Los 12 mejores superalimentos para limpiar el hígado

El hígado, que pesa menos de 1.5 kilogramos en adultos sanos, es uno de los órganos vitales del cuerpo. Es responsable de muchas funciones importantes relacionadas con la digestión, el metabolismo, la inmunidad y el almacenamiento de nutrientes que el cuerpo necesita para sobrevivir.

No sólo eso, sino que además el hígado es una glándula que segrega sustancias químicas necesarias para otras partes del cuerpo. De hecho, el hígado es la única parte de tu cuerpo es que tanto un órgano como una glándula.

Un hígado sano regula la composición sanguínea, elimina toxinas dañinas de la sangre y procesa y convierte los nutrientes absorbidos por los intestinos durante la digestión en otras formas que el cuerpo puede utilizar. También almacena vitaminas, hierro y el azúcar simple glucosa.

Además, es responsable de descomponer la insulina, la homoglobina y otras hormonas, destruye los glóbulos rojos viejos y produce sustancias químicas necesarias para que la sangre coagule correctamente.

Debido a que el hígado lleva a cabo tantas funciones vitales, es importante mantenerlo sano. Una dieta poco saludable y un mal estilo de vida pueden sobrecargar el hígado y hacer que trabaje en exceso, haciendo que sea incapaz de procesar las toxinas y la grasa de manera eficiente.

Esto puede elevar el riesgo de obesidad, enfermedad cardiovascular, fatiga crónica, dolores de cabeza, problemas digestivos, alergias y otros muchos problemas de salud.

Muchos alimentos pueden ayudar a limpiar, rejuvenecer y desintoxicar tu hígado. Esto ayudará a mantener tu hígado sano y funcionando de la manera que necesitas.

Éstos son los 12 mejores superalimentos para limpiar el hígado

1. Ajo

El año es fabuloso para limpiar tu hígado. Ayuda a activar las enzimas hepáticas que ayudan a eliminar las toxinas. También contiene dos compuestos naturales llamados alicina y selenio, que ayudan al proceso de limpieza del hígado y lo protegen del daño producido por sustancias tóxicas.

Además, el ajo reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, que pueden sobrecargar el hígado y obstaculizar su funcionamiento.

Para promover la salud del hígado, utiliza ajo fresco crudo en lugar de ajo molido o en polvo.

  • Come entre 2 y 3 dientes de ajo crudos cada día y utiliza el ajo para cocinar siempre que sea posible.
  • También puedes tomar suplementos de ajo, pero sólo después de consultar a tu médico.

2. Pomelo

Al ser una buena fuente de vitamina C, pectina y antioxidantes, el pomelo también ayuda al proceso natural de limpieza del hígado.

También contiene glutatión, un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres y desintoxica el hígado. El glutatión también ayuda en la desintoxicación de metales pesados. Además, el flavonoide naringenina que contiene el pomelo ayuda a descomponer la grasa.

Bebe un vaso pequeño de pomelo recién exprimido o disfruta de la fruta entera al desayunar cada día.

Nota: si te estás medicando, consulta a tu médico antes de tomar esta fruta porque puede interaccionar con algunos medicamentos.

3. Remolachas

La remolacha es otro poderoso alimento para limpiar y ayudar a la función hepática. Es rica en flavonoides vegetales y en beta-caroteno, que ayudan a estimular y mejorar el funcionamiento general del hígado. Además, la remolacha es un purificador natural de la sangre.

  • Simplemente añade remolachas frescas o zumo a tu dieta diaria.
  • Haz una potente ensalada para limpiar el hígado con 1 taza de remolacha cortada o rallada, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra prensado en frío y el zumo de medio limón. Bate todos los ingredientes y toma 2 cucharaditas cada 2 horas durante el día a lo largo de una semana.

4. Limones

Los limones ayudan a desintoxicar el hígado principalmente debido al antioxidante D-limoneno que contiene, el cual ayuda a activar las enzimas hepáticas que contribuyen a la desintoxicación.

Además, la elevada cantidad de vitamina C de los limones ayuda a tu hígado a producir más enzimas para contribuir a la digestión. Los limones también estimulan la absorción de los minerales por el hígado.

Prepara agua de limón en casa agregando el zumo de 1 limón a una jarra de agua. Puedes incluso agregarle trozos de limón. Bebe esta agua a intervalos regulares. Si quieres, agrega un poco de miel.

5. Té verde

Al beber té verde a diario, puedes ayudar a tu cuerpo a expulsar las toxinas y los depósitos de grasa, al tiempo que incrementas tus niveles de hidratación.

Un estudio de 2002 publicado en el Diario Internacional de la Obesidad encontró que las catequinas del té ayudan a estimular el catabolismo de los lípidos en el hígado, lo que previene la acumulación de grasa en el mismo. Esta sana bebida también protege al hígado de los efectos dañinos de sustancias tóxicas como el alcohol.

El té verde es también beneficioso para tratar y prevenir enfermedades hepáticas. Según un estudio de 2009 publicado en Causas y Control del Cáncer, quienes beben té verde tienen menor riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

Bebe entre 2 y 3 tazas de té verde cada día. Si quieres, endulza tu té con miel.

Nota: no bebas demasiado té verde porque puede tener un impacto negativo en tu hígado y en otras partes del cuerpo.

6. Aguacates

Los aguacates contienen potentes compuestos químicos que pueden reducir el daño hepático, según un estudio de 2000 llevado a cabo por la Sociedad Química Estadounidense. Esta fruta es rica en glutatión, un compuesto que el hígado necesita para limpiar las toxinas dañinas y para funcionar correctamente.

El elevado contenido de grasa monoinsaturada de los aguacates ayuda a reducir las lipoproteínas de baja densidad o colesterol “malo”, y a incrementar las lipoproteínas de alta densidad o colesterol “bueno”. El hígado procesa con facilidad el colesterol bueno.

Además, los aguacates contienen muchos minerales, vitaminas y nutrientes vegetales que mantienen la salud general del hígado y ayudan a descomponer las grasas.

Come entre 1 y 2 aguacates por semana durante un par de meses para ayudar a revertir el daño hepático.

7. Cúrcuma

La cúrcuma es otro alimento popular y efectivo para la limpieza del hígado. También mejora la capacidad del cuerpo para digerir las grasas.

El compuesto curcumina presente en la cúrcuma induce la formación de una enzima primaria en la desintoxicación del hígado llamada glutatión S-transferasa. También ayuda a regenerar las células hepáticas dañadas.

  • Mezcla un cuarto de cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso de agua y hiérvelo. Bébelo dos veces al día durante un par de semanas.
  • Además, incluye esta especia a diario cuando cocines.

8. Manzanas

Una manzana al día es el secreto que se esconde detrás de un hígado sano. Las manzanas son una buena fuente de pectina, una fibra soluble que ayuda a eliminar las toxinas del tracto digestivo y el colesterol de la sangre, evitando así que el hígado trabaje en exceso.

Además, las manzanas contienen ácido málico, un nutriente que limpia de manera natural eliminando los carcinógenos y otras toxinas de la sangre.

Todos los tipos de manzanas son buenos para tu hígado, pero para conseguir una limpieza rápida opta por las manzanas orgánicas. Come una manzana orgánica o bebe un vaso de zumo de manzana recién exprimido a diario.

9. Nueces

La elevada cantidad del aminoácido l-arginina que tienen las nueces ayuda al hígado a desintoxicar el amoniaco. Además, las nueces contienen glutatión y ácidos grasos omega-3, que ayudan al proceso natural de limpieza del hígado.

Según un estudio de 2008 publicado en el Diario de Química Agrícola y Alimentaria, los polifenoles de las nueces previenen el daño hepático inducido por el tetracloruro de carbono y la d-galactosamina.

  • Deléitate con un puñado de nueces a modo de aperitivo cada día.
  • También puedes esparcirlas sobre una ensalada, una guarnición, una sopa o en productos de panadería.

10. Brócoli

Ayuda al proceso de limpieza natural del hígado incluyendo brócoli en tu dieta. Al ser rico en glucosinolatos, favorece la expulsión del cuerpo de los carcinógenos y otras toxinas dañinas.

El elevado contenido de fibra del brócoli también mejora el proceso digestivo. Además, contiene la vitamina E liposoluble, un importante antioxidante para que el hígado pueda llevar a cabo sus funciones.

Come 1 taza de brócoli 3 veces a la semana para mantener sano tu hígado.

Por otro lado, con el fin de mantener a tu hígado sano, los expertos en salud recomiendan eliminar de tu dieta o reducir la ingesta de alimentos de origen animal, así como el alcohol, el azúcar refinado, el exceso de cafeína y los alimentos procesados. Además, deja de fumar, porque provoca un daño notable a distintos órganos del cuerpo, incluyendo el hígado.

11. Tomates

Tienen cantidades abundantes de glutatión (ver más arriba en el artículo) que, de nuevo, es un fabuloso desintoxicador para el hígado. Como efecto secundario, el licopeno de los tomates servirá como protección contra el cáncer de mama, piel y pulmón.

12. Repollo

Los isocianatos generados a partir de los glucosinolatos del repollo proporcionan enzimas hepáticas desintoxicantes que ayudan a expulsar las toxinas.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los 12 mejores superalimentos para limpiar el hígado