Las MEJORES y PEORES bebidas para tu salud

¿Quién no disfruta de un vaso de zumo frío? El sabor es dulce, el color es vibrante y además es bueno para ti. Pero, ¿de verdad es sano?

Aunque los mejores tipos de zumos te proporcionan algunos nutrientes, los peores son poco mejores que caramelo líquido. Tan sólo tienes que aprender a conocer la diferencia.

Es fácil recurrir a uno de estos zumos cuando estás sediento o cansado pero, tras leer esto, te garantizamos que no te sentirás tentado de nuevo.

Así que, ¿qué hay en tu vaso? Debajo se describen las MEJORES y PEORES bebidas para tu salud.

MEJORES

1. Agua de coco

Todos sabéis que el coco es bueno para la salud, pero el agua que contiene esta fruta tropical también es sana. Igual que la pulpa de coco o el aceite, el agua de coco se ha usado en muchas culturas durante mucho tiempo.

Se ha demostrado científicamente que ayuda a regular la presión sanguínea. El agua de coco tiene un buen sabor y a mucha gente le encanta. Ten presente el agua de coco y bébela tan a menudo como puedas.

2. Zumo de arándano

El zumo de arándano está cargado de vitamina C, la cual es necesaria para tu sistema inmune. Beber zumo de arándano sin endulzar también podría ayudar a prevenir el desarrollo de las bacterias que causan las infecciones del tracto urinario.

3. Zumo de limón recién exprimido

Esto se refiere al zumo del limón que se acaba de exprimir, y no a la limonada. Tan sólo entre 1 y 2 vasos de zumo de limón al día pueden mejorar tu sistema digestivo, limpiar tu hígado, estimular la producción de bilis, y mucho más. El limón y otras frutas cítricas son una gran fuente de vitamina C, y ayudan a fortalecer tu sistema inmune.

Deberías elegir el momento correcto para beber zumo de limón con el objetivo de mejorar tu salud. Bebe un baso de zumo de limón templado con un poco de miel por la mañana. También puedes hacer esto por la tarde. Evita beber zumo de limón antes de irte a la cama porque no es bueno para tus riñones.

El zumo de limón tiene muchos beneficios, pero no mucha gente lo suele beber. Simplemente, exprime medio limón en agua fría o tibia y bébelo de inmediato.

4. Zumo de granada

El zumo de granada está en lo alto de la lista como uno de los zumos más sanos. Te proporciona un montón de nutrientes saludables conocidos como antioxidantes. Es un hecho que el poder antioxidante del zumo de granada es mayor que el del té verde o el del vino tinto.

5. Zumo de uva roja

Beber vino tinto con moderación puede ser bueno para tu corazón. También lo es beber zumo de uva roja, el cual contiene resveratrol y flavonoides.

Hay que tener en cuenta que el zumo de uva roja y el vino tinto se hacen con la uva entera, incluyendo la piel y las semillas. Pero no obtienes la fibra que obtendrías tomando la fruta tal cual.

6. Zumo de verduras

Beber tus verduras es práctico y bueno para ti. El licopeno presente en el zumo de tomate podría ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata. Por otro lado, el zumo de remolacha podría ayudar a controlar tu presión sanguínea.

Aunque el zumo de las verduras con pulpa tiene algo de fibra, no tiene tanta como las verduras crudas, y la fibra acaba con el hambre. También puedes obtener menos calorías y menos azúcar que con el típico zumo de frutas. Pero asegúrate de comprobar la cantidad de sodio o escoger una versión baja en sal.

PEORES

1. Refrescos bajos en calorías

Los refrescos bajos en calorías pueden incluso no tener calorías, pero tampoco tienen nutrientes. Además, si bebes estos refrescos todo el día, tienes bastantes probabilidades de estar perdiéndote las bebidas sanas que tu cuerpo necesita, especialmente el agua y el té.

Sólo un refresco bajo en calorías al día está bien, pero si bebes entre 5 y 6 latas, podrías estar dañando tu cuerpo.

2. Agua con sabor “nutritiva”

Es como beber agua azucarada, incluso si tiene vitaminas añadidas. Algunas botellas contienen 30 gramos de azúcar (7 cucharadas) o más. Incluso si no tienen azúcar, tienen que estar aromatizadas de alguna manera, lo que significa que contienen edulcorantes artificiales o estevia. Sólo por utilizar un edulcorante sin calorías más natural no la hace saludable.

3. Zumo de frutas 100%

¿Qué pasa con el zumo de frutas 100% puro Y que no tiene edulcorantes añadidos? Es verdad que un zumo de frutas 100% es una buena fuente de nutrientes como el potasio y la vitamina C. El problema es que demasiado zumo puede ser una fuente adicional de azúcar y calorías.

El zumo tampoco contiene los fitonutrientes y la fibra que tienen las frutas crudas. Es la raźon por la que muchos expertos recomiendan tomar sólo 1 ración de zumo al día.

4. Bebidas energéticas

Las bebidas energéticas no suelen tener un montón de calorías, pero una ración de 225 gramos puede hacerte ingerir más de 25 gramos de azúcar. Además, sólo por el hecho de estar enriquecidas con vitaminas del grupo B no las hace saludables.

Pasa de estas bebidas por completo, dado que las bebidas energéticas pueden elevar los niveles de norepinefrina (u hormona del estrés) y la presión arterial en gente sana.

5. Yogur líquido edulcorado

Probióticos es la palabra de moda ahora mismo porque, como demuestran los estudios, las bacterias beneficiosas ayudarán a mantener tu barriga sana. Así que es posible que estés intentando tomar más de estos yogures como parte de tu dieta.

Las bebidas probióticas de yogur o kéfir son opciones sanas, pero las aromatizadas dependen del azúcar para disminuir el sabor tradicional del yogur. Una botella pequeña contiene 26 gramos de azúcar, y varias formas de componentes dulces, incluyendo fructosa, azúcar y zumos de frutas.

Los yogures naturales son tu mejor apuesta, dado que el único azúcar que contienen es el procedente de la leche. Una ración típica de 1 taza contiene alrededor de 12 gramos. Si no, considera descartar las variedades sin grasa y elige en su lugar las bajas en grasa.

6. Bebidas de café batidas

Cuando se bate con un 2% de azúcar y leche, una taza grande de café con hielo puede contener un tercio de la cantidad diaria recomendada de grasas saturadas y hasta 800 calorías. Con alrededor de 170 gramos de azúcar, recibes un mayor subidón del azúcar que de la cafeína. Añade algo de nata montada y tendrás una chuchería para echar a perder tu cintura.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Las MEJORES y PEORES bebidas para tu salud