Los 5 mejores remedios naturales contra la sinusitis

Existen varios remedios naturales que pueden aliviar el dolor de los senos nasales, sin importar si tus síntomas se deben a las alergias, el resfriado común o una infección de los senos nasales (sinusitis).

Antes de recurrir a los antibióticos o las medicinas, prueba estos remedios naturales contra el dolor de senos nasales para ayudar a curar la congestión y el malestar.

¿Qué es una infección de los senos nasales?

Según el Dr. Axe, los senos nasales o cavidades nasales son espacios huecos por los cuales fluye el aire en el interior de los huesos que rodean la nariz.

La sinusitis o infección de los senos nasales ocurre cuando tus cavidades nasales se inflaman y se hinchan. Normalmente, tus senos nasales están llenos de aire, y cuando se bloquean y se llenan de fluidos, las bacterias, los gérmenes, los hongos y los virus pueden crecer, provocando así una infección.

Remedios naturales para el dolor de los senos nasales:

1. Ajo

El ajo es conocido por ser uno de los mejores antibióticos naturales. No es sólo la mejor manera de tratar de forma natural una sinusitis, sino también de prevenirla en primer lugar.

En un estudio, los participantes tomaron suplementos de ajo o un placebo durante 12 semanas a lo largo de la temporada de resfriados, entre noviembre y febrero. Los que tomaron ajo fueron menos propensos a coger un resfriado y, cuando lo cogieron, se recuperaron de manera más rápida que el grupo del placebo.

Al mismo tiempo, los participantes que no tomaron ajo, es decir, los del grupo del placebo, tuvieron mayores probabilidades de contraer un resfriado a lo largo del periodo de 12 semanas del tratamiento.

El estudio atribuyó la capacidad del ajo de prevenir el virus del resfriado común a su componente activo, la alicina.

Para promover la salud general en adultos, la Organización Mundial de la Salud recomienda una dosis diaria de 2-5 gramos (más o menos 1 diente) de ajo fresco, entre 0,4 y 1,2 gramos de ajo seco en polvo, entre 300 y 1000 miligramos de extracto de ajo, 2-5 miligramos de aceite de ajo u otras formulaciones que contengan 2-5 miligramos de alicina.

2. Mantente hidratado

Mantenerte hidratado ayuda a tu cuerpo de varias maneras, lo que incluye mantener la humedad de los senos nasales. Bebe agua a lo largo de todo el día, y mantente alejado de bebidas alcohólicas o con cafeína, ya que pueden provocar deshidratación.

Aunque la ingesta recomendada de fluidos difiere entre personas, una guía sencilla es beber al menos 8 vasos de 225 mililitros al día.

Pero, ¿cómo puedes saber si estás bebiendo suficiente agua? Si el color de tu orina es claro, significa que estás hidratado.

3. Inhalación de vapor

Puedes descomponer la mucosa espesa con sólo unas pocas gotas de aceite de menta o eucalipto en agua caliente. Con la cara hacia abajo sobre el agua, ponte una toalla sobre la nuca e inhala el vapor.

Esto también puede funcionar añadiendo unas gotas de esos aceites al agua de un humidificador. De hecho, algunas de estas máquinas tienen un pequeño tanque que se incluye precisamente para eso.

4. Usa especias

Los alimentos picantes, como los pimientos picantes, la mostaza, el rábano picante, el curry y el wasabi pueden ayudar a despejar los senos nasales. Puedes añadir especias picantes a tus platos para abrir tus conductos nasales.

5. Vitamina C

La vitamina C es importante para el correcto funcionamiento de tu sistema inmune, que es el que ayuda a tu cuerpo a combatir las infecciones y a protegerlo de las mismas.

Como antioxidante, la vitamina C ayuda a proteger tus células del daño de los radicales libres, los cuales están presentes en cosas que pueden contribuir de forma habitual al desarrollo de infecciones de los senos nasales, como el humo de los cigarrillos y la contaminación del aire. La ingesta recomendada de vitamina C es de 1.000 miligramos 3 veces al día.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los 5 mejores remedios naturales contra la sinusitis