Evita estos 7 alimentos durante el embarazo

El embarazo es uno de los momentos más delicados e importantes de la vida de una mujer. Por lo tanto, es muy importante llevar una dieta sana y mantener un estilo de vida saludable.

Esto incluye prestar atención a lo que come una mujer embarazada, y asegurarse de evitar alimentos y bebidas que resulten perjudiciales. Algunos alimentos sólo deberían ser consumidos con moderación, mientras que otros deberían evitarse por completo.

Éstos son 7 alimentos y bebidas que hay que minimizar o evitar durante el embarazo.

Alimentos a evitar durante el embarazo:

1. Alcohol

Ninguna cantidad de alcohol se sabe que sea segura durante el embarazo, por lo que debería evitarse.

La exposición prenatal al alcohol puede tener efectos negativos en el desarrollo sano de tu bebé. Dependiendo del momento del día, de la cantidad y del patrón de ingesta, el consumo de alcohol puede llevar a trastornos del desarrollo como el Síndrome Alcohólico Fetal.

Si consumiste alcohol antes de saber que estabas embarazada, deja de hacerlo ya. Es aconsejable evitar el alcohol durante la lactancia, ya que puede llegar al bebé y dicha exposición puede provocar riesgos perjudiciales.

2. Café, refrescos y té con cafeína

La cantidad de cafeína que una mujer embarazada puede consumir de manera segura ha sido objeto de un amplio debate entre muchos expertos. La cafeína puede traspasar la placenta y afectar al ritmo cardíaco del bebé.

Las fuentes habituales de cafeína incluyen (pero no se limitan a) el té, el café y los refrescos. Los médicos aconsejan que las mujeres embarazadas no consuman más de 200 miligramos de cafeína al día. De media, 1 taza de 225 gramos de café contiene alrededor de 95 miligramos de cafeína, la misma taza de té contiene 47 miligramos, y 1 vaso de 340 gramos de refresco contiene aproximadamente 29 miligramos.

Si no sabes con seguridad cuánta cafeína es segura, es mejor evitarla por completo hasta hablar con tu médico. Algunos médicos no se oponen a la ingesta de cafeína con moderación, mientras que otros aconsejan evitar completamente las bebidas con cafeína. Por lo tanto, obtén toda la información que necesites de tu médico para tomar una decisión informada sobre la ingesta de cafeína durante el embarazo.

3. Pescados ricos en mercurio

Estos son 4 pescados a evitar: pez espada, tiburón, blanquillo y caballa real.

Según la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) de EEUU, es aconsejable que las mujeres embarazadas, aquéllas que puedan quedarse embarazadas y las que estén amamantando a sus bebés eviten estos pescados por completo, debido a sus elevados niveles de mercurio.

El mercurio puede perjudicar el desarrollo del sistema nervioso y el cerebro del bebé. Otros expertos son más cautelosos y proporcionan una lista más larga de pescados a evitar. La FDA advierte de que las mujeres embarazadas no deberían comer más de 170 gramos de atún blanco en lata a la semana, debido a los riesgos del mercurio.

Sin embargo, hay muchos tipos de pescado que tienen niveles bajos de mercurio y deberían ser incluidos en la dieta de las embarazadas. Los ácidos grasos del pescado incluyen el EPA y el DHA, que son formas de omega-3 que juegan un papel importante en el desarrollo del cerebro del bebé.

4. Carne cruda o poco cocinada

Evita comer carne (incluyendo pollo) poco cocinada, en especial cuando estás embarazada. La carne cruda o poco cocinada puede hacer que corras riesgo de padecer toxoplasmosis, que es una infección provocada por un parásito que puede perjudicar a tu bebé aún no nacido. Según la American Journal of Epidemiology (Revista Estadounidense de Epidemiología), aproximadamente el 85% de las mujeres embarazadas en EEUU tienen un riesgo elevado de desarrollar esta infección.

Puedes comer carne cocinada, dado que contiene proteínas, que son un nutriente importante para el crecimiento de tu bebé. Es mejor que cocines tu propia carne en casa, para así asegurarte de que esté bien hecha. Cuando comas fuera, evita pedir carne.

No comas fiambre de ningún tipo, incluyendo pavo, jamón o rosbif, a menos que se haya calentado hasta que hierva. Asegúrate de que te lavas y te secas las manos antes de manipular carne cruda.

5. Quesos blandos

Los quesos blandos importados pueden tener listeria. Debes evitar comer quesos blandos como el Camembert, el brie, el feta, el Roquefort, el Gorgonzola, el queso fresco y el blanco, a menos que afirmen claramente que están elaborados con leche pasteurizada. Todos los quesos blancos que no sean de importación y estén elaborados con leche pasteurizada son seguros de comer.

6. Huevos crudos

Las mujeres embarazadas deberían evitar comer huevos crudos. Los huevos sin cocinar suponen un enorme riesgo de envenenamiento por salmonella.

Aunque un bebé que todavía no ha nacido no puede envenenarse con salmonella, hay algunos efectos secundarios que pueden tener un impacto en la salud del bebé y en el parto. Algunos de estos efectos incluyen parto prematuro y deshidratación, dado que el envenenamiento por salmonella puede provocar diarrea y vómitos.

Los huevos cocinados son una buena fuente de vitaminas, minerales y proteínas, así que si quieres comer huevos durante tu embarazo, asegúrate de que estén cocinados. Al cocinar los huevos, tanto la yema como la clara deberían quedar sólidas.

Algunos productos a evitar son los elaborados con huevos crudos o parcialmente cocinados, incluyendo la masa cruda de galletas, algunos aderezos de ensalada césar y el ponche de huevo.

7. Zumos y leche cruda sin pasteurizar

Hay muchos individuos que publicitan los beneficios de los zumos y la leche cruda. Sin embargo, beberlos durante el embarazo supone graves riesgos para la salud.

La principal preocupación es la listeriosis, que es una infección bacteriana que puede resultar peligrosa para tu bebé. Durante el embarazo estás en una situación de especial riesgo, porque se debilita tu sistema inmune.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Evita estos 7 alimentos durante el embarazo