Lanzones: la fruta exótica con potentes beneficios para la salud

Los lanzones son una fruta antioxidante nativa del Sudeste asiático cuyo nombre científico es Lansium domesticum. Se suele cultivar en Filipinas, Malasia e Indonesia. Además, se conoce popularmente como la flor provincial de Sumatra del Sur, en Indonesia.

Los frutos de los lanzones pueden tener forma ovalada, redonda o elíptica. Tienen una piel curtida, delgada y amarilla que es fácil de pelar, con un aspecto que recuerda a patatas redondas.

En el interior de la piel de los lanzones se encuentra la jugosa fruta de color blanco translúcido, que está dividida en 5-6 secciones. Posee 1-3 semillas amargas y no comestibles de color verde oscuro, con no más de 1 semilla en cada sección.

Su sabor va desde el dulce al ácido, parecido al del pomelo o las uvas. Sin embargo, puede resultar ligeramente amargo si las semillas siguen pegadas a la carne.

Beneficios de los lanzones para la salud:

1. Antioxidantes para la prevención del cáncer

Los antioxidantes naturales presentes en los lanzones, conocidos como polifenoles, pueden contribuir a la prevención de enfermedades que incluyen el cáncer, la diabetes, las enfermedades coronarias y la hipertensión.

Otros antioxidantes presentes en los lanzones limpian tu cuerpo de los radicales libres, los cuales aceleran el proceso de envejecimiento y pueden provocar enfermedades graves.

2. Fibra para prevenir enfermedades cardíacas

La carne de los lanzones es la única parte comestible de la fruta, por lo que la semilla no lo es. Una ración de 100 gramos de lanzones contiene sobre 2 gramos de fibra, proporcionando un 6-8% de la cantidad diaria recomendada de fibra para los hombres, y un 8-11% de dicha cantidad para las mujeres.

Una dieta alta en fibra disminuye tu riesgo de padecer enfermedades cardíacas, y también puede contribuir a aliviar los síntomas del estreñimiento y, posiblemente, también a prevenirlo.

3. Niacina para controlar los niveles de colesterol

Los lanzones contienen una proporción significativa de niacina o vitamina B3 que, de manera similar a la fibra que contienen, es muy útil a la hora de aumentar el colesterol bueno para acabar con el colesterol malo de la sangre, asegurando de esta manera una buena salud cardíaca.

4. Riboflavina para tu sistema nervioso

Los lanzones son una buena fuente de vitaminas del grupo B, y más especialmente de riboflavina, que también se conoce como vitamina B2. Una ración de 100 gramos de lanzones contiene alrededor de 124 microgramos de riboflavina, que es el 8-11% de la cantidad diaria recomendada para las mujeres y los hombres adultos, la cual oscila desde los 1.300 microgramos para los hombres y los 1.100-1.600 microgramos para las mujeres.

Además, las vitaminas del grupo B contribuyen a procesar los hidratos de carbono para obtener energía útil, lo que ayuda a tu sistema nervioso a que funcione correctamente.

5. Vitamina A para el crecimiento de los huesos

La vitamina A presente en los lanzones contribuye a la salud general de tu organismo, sobre todo debido a los niveles de antioxidantes que contienen. La vitamina A proporciona resultados positivos de cara al crecimiento de los huesos, ayuda al funcionamiento de tus nervios y tu cerebro, agudiza tu visión, contribuye a la salud de la piel iluminándola, hace que tus dientes estén más sanos y fortalece tu pelo.

Cómo comer lanzones:

  1. Usando tus dedos, pela la piel delgada de la fruta.
  2. Separa los segmentos.
  3. Coge uno de los segmentos.
  4. Quítale la semilla verde, si la tiene.
  5. Cómelo.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Lanzones: la fruta exótica con potentes beneficios para la salud