Cómo usar el yoga para la artritis (3 posiciones de yoga)

El ejercicio suele ser una parte central del control del dolor producido por la artritis. Quienes practican la medicina integrativa, a menudo suelen decirle a los pacientes de artritis que consideren el yoga o el taichí para controlar los síntomas.

Varios estudios sugieren que las personas que sufren distintos tipos de artritis pueden ayudar a mejorar sus síntomas físicos y su estado de ánimo practicando yoga de forma habitual. Todas las prácticas de yoga intentan utilizar el estiramiento, el movimiento, la relajación y la respiración para mejorar la flexibilidad, la fortaleza y la tranquilidad.

Las posiciones de yoga pueden intimidar a algunas personas, sobre todo a quienes lidian con el dolor de la artritis. Sin embargo, un monitor de yoga cualificado puede enseñar a estos participantes posturas alternativas o modificadas para evitar más lesiones y adaptarse a la rigidez de las articulaciones. Estas adaptaciones permiten que la mayoría de los pacientes de artritis puedan participar completamente en clases de yoga y optimizar sus beneficios.

3 posiciones de yoga para aliviar la artritis:

1. Posición del puente

 

  1. Túmbate en el suelo en posición supina, luego dobla las rodillas y apoya tus pies en el suelo.
  1. Exhala y presiona la parte interior de tus brazos y tus pies contra el suelo.
  1. Sube el coxis, tensa tus nalgas y elévalas del suelo hasta que tus muslos estén paralelos al mismo.
  1. Mantén tus rodillas directamente sobre tus talones.
  1. Eleva la parte superior de tus caderas hacia tu ombligo.

2. Posición de la vaca

 

  1. Ponte a cuatro patas con tus manos separadas a la anchura de los hombros.
  1. Coloca tus muñecas justo bajo tus hombros, con los dedos extendidos. Al mismo tiempo, tus rodillas deberían estar separadas a la anchura de tus caderas, justo bajo ellas.
  1. Empuja tu pecho hacia delante y hacia el techo, mientras tus omóplatos presionan hacia abajo contra tu cintura. Luego, inclina tu pelvis hacia arriba y hacia atrás, de forma que tus isquiones se eleven.

3. Posición del árbol (Vrikshasana)

Vriksha – Árbol; Asana – Posición o postura. El nombre de esta asana se pronuncia VRIK-shAH-sana.

La posición del árbol replica la actitud grácil pero firme de un árbol. Al contrario que la mayoría de las posiciones de yoga, la del árbol requiere que dejes los ojos abiertos para mantener el equilibrio corporal.

  1. Ponte de pie y derecho con los brazos a los lados de tu cuerpo.
  1. Dobla tu rodilla derecha y coloca el pie derecho en la parte superior de tu muslo izquierdo. La planta debería estar colocada de manera firme cerca del inicio del muslo.
  1. Encuentra el equilibrio. Asegúrate de que tu pierna izquierda está recta.
  1. En cuanto estés bien equilibrado, inspira profundamente, eleva tus brazos de manera grácil sobre tu cabeza desde los lados, y junta las palmas en el mudra “Namaste”, o la posición de las manos dobladas.
  1. Mira recto frente a ti. Una mirada estable puede ayudar a mantener un equilibrio estable.
  1. Asegúrate de que tienes la columna vertebral recta. Todo tu cuerpo debería estar tenso, como una cinta elástica estirada.
  1. Sigue respirando profundamente. Con cada exhalación, relaja el cuerpo más y más. Limítate a estar con tu cuerpo y tu respiración, con una ligera sonrisa en tu cara.
  1. Con una exhalación lenta, baja las manos suavemente. Además, libera lentamente tu pierna derecha.
  1. Mantente erguido como al principio de la posición.
  1. Repite esta posición levantando la pierna izquierda y colocándola en el muslo derecho.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo usar el yoga para la artritis (3 posiciones de yoga)