Lo que deberías saber sobre el polen de abeja: sus beneficios y efectos secundarios

El polen de abeja ha sido promocionado como un alimento excepcionalmente sano y nutritivo. Durante años, se ha afirmado que cura determinados problemas de salud.

Ahora bien, ¿es realmente beneficioso para tu salud? Vamos a averiguarlo.

¿Qué es el polen de abeja?

El polen de abeja es rico en vitaminas, aminoácidos y proteínas. Procede del polen que recolectan las abejas con sus cuerpos, y también puede incluir saliva de abeja. A veces también se le llama ambrosía.

Para evitar confusiones, ni los panales, ni la miel, ni el veneno de abeja, ni la jalea real contienen polen de abeja.

Beneficios del polen de abeja

Se ha recomendado usar el polen de abeja para:

  • Asma
  • Alergias
  • Problemas estomacales
  • Mantenimiento de la salud
  • En suplementos alimentarios
  • Para la dermatitis del pañal o los eccemas en bebés

Pues bien, las investigaciones médicas no han demostrado que el polen de abeja sea efectivo para ninguno de estos trastornos de salud.

Conclusión

Se ha afirmado que el polen de abeja ayuda en el tratamiento de una gran variedad de problemas médicos, pero aún no hay evidencia científica que demuestre que posee algún beneficio para la salud.

Ahora bien, se considera que usarlo es seguro en el corto plazo. Sus efectos secundarios incluyen la falta de aire al respirar, reacciones alérgicas, hinchazón, urticaria y anafilaxis. Tampoco es recomendable para las mujeres embarazadas, y no debería consumirse durante la lactancia.

Se recomienda que consultes con tu médico antes de tomar polen de abeja. Sobre todo si estás tomando cualquier medicación, con o sin receta.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Lo que deberías saber sobre el polen de abeja: sus beneficios y efectos secundarios