Los 10 mejores alimentos para una mejor digestión

Normalmente, deberíamos ser capaces de digerir cualquier tipo de alimento que consumamos. Pero algunos cambios en la preparación de la comida, así como en su procesamiento y en nuestro estilo de vida, pueden hacer que nuestros estómagos no siempre reaccionen bien a todo lo que consumimos.

Lo mejor es incorporar a nuestra dieta diaria alimentos que puedan ayudarnos a facilitar nuestra digestión. Debajo presentamos una guía sobre lo que es bueno y saludable a la hora de mantener nuestro organismo funcionando a la perfección.

1. Semillas de chía

Las semillas de chía son ricas en fibra. De hecho, sólo 2 cucharadas contienen 10 gramos de fibra. También tienen un elevado contenido de fitoquímicos antiinflamatorios que se pueden usar en remedios gastrointestinales.

Es más, las semillas de chía son fáciles de usar porque tienen un sabor suave, lo que hace que se puedan adaptar para agregarlas a una gran variedad de platos. De hecho, pueden añadirse a cualquier plato, incluyendo batidos, compota de manzana y yogur natural.

2. Jengibre

El jengibre ayuda a acelerar el proceso de digestión que mueve la comida desde el estómago hasta la parte superior del intestino delgado. Es un remedio asiático popular contra el malestar de estómago y las náuseas.

3. Verduras fermentadas

Los alimentos fermentados están considerados como potentes desintoxicantes y contienen una gran cantidad de bacterias beneficiosas, lo que los hace ideales para optimizar la flora intestinal. Además, las verduras fermentadas contienen una gran cantidad de fibra y antioxidantes que los hace buenos para tu salud digestiva.

Consumir entre un cuarto y media taza de verduras fermentadas cada día con tus comidas puede tener un enorme impacto beneficioso en tu salud digestiva y general.

Hay otros alimentos fermentados que puedes probar, como el kéfir, (que está hecho con leche fermentada), el kimchi (o col fermentada coreana) y el miso (una pasta japonesa hecha a base de soja fermentada).

4. Yogur

El yogur contiene bacterias saludables que restituyen la flora normal del tracto gastrointestinal. Recuerda comprobar que las etiquetas indiquen “cultivos vivos y activos”.

5. Agua

El agua juega un papel importante junto con la fibra a la hora de hacer que los sólidos se muevan a lo largo del sistema digestivo. Mantenerse hidratado a lo largo del día es uno de los consejos más sencillos que se pueden seguir para mejorar la digestión.

Para evitar problemas digestivos, elige bebidas que no contengan cafeína ni sean carbonatadas. Puedes probar agua corriente, tés de hierbas o leche. Si no puedes arreglártelas sin tomar café, limita tu ingesta a una o dos tazas al día.

6. Aceite de pescado

Se ha demostrado que el aceite de pescado en altas dosis tiene propiedades antiinflamatorias, y también puede beneficiar a tu tracto digestivo. Puedes empezar por añadir pescado azul a tu dieta, lo que incluye el atún, la caballa y el salmón.

7. Col lombarda

La col lombarda contiene una gran cantidad del aminoácido L-glutamina, que se ha demostrado que ayuda a curar el tejido blando que recubre los intestinos. Resulta de ayuda para personas con colitis ulcerosa, síndrome del intestino permeable, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca y síndrome del intestino irritable.

La col lombarda puede consumirse exprimida, al vapor o fermentada, lo que añadirá más enzimas saludables y bacterias beneficiosas para el intestino.

8. Plátanos

Los plátanos son ricos en fibra, que ayuda en el proceso digestivo. Contribuye a restaurar el funcionamiento normal del intestino, especialmente si tienes diarrea, en cuyo taso también ayudan a recuperar los niveles de potasio y electrolitos.

9. Carnes y pescados magros

Elige carnes magras como el pollo y los pescados, entre otras, puesto que son mucho más fáciles de digerir que las carnes rojas, las cuales contienen más grasas. Además, el pescado y las carnes magras no se han asociado a un mayor riesgo de cáncer de colon, al contrario que las carnes rojas con un elevado contenido de grasas.

10. Caldo de huesos

El caldo de huesos se utiliza como la base de la dieta GAPS, basada en los principios del Síndrome del Intestino y la Psicología (Gut And Psychology Syndrome, en inglés). Esto se debe a que es muy fácil de digerir y resulta increíblemente curativo para el intestino.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Los 10 mejores alimentos para una mejor digestión