Este polvo tiene más antioxidantes que los arándanos, más hierro que la espinaca y más vitamina A que las zanahorias

Nadie sabía nada de la spirulina, y este polvo verde se hizo famoso hace unos años. Los expertos dicen que era el arma secreta de los aztecas.

En la actualidad, la spirulina es una excelente fuente de proteínas para los veganos y los vegetarianos. Es abundante en antioxidantes, enzimas, vitaminas y minerales. ¿Sabías que la spirulina contiene la misma cantidad de nutrientes que obtienes con 5 raciones de frutas y verduras frescas?

¿Por qué la spirulina es tan potente?

Todo se debe a las cianobacterias, o a las algas verdeazuladas, como prefieren decir los expertos. El nombre viene de su color vivo. La spirulina es rica en beta-caroteno y clorofila, y la mayoría de sus pigmentos son biodisponibles y potentes.

Las algas liberan oxígeno mediante la fotosíntesis, y este proceso las acerca a sus parientes que viven en tierra.

Cianobacterias

Se pueden encontrar en océanos, agua dulce, tierra húmeda, rocas húmedas en desiertos, piedras, tierra, la Antártida… Literalmente, en todas partes. La mayoría de la spirulina comercial que se vende en las tiendas procede de las costas de Hawaii y Sudamérica. Puedes encontrarla en forma de polvo, pastillas y copos. Hay disponible spirulina pura y combinada con otros ingredientes potentes.

Beneficios para la salud

La spirulina tiene alrededor de un 60% de proteína, lo que la convierte en una alternativa sana a la proteína de la carne. Según los nutricionistas, es una de las mejores fuentes vegetales de vitamina B12.

A los vegetarianos les falta esta vitamina, de forma que la spirulina es algo que deberían consumir a diario. La spirulina es rica en ácidos grasos omega-3, ácidos grasos omega-6,

ácido gamma-linolénico (GLA) y ácido docosahexaenoico (DHA). El GLA reduce la inflamación, y el DHA es el principal componente de tu cerebro. Tu cuerpo necesita estos lípidos sanos para realizar sus funciones esenciales.

Gramo a gramo, la spirulina ofrece:

  • 3.100% más de beta-caroteno (vitamina A) que las zanahorias
  • 5.500% más de hierro que la espinaca
  • 600% más de proteínas que el tofu
  • 280% más de antioxidantes que los arándanos

La spirulina es rica en vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (nicotinamida), B6 (piridoxina) y B9 (ácido fólico). También es una excelente fuente de vitaminas C, D y E, además de minerales como el calcio, el cromo, el cobre, el magnesio, el manganeso, el fósforo, el selenio, el sodio y el zinc.

Otros beneficios para la salud:

  • Alivia los síntomas de la alergia
  • Fortalece la inmunidad
  • Normaliza la presión sanguínea
  • Regula el colesterol
  • Previene el desarrollo del cáncer
  • Estimula el crecimiento de las bacterias buenas en el intestino
  • Previene las cataratas y la degeneración macular asociada a la edad
  • Ofrece un fuerte efecto antiinflamatorio y antimicrobiano
  • Proporciona una fuerte actividad antiviral contra el VIH, el herpes y la hepatitis
  • Mejora los problemas de resistencia a la insulina
  • Previene el daño hepático producido por la quimioterapia

Cómo consumirla

Traga una pastilla de spirulina, o añade entre un cuarto y una cucharadita del polvo verde a tu batido. Empieza consumiendo cantidades más pequeñas, ya que no estarás acostumbrado a su sabor. También puedes encontrarla en polvos de proteínas empaquetados y pre-aromatizados.

Prueba esto:

Añade una cucharada de spirulina a tu bolsa de palomitas de maíz, ¡y agítala! Puedes añadir ajo en polvo para mejorar su sabor.

Precaución

No debes ingerir cualquier alga que te encuentres en un estanque que tengas cerca. Las algas no comestibles pueden tener efectos perjudiciales para tu salud.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Este polvo tiene más antioxidantes que los arándanos, más hierro que la espinaca y más vitamina A que las zanahorias