Jabón en pastilla contra jabón líquido, ¿cuál es mejor?

¿Qué es mejor, el jabón en pastilla o líquido? Hace años, el jabón líquido ni siquiera era una opción. Pero hoy en día, no tienes más que echar un vistazo a las opciones de productos de jabón y verás que existen muchas variedades disponibles: en pastilla, líquido, espuma, etc.

Pero, ¿cuál es la diferencia? ¿Es importante elegir uno frente al otro? ¡Averigüémoslo!

Jabón en pastilla contra jabón líquido

Como muchos productos de belleza y salud, existen ventajas y desventajas tanto en el caso de los jabones líquidos como en pastilla. Con los años, ha surgido un debate sobre cuál es mejor: la leal pastilla de jabón o el sofisticado gel de ducha.

Antes de que elijas un bando, sigue leyendo para saber más sobre los dos contendientes.

1. Bacterias

Las bacterias son la principal causa de enfermedades y el principal motivo por el que te lavas las manos, que es evitar la expansión de los gérmenes.

Un estudio realizado en 1988 por Dial Corporation puso a prueba si las bacterias de una pastilla de jabón usada se transferían a la piel. Para ello, se prelavaron y se ablandaron pastillas de jabón comercial que luego fueron inoculadas con Pseudomonas aeruginosa y con E. coli para crear un jabón contaminado.

Las pastillas de prueba contenían 70 veces la cantidad de contaminantes que se podrían encontrar típicamente en las pastillas de jabón usadas. Entonces, 16 participantes se lavaron las manos con los jabones contaminados y ninguno mostró niveles detectables de ninguna de las bacterias.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que las pastillas de jabón usadas no transferían las bacterias a la piel y, por lo tanto, eran seguras y recomendables para lavarse las manos con el objetivo de prevenir la expansión de enfermedades.

2. Coste

Al comparar las pastillas de jabón con el jabón líquido, unos cálculos sencillos son suficientes para desvelar cuál es una mejor opción de compra: cualquier pastilla de jabón estándar sin aditivos sofisticados es más barata.

El jabón en pastilla es una mejor ganga, pero no por un gran margen, hasta que miras cuánto cuesta cada lavado de manos. Tendemos a usar más jabón líquido del que realmente necesitamos por lo que, en última instancia, las pastillas de jabón cuestan menos por cada lavado, en comparación con el jabón líquido. En poco tiempo, esto puede acabar sumando una cantidad considerable.

3. Ingredientes

La pastilla de jabón suele hacerse a partir de aceites vegetales y grasa animal saponificada. La saponificación es el proceso por el cual las grasas animales y vegetales se mezclan con un álcali fuerte para elaborar jabón. Por otro lado, los jabones líquidos son derivados del petróleo y requieren de agentes estabilizantes y emulsionantes para mantener su consistencia.

Estos agentes han sido estudiados, comprobados y aprobados por las agencias gubernamentales pertinentes, pero prácticamente ningún estudio demuestra los efectos a largo plazo del uso repetido de estos productos químicos.

La dietanolamina (DEA) se suele añadir al jabón líquido para mejorar sus propiedades espumantes y su textura cremosa. Un estudio llevado a cabo con crías de ratón demostró que la DEA inhibía su capacidad de absorber un ingrediente importante necesario para el desarrollo cerebral. En concentraciones elevadas, los ratones también desarrollaron toxicidad que les afectó al hígado, a la sangre, a los riñones y a los testículos.

4. Factores ambientales

Un estudio de 2009 realizado en el Instituto de Ingeniería Ambiental de Suiza llegó a la conclusión de que los jabones líquidos dejan un 25% más de huella de carbono que el jabón en pastilla.

¿Por qué? Pues porque fabricar jabón líquido necesita de más procesamiento y materias primas químicas: en concreto, 7 veces más, lo que significa 7 veces mayor uso de energía y de emisiones de carbono. Además, los jabones líquidos vienen envasados en recipientes de plástico cuya descomposición y eliminación es más complicada para el ecosistema que los envoltorios de papel y cartón de la mayoría de las pastillas de jabón.

5. Opciones sin fragancia

Algunas personas son alérgicas a las fragancias, mientras que a otros simplemente no les gusta que se añadan al jabón. Los jabones líquidos sin fragancias suelen ser difíciles de encontrar. Por contra, las pastillas de jabón ofrecen numerosas opciones para quienes las prefieran sin fragancias.

6. Nivel de pH

Los partidarios del jabón líquido suelen referirse al efecto de secado que tiene el jabón en pastilla sobre la piel. Cuando esto ocurre, suele deberse a que la pastilla de jabón que se utiliza tiene un nivel de pH mayor. Esto puede resecar mucho la piel, especialmente la sensible.

Lo bueno es que hay más de un tipo de pastilla de jabón disponible, muchos de ellos con factores de pH inferiores y también con otros ingredientes que pueden contribuir a prevenir las quejas sobre la sequedad asociada al jabón en pastilla. Además, la mayoría de las pastillas de jabón contienen glicerina, que resulta muy terapéutica para la piel seca y otros trastornos relacionados con la sensibilidad de la piel, como el eccema.

7. Exfoliación

La exfoliación es el proceso por el que se elimina la piel muerta. Con el jabón, esto se consigue añadiendo abrasivos suaves al producto.

Las pastillas de jabón proporcionan una exfoliación más intensa, lo que contribuye a estimular la circulación sanguínea en la piel. Por otro lado, los jabones líquidos con propiedades exfoliantes se utilizan junto con una esponja vegetal para lograr los mismos efectos.

En el largo plazo, las variedades de jabón líquido con ácido salicílico o glicólico realizan una mejor tarea a la hora de iluminar la piel. Además, el jabón líquido tiende a dejar la piel con una menor sensación de aspereza después de hacer la limpieza.

¿Cuál es mejor, el jabón en pastilla o el jabón líquido?

Esto depende de los factores que te resulten más importantes. Si el entorno y la ecología son importantes, entonces la pastilla de jabón gana. También resulta ganadora, y por un margen significativo, si tu decisión se basa en el coste.

Si la exfoliación y el efecto hidratante están en los primeros puestos de tu lista de prioridades, entonces los jabones líquidos son mejores. Desde el punto de vista de la salud, las pastillas de jabón contienen menos cantidad de productos químicos y realizan una buena tarea a la hora de prevenir la expansión de los gérmenes, en comparación con sus contrapartes líquidos.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Jabón en pastilla contra jabón líquido, ¿cuál es mejor?