Sin embargo, las frutas cítricas son increíblemente ácidas y, con el paso del tiempo, pueden erosionar tu esmalte dental. El pomelo y los limones son los peores, mientras que el zumo de naranja produce menos daño debido a que es menos ácido.

Caramelos masticables

Normalmente, el caramelo es peor cuanto más pegajoso sea (aunque los caramelos duros también son malos para ti). Los caramelos masticables, como los tofes, se pegan a tus dientes durante largos periodos de tiempo, y pueden quedarse atascados en los huecos que hay entre tus dientes. Esto hace que las bacterias infecten tu boca, convirtiendo el azúcar en ácido.

Vino

Solemos hablar sobre los efectos del alcohol, pero no mucha gente habla sobre el daño que puede producir en tus dientes. Si las resacas y la posibilidad de adicción no fueran suficientes, el vino también es ácido y puede manchar tus blancos dientes. Aunque mucha gente se queja sobre las manchas que produce el vino tinto en los labios o en los dientes, el vino blanco hará que otros alimentos y bebidas que tomes también manchen tus dientes.

Sin azúcar

Las bebidas, los caramelos e incluso el yogur sin azúcar son tan perjudiciales como los productos con azúcar. Esto se debe a que el azúcar se reemplaza por aditivos que son artificiales o igual de ácidos. Sin embargo, dado que los productos sin azúcar son igual de perjudiciales, esto no significa que debas elegir las alternativas con azúcar. Deja de tomar tanto refrescos como bebidas deportivas.

Hielo

Puede que el hielo sólo sea agua congelada. Sin embargo, no es inocuo. A muchas personas les gusta masticar los cubitos de hielo, de modo que este producto “sin calorías” ejerce un estrés sobre tus dientes. ¡Sería mejor si la gente se limitase simplemente a beber agua!

Café

Esta bebida básica de oficina puede ser increíblemente perjudicial. No es sólo que el café manche tus dientes (piensa en cómo se queda el interior de tu taza de café), sino que algunas personas lo toman con azúcar. Muchos no están dispuestos a abandonar sus cafés matutinos, pero tomándolos con moderación y sin azúcar, no habrá ningún problema.

Patatas fritas

Las patatas fritas no llevan azúcar, ¿verdad? De hecho, son saladas, justo lo contrario. Así que, ¿por qué son malas para ti? La respuesta se encuentra en el almidón, además de en el hecho de ser crujientes, lo que hace posible que se queden metidas entre tus dientes y alrededor de ellos. Si vas a tomarte un bol de patatas fritas, ¡luego pásate el hilo dental y cepíllate!

Hay maneras de limitar el daño a tus dientes. Elimina de tu dieta tanto azúcar como puedas, y deja las galletas, los caramelos y el chocolate como chucherías ocasionales. Cepíllate después de desayunar y antes de ir a la cama, y asegúrate de pasarte el hilo dental.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los peores alimentos para tus dientes