Cómo preparar el MEJOR vinagre de sidra de manzana casero

En este artículo hablaremos de un producto concreto: prepararemos vinagre de sidra de manzana casero. Se trata de un producto que durante un tiempo se ha hecho muy popular en todo el mundo por su innegable sabor, y se ha utilizado sobre todo para preparar bebidas, recetas y remedios caseros adelgazantes.

En el mercado, podemos adquirir una gran variedad de productos para la cocina que nos permitirán elaborar deliciosos platos. Hay personas a las que les encanta cocinar productos muy elaborados y experimentar con recetas nuevas.

Aunque es verdad que en el supermercado podemos comprar de todo, también puede ocurrir que haya un producto que no podamos comprar, y eso nos desanima porque es el ingrediente principal de alguna comida que queremos preparar para nuestra familia.

Seguro que alguna vez te ha pasado, pero gracias a los mayores expertos culinarios, podemos recurrir a trucos que permiten que nosotros mismos elaboremos el producto que no podemos encontrar en su lugar de venta habitual.

CÓMO HACER VINAGRE DE MANZANA

Este vinagre se ha convertido en uno de los ingredientes más indispensables en la elaboración de muchas recetas, sobre todo para preparar deliciosas ensaladas. Y precisamente porque es un producto muy demandado, es caro o difícil de conseguir.

Pero no te desanimes. Coge papel y lápiz y presta atención a las siguientes instrucciones para preparar un vinagre de sidra de manzana orgánico al 100%.

Lo que necesitas:

  • Un recipiente grande de vidrio
  • 1 kilogramo de manzanas
  • Agua mineral
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 trozo de tela

Preparación:

Lava concienzudamente las manzanas, pélalas por completo y córtalas en trozos pequeños. Ponlas en un recipiente de vidrio con azúcar y agua hasta cubrirlas.

Cubre el recipiente con un trozo de tela y sujétala con una cinta elástica o con una tapa.

Deja reposar esta preparación en un lugar oscuro a una temperatura de entre 15 y 26 grados Celsius durante 5 ó 6 semanas.

Después de ese tiempo, las manzanas habrán fermentado y podrás desecharlas. Extrae el líquido, viértelo en otra jarra de vidrio y déjala reposar durante tres días más.

Tras ese tiempo, prueba tu vinagre para saber si tiene el punto de acidez ideal, y entonces podrás empezar a usar tu propio vinagre de sidra de manzana.

Si te ha gustado este fabuloso truco, no olvides compartir esta información con tu familia y tus amigos para que también ellos puedan preparar su propio vinagre casero.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo preparar el MEJOR vinagre de sidra de manzana casero