El tabú del azúcar

Se cree que en una dieta saludable están prohibidos los alimentos dulces compuestos de azúcar. Esto es un mito. Una dieta saludable es balanceada, y dicho balance se logra al consumir alimentos de todos los grupos de la pirámide alimenticia.

Imagen: siouxfallscompletefitness.com/are-you-still-eating-a-health-destroying-diet/food-pyramid

Como ves hasta arriba se encuentran los alimentos dulces y las grasas. ¡Pero se encuentran! Así que claro que puedes consumirlos pero en una dosis moderada. Recuerda que si te restringes del todo de dichos alimentos te entrarán unas ganas compulsivas de comer productos azucarados y el resultado será malo ya que consumirás cantidades excesivas.

Pero ahora viene la explicación química. ¿Porqué entonces debo consumir poquitos dulces y chocolates? Esto es debido a que el azúcar eleva los niveles de insulina en la sangre debido a su alto índice glucémico (IG); llámese índice glucémico a la escala que va de 0 a 100 según el impacto del alimento sobre el nivel de glucosa en la sangre después de consumirlo. El proceso es el siguiente, si no tienes nada en el estómago y consumes azúcar, ésta en automático pasará a tu torrente sanguíneo, generando un pico de azúcar en la sangre. El cuerpo no necesita tanta azúcar, entonces libera insulina para convertir dicha azúcar en grasa y almacenarla. Esto no suena muy bien, pero te tengo una buena noticia, el nivel del índice glucémico de la sacarosa (azúcar blanca) es de 59, por lo que no es un nivel tan alto; aunque no lo creas la sandía tiene in IG de 72. Los azúcares que debemos evitar son los que usa la industria alimentaria, como ejemplo son la glucosa y la maltosa, con un IG de 100 y 110 respectivamente. Estos azúcares de nombre poco común suelen estar presentes en productos industriales de panificación o repostería. Los usan por su bajo costo y para lograr características deseables en sus productos, en otras palabras que te sepa rico; es responsabilidad tuya leer las etiquetas e informarte qué es lo que consumes.

Aunado a que ahora sabes que en sí la azúcar blanca o mascabada no tiene tan alto índice glucémico, aún es posible consumir alimentos dulces sin elevar nuestros niveles de azúcar en la sangre. Tanto la proteína como la fibra tienen la capacidad de bajar los niveles de azúcar, debido a que disminuyen la hidrolización (digestión) de los azúcares en tu cuerpo.

Entonces como conclusión te puedo asegurar que comerte un rico postre después de tu comida a base de proteína y fibra, como un rico pollo con pasta integral y verduras no te hará subir de peso ni te hará daño. ¡Así que disfruta con tranquilidad de las bondades placenteras del azúcar y el chocolate!

Por María SE.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

El tabú del azúcar