Corteza de Sandía: Sus Beneficios para la Salud y Cómo Cocinarlas

La sandía se compone de 98% de agua. Además, contiene una cantidad saludable de vitamina A, C, magnesio, potasio y otros nutrientes importantes.

La parte más popular de la sandía es su fruto rosado, pero al igual que su primo, el pepino, toda la fruta es comestible. Sí, esto incluye los bordes verdes que generalmente se desechan.

La corteza, que es la piel verde que mantiene segura toda la deliciosa fruta llena de agua, es completamente comestible. Estas son algunas de las razones por las que deberías considerar no tirarlas.

¿Qué Contiene la Corteza de la Sandía?

La corteza de la sandía, al igual que su pulpa, está hecha principalmente de agua. Las propiedades hidratantes y diuréticas de la sandía, combinadas con sus potentes capacidades de limpieza, son beneficiosas para tratar las infecciones del tracto urinario y para mejorar las funciones de los riñones.

Además, una hidratación adecuada también reduce la presión arterial. La corteza de la sandía también está cargada de vitaminas A, B6, C y una buena cantidad de zinc y potasio.

De acuerdo con el Journal of the Science of Food and Agriculture, la citrulina presente en la corteza de la sandía puede ayudar a combatir el daño de los radicales libres, e incluso ayudar a estimular tu sistema inmunológico. Todos estos minerales y vitaminas se pueden encontrar en solo 1 porción de corteza, que contiene 50 calorías.

Beneficios de las Cortezas de Sandía para la Salud:

1. Disfunción Eréctil

Algunas investigaciones han demostrado que la corteza de la sandía puede ayudar a los hombres con el problema de la disfunción eréctil de leve a moderada. Sus poderes para aumentar la libido se deben al aminoácido citrulina, que se concentra en la corteza.

Un estudio ha demostrado que tomar suplementos de L-citrulina puede ayudar a mejorar las erecciones sin muchos de los posibles efectos secundarios relacionados con el Viagra.

2. Reduce el Riesgo de Cáncer de Próstata

La sandía es una gran fuente de licopeno, que es un antioxidante que podría ayudar a combatir el cáncer de próstata.

Se necesita investigación adicional para establecer un vínculo concreto entre la prevención del cáncer y el lipoceno, pero los estudios preliminares son prometedores. El licopeno también está presente en la piel de los tomates, por lo tanto, puedes consumirlos también.

3. Reduce la Presión Arterial

La corteza de la sandía puede ayudar a reducir la presión arterial. Algunas investigaciones han demostrado que los suplementos de extracto de sandía fueron capaces de ayudar a adultos obesos a controlar su presión arterial.

Además, la sandía es un diurético potencial, que a menudo se receta para personas con presión arterial alta. Puedes congelar rebanadas enteras de sandía para darte un buen regalo en los días de verano.

Cómo Cocinar las Cortezas de Sandía:

  • Cortezas de Sandía Frita: Para preparar este plato, corta la corteza en cubos y sumérjelos en harina o harina de maíz. Luego fríelos en aceite caliente.
  • Agrégala a tus Salteados: Corta la cáscara de sandía en rodajas y agrégalas a un delicioso salteado.
  • Gazpacho de Corteza de Sandía: Para preparar el gazpacho de corteza de sandía, combina la corteza con almendras, tomates, pepinos, apio y ajo en un procesador de alimentos. Luego haz un puré con todos los ingredientes. Sazona la mezcla al gusto, y luego ponla a enfriar en el refrigerador.

Advertencia:

Ten en cuenta que comer grandes cantidades de corteza de sandía puede provocar efectos secundarios, que están asociados con el consumo excesivo de L-citrulina. Demasiada L-citrulina puede interferir con el efecto de algunos medicamentos.

Recuerda informar a tu médico cuando realices cambios importantes en tu dieta, especialmente si actualmente estás tomando medicamentos para una afección crónica o si estás embarazada.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Corteza de Sandía: Sus Beneficios para la Salud y Cómo Cocinarlas