Evita estos 7 alimentos que provocan acné

¿Tienes más brotes de acné que un adolescente hormonal? La culpa podría ser de lo que estás comiendo.

Incluso si sigues una dieta saludable, podría haber ciertos alimentos desencadenantes que provocan tus brotes. Después de todo, la piel es tu órgano más grande, y lo que comes se verá reflejado en el exterior de tu cuerpo tanto como en el interior.

7 alimentos que provocan acné y que debes evitar:

1. Productos lácteos

La leche es un producto básico de la dieta estándar pero, ¿debería serlo?

No cabe duda de que los productos lácteos tienen algunos problemas. Pero cuando se trata del acné, surgen dos problemas claves.

Los productos lácteos son muy insulinogénicos, lo que significa que cuando bebes leche tu cuerpo produce bastante insulina. Esto no es nada bueno para tu piel.

El segundo problema, que en cierto modo es exclusivo de la leche, es que se trata de un sistema de entrega de hormonas denso en energía. Durante muchos años, se han asociado los problemas hormonales con el acné. Por lo tanto, si el acné te supone un problema, evita los productos lácteos.

2. Alimentos fritos

La comida rápida grasienta puede empeorar en buena medida el acné. Las grasas presentes en los alimentos fritos procesados pueden hacer que tu piel tenga un aspecto poco saludable, e incluso pueden conducir a una acumulación excesiva de sebo.

3. Zumos y refrescos

Es un hecho bien conocido que los refrescos y los zumos no son más que bebidas que proporcionan azúcar. Sin embargo, ¿sabías que es la ausencia de fibra lo que los convierte en los peores contendientes entre los alimentos que provocan acné?

La fibra es un nutriente importante a la hora de prevenir los picos de azúcar en sangre. Sin la fibra, es posible que experimentes un envejecimiento prematuro de tu piel. Cuando bebes azúcar, pronto le seguirán las arrugas, junto con los kilos de más.

4. Patatas fritas de bolsa

Según varios estudios llevados a cabo por la Clínica Mayo, existen ciertas hormonas y alimentos que provocan una respuesta hormonal que puede desencadenar brotes de acné. Por ejemplo, los andrógenos que abundan en los chicos y chicas adolescentes durante la pubertad pueden provocar un exceso de aceites y un agrandamiento de las glándulas sebáceas, lo que a su vez obstruye los poros y los convierte en espinillas.

Sin embargo, otros factores hormonales (incluyendo el embarazo, la dieta y el uso de anticonceptivos orales) también pueden empeorar la frecuencia y la gravedad del acné.

La dieta afecta al acné cuando los alimentos que comes son ricos en hidratos de carbono o derivan de la leche, lo que provoca un cambio en los niveles de hormonas. Éste es el motivo por el que los alimentos ricos en carbohidratos o con un índice glucémico elevado, como las galletas saladas, el pan y las patatas fritas de bolsa, pueden favorecer una cara llena de acné.

5. Grasas saturadas

Si quieres limpiar tu piel, debes evitar las hamburguesas, el pollo frito y la comida rápida. Esto se debe a que tienen un elevado contenido de grasas saturadas.

Un estudio publicado en la revista de nutrición Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics investigó diversos hábitos de dieta y casos de acné, y encontró que las personas que tenían un acné entre moderado y grave consumían más grasas saturadas que quienes tenían un acné leve o una piel limpia.

No se entiende del todo bien, pero las grasas saturadas pueden aumentar determinados factores de crecimiento, lo que podría contribuir a los brotes.

6. Consumo excesivo de carne

Según Susan Tucker, fundadora de Green Beat Life Beauty y nutricionista holística, la belleza no sólo se encuentra en lo profundo de la piel, sino que también refleja cómo se encuentra nuestro sistema digestivo.

Afirma que los vegetarianos tienen cierto brillo. “Muchas personas se encuentran con que su rosácea, su acné o su eccema mejoran al renunciar a la carne”. Esto se debe a la fibra, los antioxidantes y los minerales presentes en las dietas vegetarianas, los cuales ayudan a tu sistema a desintoxicarse a diario, contribuyendo así a tener una piel más sana.

7. Pan blanco

“Se ha demostrado que los alimentos como la avena, los bagels, la pasta, los bretzels y los cereales aceleran el proceso de envejecimiento de la piel y siembran el caos en ella, provocando rosácea y acné”, según la doctora Tasneem Bhatia, una experta en pérdida de peso. Además, esos autoproclamados cereales “sanos” que incluyen cereales integrales y que tienen un índice glucémico más bajo, pueden estar llenos de glucosa, la cual induce las arrugas.

Cambiar el pan blanco por la variedad integral puede ayudar a que tu piel mejore.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Evita estos 7 alimentos que provocan acné