Haciendo champú natural en casa

El objetivo de este artículo es ayudar a la gente a crear sus propios productos naturales. Esto tiene un montón de beneficios y, en la mayoría de las ocasiones, es fácil de hacer. Es el motivo por el que nos hemos propuesto enseñar lo que sabemos a tanta gente como podamos. Nuestra lección de hoy se centra en cómo crear tu propio champú natural.

¿Por qué deberíamos hacer nuestro propio champú?

¿Crees que las empresas que fabrican champú se preocupan de tu pelo o de tu dinero? Puede que lo hagan o puede que no. Sin embargo, nadie se preocupa más de tu pelo y de tu dinero que tú. Debido a esto, te enseñaremos cómo hacer tus propios productos, de manera que puedas ahorrar dinero y hacer que la salud de tu cabello descanse en tus manos.

¿Cómo nos ponemos a hacer champú?

Sólo necesitarás dos ingredientes para crear tu propio champú: una cucharada de bicarbonato de sodio y una taza de agua.

El bicarbonato de sodio suele comprarse por volumen, ya que se usa muy a menudo y es muy asequible. También es conocido como hidrogenocarbonato de sodio o bicarbonato sódico.

Lo que tenemos que hacer es mezclar el agua y el bicarbonato de sodio en una botella de champú limpia y vacía. Sólo tenemos que añadir ambos ingredientes en proporciones iguales hasta que llenemos el recipiente.

¿Cómo lo usamos?

Agita el recipiente bien antes de echar un chorro para aplicártelo en tu cabeza. Masajea el cuero cabelludo y el pelo durante uno o dos minutos antes de enjuagar.

Lo ideal es que uses un enjuague de acondicionado casero, que restituya el pH de tu pelo y suavice las cutículas. Nuestro enjuague casero de acondicionado también evita que el pelo esté grasiento o pegajoso después de usar nuestro champú casero.

También es importante saber que nuestro champú casero funciona mejor con aguas blandas.

¿Cuánto cuesta el champú casero?

De media, cuesta unos cinco céntimos por cada treinta gramos. No está mal, ¿verdad?

Si usas un recipiente de 450 gramos, cada uno te costará menos de un euro. Esto supone un gran ahorro.

Es decir, que si una botella de champú tiene en promedio 450 gramos, este champú te costará menos de un euro. No está nada mal.

¿Es seguro para cualquier tipo de pelo?

Al contrario que un montón de champús que encuentras en los grandes almacenes, el nuestro no elimina los aceites naturales de tu pelo. De hecho, es totalmente seguro para cualquier tipo de cabello.

Respecto a esto, pregunta siempre cómo de seguros son los productos que compras, y lo seguros que son sus ingredientes.

¿Cómo controlamos la electricidad estática en el pelo?

Experimentarás un poco de electricidad estática cuando te peines el pelo con calor, sobre todo cuando haga frío. Así que aquí tienes algunos consejos útiles para solucionar esto:

  • Córtate las puntas cada entre seis y ocho semanas. Cuantas menos puntas abiertas tengas, menos electricidad estática experimentarás.
  • Lávate con champú con menos frecuencia. Prueba a hacerlo una vez cada dos días, o tres veces a la semana.
  • No uses dispositivos basados en el calor, como secadores y planchas para el pelo.
  • Una vez a la semana, masajéate tu pelo y tu cuero cabelludo con una cucharada de aceite de oliva. Luego enjuaga.
  • Derrite una pizca de aceite de coco y usa tus manos para frotarlo por las puntas de tu pelo. No toques el cuero cabelludo.
  • Mezcla aguacate con zumo de limón y aplícatelo en el pelo. Espera media hora antes de enjuagar.

¿Cómo controlamos el pelo grasiento?

  • Mezcla dos yemas de huevo y dos cucharaditas de zumo de limón o vinagre. Aplícate esto en tu pelo, y espera unos pocos minutos antes de enjuagar. Haz esto de vez en cuando.
  • Mezcla entre seis y ocho cucharadas de aceite esencial de cítrico (naranja dulce, lima o limón) en el champú. Esta mezcla es capaz de controlar la grasa del pelo.
  • Agita siempre bien tu recipiente de champú para asegurarte de que el bicarbonato de sodio se disuelve por completo.
  • Usa el champú casero para masajearte tu cuero cabelludo durante dos minutos.
  • Recuerda que pueden pasar entre dos y tres semanas hasta que tu pelo se acostumbre al champú.

¿Cómo hacemos el champú más espeso?

  • Usa una batidora para triturar avena antes de mezclarla con el bicarbonato de sodio y el agua. Puedes alcanzar la consistencia que quieras añadiendo harina de avena. Sin embargo, hazlo poco a poco.
  • Añade almidón de maíz y tapioca (en polvo) a la mezcla de bicarbonato de sodio y agua. Cuanto más almidón de maíz y tapioca en polvo, más espeso será el champú.
  • Prueba a mezclar una taza de agua tibia, una cucharada de bicarbonato de sodio y tres cuartos de cucharadita tanto de harina de avena como de almidón de maíz para ayudar a espesar el champú.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Haciendo champú natural en casa