Evita este error común al beber agua de limón

Beber agua de limón por la mañana se ha convertido en una rutina para gente de todo el mundo. El limón contiene varios nutrientes esenciales y puede ayudar a mejorar tu salud general.

Según los expertos, beber agua de limón todas las mañanas puede proporcionarle a tu cuerpo una cantidad saludable de antioxidantes, vitaminas B y C, minerales y flavonoides.

El agua de limón posee propiedades antiinflamatorias, antivirales y estimulantes de la inmunidad que ayudan a tu organismo a combatir las infecciones y distintos problemas de salud. Además, esta bebida también te ayudará a aliviar cualquier tipo de problema digestivo, así como a mejorar tu digestión.

Error al preparar el agua de limón:

Sin embargo, ¿estás sacando todo el provecho del limón? ¿O eres una de esas personas que cometen un error cada vez que beben agua de limón, lo que provoca una pérdida de beneficios para la salud?

Las instrucciones normales que sigues al preparar agua de limón serían cortar el limón, exprimir su zumo en una botella y añadir cubitos de hielo o agua caliente, desechando la piel.

Y éste es el error común que la gente comete al preparar agua de limón: tiran la peladura, lo que es una muy mala idea. Por si no lo sabías, la piel del limón es una de las partes más nutritivas de esta fruta.

Las peladuras de limón contienen más vitaminas que su zumo. Poseen vitamina A, vitamina C, folato, beta caroteno, magnesio, calcio y potasio.

La receta correcta de agua de limón:

  1. Coge un par de limones orgánicos frescos.
  2. Córtalos en rodajas tan gruesas o delgadas como quieras.
  3. Exprime algunas de las rodajas en el agua, pero no todas.
  4. Ralla algo de la piel de las rodajas exprimidas en tu bebida.
  5. Pon el resto de las rodajas no exprimidas en tu botella de agua, tu taza, tu taza de viaje o en la jarra de la batidora.
  6. Llena hasta el borde con agua helada o hirviendo.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Evita este error común al beber agua de limón