Las 5 causas principales del envejecimiento prematuro

El envejecimiento es parte de la vida. Sin embargo, puede que estés haciendo cosas que aceleran el proceso de envejecimiento de tu cuerpo, de manera que acabarás sintiéndote y teniendo un aspecto más viejo de lo que realmente eres.

Un estudio sobre marcadores biológicos demostró que las personas que habían sufrido determinados trastornos envejecían más. Para evitar el envejecimiento prematuro, tienes que evitar las cinco causas más importantes.

¿Qué provoca el envejecimiento prematuro?

1. Falta de ejercicio

Hacer algo de ejercicio logra que te sientas más vivo y se refleje en tu aspecto, lo que te proporciona una apariencia más joven y saludable. Mejora la circulación sanguínea, previene la obesidad e incrementa la capacidad de los pulmones. Además, ayuda a mantener tu piel con un aspecto más fresco y joven.

2. No dormir lo suficiente

Dormir una cantidad de tiempo insuficiente acelera el proceso de envejecimiento. También puede provocar depresión y ansiedad. Cuando dejas de dormir, tu organismo experimenta una subida de cortisol, conocida como la hormona del estrés.

En condiciones normales, la hormona del estrés te ayuda a afrontar diferentes situaciones, pero un influjo constante de esta hormona puede hacer que tu cuerpo ralentice la producción de colágeno.

El colágeno es importante para tener una piel de aspecto sano. Al no dormir lo suficiente, la piel empezará a mostrar los efectos de la falta de colágeno, de manera que empezará a colgar.

3. Comer en exceso

Disfrutar de una comida deliciosa es uno de los mayores placeres de la vida. Alimentar a tu cuerpo con comidas nutritivas hará que tengas una buena salud y unos elevados niveles de energía.

Sin embargo, comer en exceso puede ser una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo, porque puede contribuir a un envejecimiento más rápido. El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales informó de que se considera que 2 de cada 3 adultos son obesos.

4. Demasiada exposición al sol

La exposición al sol es uno de los principales factores desencadenantes de la aparición de arrugas, manchas, la reducción de la elasticidad y la piel caída. Alrededor del 70% del proceso de envejecimiento de la piel depende de la cantidad de luz solar a la que está expuesta.

La radiación solar acelera la destrucción de las fibras de colágeno de tu piel mediante el proceso de la oxidación. Las elásticas fibras de colágeno se vuelven frágiles y rígidas, y se destruye su estructura básica. Esto se conoce como elastosis solar.

Además, estos procesos de oxidación acelerados dañan el material genético de las células de tu piel, y provocan una división anormal de las células cutáneas. Por lo tanto, la radiación solar también aumenta el riesgo de lesiones cutáneas pre-malignas y malignas, llevando a la aparición de una piel fina, áspera y arrugada. Además, la exposición prolongada al sol daña las glándulas sebáceas, provocando una piel seca y sensible.

5. Fumar

Las líneas de expresión prematuras que suelen aparecer en las zonas donde la piel es muy fina, como a los lados de los ojos, en las comisuras de los labios y sobre el labio superior, están provocadas por fumar. Estas líneas de expresión aparecen 10-15 años antes en los fumadores que en los no-fumadores.

 

La causa de estas arrugas prematuras entre los fumadores es la reducción del nivel de vitamina C en su sangre. Los fumadores tienen unos niveles de vitamina C un 60% inferiores de media, en comparación con los niveles en sangre de los no-fumadores.

 

La vitamina C resulta un componente esencial de la producción de fibras de colágeno, que son responsables del aspecto y la elasticidad de una piel joven y saludable, mientras que su carencia afecta a la correcta producción de colágeno.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Las 5 causas principales del envejecimiento prematuro