Los 10 mejores frutos secos y semillas saludables que deberías comer todos los días

¡Los frutos secos y las semillas son súper saludables y la mayoría de nosotros no comemos los suficientes! Son unos importantes complementos para nuestro consumo diario de alimentos. Puedes agregar pequeñas cantidades de una combinación de los siguientes 10 frutos secos y semillas a tu dieta para disfrutar de sus beneficios para la salud.

1. Almendras

 

Mucha gente considera que las almendras son frutos secos, pero técnicamente son las semillas del almendro. Tan sólo necesitas tomar un puñado pequeño de almendras cada día. Estos frutos secos ovalados contienen fibras, proteínas, calcio, zinc, magnesio, potasio, fósforo, cobre, hierro y algunas vitaminas del grupo B.

2. Nueces de Brasil

 

Técnicamente, las nueces de Brasil son semillas, pero la gente las llama frutos secos debido a recubrimiento marrón similar al de los frutos secos. Ayudan a prevenir el cáncer de mama y de otros tipos, la cirrosis hepática, las enfermedades cardíacas y el envejecimiento prematuro. También pueden mejorar la salud cardiovascular, controlar la diabetes tipo 2, reducir los síntomas de la artritis, proteger la piel del daño del sol, reducir el nivel de colesterol malo y combatir la anemia.

3. Anacardos

 

Los anacardos no son realmente frutos secos. Son semillas en forma de riñón que se adhieren a la parte inferior de la manzana de anacardo, el fruto del árbol del anacardo. Los múltiples nutrientes que hay en los anacardos pueden proporcionar energía, mejorar la salud cardiovascular, reducir el colesterol, ayudar en la producción de hemoglobina, controlar la diabetes tipo 2, reducir los síntomas del síndrome premenstrual, y ayudar a mantener sanos los ojos, el pelo y la piel.

4. Semillas de chía

 

El consumo habitual de semillas de chía puede ayudar a reducir el dolor articular, mantener sano el sistema digestivo, ayudar a la pérdida de peso, proporcionar un estímulo de energía, mejorar la salud del cerebro, reducir la depresión, combatir la artritis y proteger contra la diabetes, las enfermedades hepáticas y las cardíacas.

5. Semillas de lino

 

El elevado contenido de fibra de las semillas de lino propicia un funcionamiento saludable del intestino, modera el apetito y ayuda a mantener la pérdida de peso. Las semillas de lino pueden incluso ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual, reducir los niveles de colesterol, proteger contra enfermedades cardíacas, estabilizar el azúcar en sangre y reducir el riesgo de cáncer. También son buenas para mantener la piel y el pelo sanos.

6. Piñones

 

Aunque se utilizan en el mundo de la cocina, en botánica los piñones son las semillas comestibles de los pinos. La ración recomendada es de 2 a 3 cucharadas al día. Estos frutos secos mejoran la salud del corazón, reducen el colesterol malo, protegen a las arterias de sufrir daños, moderan el apetito, estimulan la energía y mejoran la salud de la visión. También ayudan a aumentar los niveles de hemoglobina en sangre, y alivian la fatiga y la tensión.

7. Semillas de calabaza

 

Las semillas de calabaza, también conocidas como pepitas, son planas y ovaladas con forma asimétrica. El consumo habitual de estas semillas estimula la inmunidad, reduce el colesterol malo, controla el azúcar en sangre, combate la ansiedad y la depresión, reduce el dolor de la artritis, ayuda a la salud de la próstata, mejora la salud cardíaca y reduce el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.

8. Semillas de sésamo

 

Las semillas de sésamo son muy valoradas por su aceite, que es excepcionalmente resistente a la rancidez. Pueden disminuir la presión sanguínea y los niveles de colesterol, proteger contra el daño hepático y prevenir enfermedades como la artritis, el asma, las migrañas, la osteoporosis y algunos tipos de cáncer.

Nota: el consumo excesivo de semillas de sésamo puede desencadenar migrañas y síntomas del síndrome del intestino irritable en personas que son sensibles a los frutos secos y las semillas.

9. Semillas de girasol

 

Las semillas de girasol son el regalo de los hermosos girasoles. Son una magnífica fuente de vitamina E, un antioxidante liposoluble. El consumo habitual de estas semillas puede reducir la gravedad del asma, disminuir la hipertensión, prevenir las migrañas y reducir el riesgo de infartos. La ración recomendada es de un cuarto de taza al día.

10. Nueces

 

Al comer unos 30 gramos de nueces al día (7 nueces con cáscara) puedes disfrutar muchos de sus beneficios para la salud. El consumo habitual de nueces puede ayudar a disminuir el riesgo de cáncer de próstata y mama, reducir la hipertensión, mejorar los niveles de colesterol, ayudar a controlar el peso, mejorar la salud del cerebro y controlar la diabetes. También son buenas para tu piel y tu pelo.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los 10 mejores frutos secos y semillas saludables que deberías comer todos los días