Los increíbles beneficios de las hojas de betel para tu salud

El betel es una hoja que se consume sobre todo en Asia. Estas hojas son ricas en nutrientes como la vitamina C, la tiamina, la niacina, el caroteno y la riboflavina, lo que las convierte en un excelente remedio natural para varios problemas de salud. Además, se cree que estas hojas poseen propiedades anticáncer.

Éstos son los beneficios de las hojas de betel para la salud:

Para la indigestión

La hoja de betel viene bien para este tipo de síntomas. Tanto las semillas de ajowan como las hojas de betel propiamente dichas son extremadamente buenas para tratar la indigestión, pero cuando se combinan juntas constituyen un remedio casero mucho más efectivo. Además, preparar este remedio no podría ser más sencillo. Simplemente coge una hoja de betel fresca, añade algunas semillas de ajowan y también una pizca de sal. Enróllalo, mastícalo y trágalo con un vaso de agua. También puedes probar a utilizar hoja de betel fresca y tierna para este remedio, y además puede usarse con niños. Este remedio proporciona un alivio inmediato, así que, ¿por qué tomar antiácidos cuando dispones de un remedio casero tan fácil y efectivo como éste?

Para el resfriado

La hoja de betel también resulta extremadamente buena para tratar el resfriado, y la mejor forma de usarla es preparar un kashayam con ella. Cualquier extracto de hierbas que se utilice para tratar enfermedades se conoce como kashayam, y pueden ser muy fáciles de elaborar, como es el caso de este kashayam de hoja de betel. Normalmente, el kashayam se prepara hirviendo las hierbas con agua, pero para este tipo de remedio todo lo que necesitamos es el extracto. No importa si se trata de una receta sencilla hecha con sólo 1 o 2 ingredientes, ya que el resultado es lo que más importa. El kashayam de hoja de betel tiene la capacidad de proporcionar alivio de la congestión respiratoria. Para preparar el kashayam, coge una hoja de betel, pícala con agua hirviendo en una batidora y extrae su zumo. Añade una pizca de pimienta en polvo a este zumo, además de otra pizca de jengibre seco en polvo.

Para el dolor de cabeza

Tal y como hemos dicho, la hoja de betel se ha utilizado durante muchos años para tratar el dolor de cabeza. Una trabajadora de una granja vecina siempre se ha puesto hojas de betel en sus sienes por la mañana durante la temporada fría de invierno. Un día, cuando le pregunté sobre ello, contestó que tiene la capacidad de prevenir los dolores de cabeza, ya que en invierno se tiene que levantar temprano todos los días para ordeñar la leche de las vacas. Éste es el principal motivo por el que me encantan los remedios caseros, ya que puedes usarlos de verdad durante meses sin padecer ningún efecto secundario o alergia. Para los dolores de cabeza, puedes aplicarte trozos pequeños de hoja de betel fresca a ambos lados de tus sienes. Para preparar el extracto, muele la hoja de agua con una pequeña cantidad de agua hervida y luego extrae su zumo. Añade varias gotas de aceite esencial de alcanfor al zumo que has extraído, y aplica esta mezcla en tus sienes para conseguir un gran efecto de alivio de tu dolor de cabeza. También puedes hervir las hojas en agua e inhalar su vapor.

Para el envenenamiento

La hoja de betel y los granos de pimienta son conocidos por ser una gran combinación que puede usarse para varias finalidades. Esta mezcla es muy conocida y, de hecho, puedes verla mencionada en muchos libros. Experimentar un envenenamiento de una fuente desconocida es muy peligroso, sobre todo si no dispones de ayuda médica inmediata cerca. Son momentos en los que las hierbas resultan extremadamente útiles, y a veces también pueden salvar vidas. La hoja de betel junto con los granos de pimienta funcionan como un antídoto natural para envenenamientos leves producidos por insectos, y pueden ser muy beneficiosos. Sólo coge una única hoja de betel, coloca al menos entre 4 y 5 granos de pimienta en medio, dobla la hoja para hacer un paquete, mastícala y trágala. Además, este remedio es apto para los niños. También puedes hervir los ingredientes con una taza de agua hasta que se reduzca a la mitad, colarla y usarla como remedio casero para curar la indigestión.

Para las espinillas y la piel

Como la hoja de betel es conocida por ser un antiséptico, resulta una cataplasma realmente buena que se puede usar para tratar espinillas en la cara y heridas leves, además del dolor de estómago en bebés. Para tratar las espinillas, sólo tienes que preparar una pasta espesa y suave con hojas tiernas de betel y una pequeña cantidad de agua hervida, y luego aplicarla en los granos. Como medida preventiva, también puedes elaborar un líquido de limpieza facial con hojas de betel hirviéndolas en agua y luego usándola para la cara. Este mismo líquido también puede utilizarse para hacer gárgaras, ya que puede ser un remedio para el dolor de garganta.

El zumo de hoja de betel también puede aplicarse de manera externa en la piel para curar enfermedades cutáneas como la psoriasis y el eccema. Además, la hoja de betel puede usarse con bebés para tratar el dolor de estómago mediante el calor. Usarla a modo de apósito es extremadamente reconfortante para los bebés, pero tienes que tener mucho cuidado con el calor, así que compruébala siempre contigo antes de aplicar la hoja en bebés, ya que es fácil sobrecalentar las hojas.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los increíbles beneficios de las hojas de betel para tu salud