¿Cuáles son los mejores frutos secos para perder peso?

Los frutos secos son el alimento sano definitivo. Son ricos en grasas saludables y abundantes en proteínas, a la vez que tienen un bajo contenido de hidratos de carbono simples. Además, los frutos secos estimulan a tu organismo para que se libre de esos kilos de más y queme el exceso de grasa.

El mejor momento para comer frutos secos para perder peso:

Cuando tomes frutos secos para adelgazar, acuérdate de tener en cuenta las calorías. Los frutos secos son un alimento energéticamente denso, lo que significa que contienen un montón de nutrientes en un tamaño relativamente pequeño. Aunque esto implica que puedes obtener muchos beneficios nutricionales de los frutos secos, también supone que consumir una ración enorme de los mismos podría agregar un exceso de calorías a tu dieta.

Pese a ello, se ha demostrado científicamente que los frutos secos te ayudan a librarte de los kilos de más. En un análisis de la literatura científica referente al tema de la pérdida de peso, los investigadores encontraron que consumir frutos secos está asociado con un mejor cumplimiento de la dieta, una mayor pérdida de peso y una mejoría en la saciedad. Así que elige uno de los 5 frutos secos que describimos a continuación para tener éxito a la hora de adelgazar.

Los 5 mejores frutos secos para perder peso

1. Almendras

Puedes pensar en la almendra como si fuera una pastilla natural para adelgazar. Un estudio realizado sobre adultos obesos y con sobrepeso observó que, en combinación con una dieta restringida en calorías, comer algo más de un cuarto de taza de almendras puede ayudar a disminuir el peso de manera más efectiva tras sólo 2 semanas, en comparación con tomar un tentempié compuesto de aceite de cártamo y carbohidratos complejos. Tras 24 semanas, el grupo que consumió frutos secos experimentó una reducción un 62% superior en el Índice de Masa Corporal (IMC) y en el peso.

Para lograr los mejores resultados, consume tu ración diaria de frutos secos antes de ir al gimnasio. Las almendras, que son ricas en el aminoácido L-arginina, pueden ayudarte a quemar más hidratos de carbono y grasas durante los entrenamientos, según un estudio publicado en la revista de nutrición deportiva Journal of the International Society of Sports Nutrition.

2. Nueces de Brasil

Las nueces de Brasil grandes poseen una textura y un sabor únicos que hacen que sean las favoritas de muchos. Estas nueces contienen los beneficiosos ácidos oleico y palmitoleico, que promueven unos niveles saludables de colesterol.

Además, las nueces de Brasil son conocidas por ser una de las mejores fuentes del oligoelemento selenio. Una ración de nueces de Brasil contiene más del 100% de la cantidad diaria recomendada de selenio, el cual es un antioxidante que puede contribuir a estimular el funcionamiento de tu sistema inmune.

3. Anacardos

Los anacardos tienen una forma curva única, un color claro y un sabor delicado. Sólo una ración de estos frutos secos (alrededor de 16-18 anacardos) contiene aproximadamente 13 gramos de grasas y 5 gramos de proteínas.

Además, los anacardos son una fuente excelente de magnesio, ya que una ración de alrededor de 100 gramos te proporciona el 73% de la cantidad diaria recomendada de este mineral.

El magnesio es importante para regular el metabolismo de los hidratos de carbono y las grasas, lo que puede contribuir a la pérdida de peso. Además, consumir anacardos crudos o untar mantequilla de anacardo en una tostada integral es una buena forma de aumentar tu consumo de estos frutos secos saludables.

4. Pistachos

Los pistachos son abundantes en proteínas, fibra y potasio, además de ser bajos en calorías. Por otro lado, los pistachos están cargados de ácidos grasos monoinsaturados que contribuyen a controlar el colesterol.

Además, según un estudio publicado en la revista de alimentación Nutrition, los pistachos también pueden ayudar a promover la pérdida de peso. En dicho estudio, se dividió en 2 grupos a 60 adultos de mediana edad con riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes. El grupo que incorporó pistachos a su dieta logró unos niveles inferiores de colesterol total, unas cinturas más estrechas, un menor daño producido por inflamación y unos mejores niveles de azúcar en sangre.

Para consumir menos pistachos y menos calorías, elige los que tengan cáscara, puesto que así te llevará más tiempo comerlos.

5. Nueces

Las nueces proporcionan un gran equilibrio de grasas saludables, incluyendo ácidos grasos omega-3, que proporcionan nutrientes esenciales conocidos por reducir los triglicéridos y proteger tu corazón.

Los omega-3 se encuentran sobre todo en el pescado, lo que hace que las nueces resulten ideales para quienes no lo comen. Además, las nueces contienen fitonutrientes y antioxidantes conocidos por prevenir la diabetes tipo 2 y contribuir a reducir los niveles de inflamación.

Además, las nueces son ricas en melatonina, que promueve un ciclo de sueño saludable. Para aprovechar sus beneficios, esparce un puñado de nueces en tu avena del desayuno o en una ensalada de entrante. Para comerlas como tentempié, mezcla 1 taza de nueces, ¼ de taza de trozos de chocolate negro y ½ taza de arándanos secos. Pero no te lo comas todo en un día.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

¿Cuáles son los mejores frutos secos para perder peso?