Cómo perder peso con salsa picante

Ésta es una buena noticia para los entusiastas de la salsa Sriracha. ¿Sabías que aderezar tus platos con pimientos picantes puede ayudarte a perder peso?

Los estudios han demostrado que incluir alimentos picantes en los platos puede ayudar a poner freno a tu apetito, y además acelera ligeramente tu metabolismo. Por lo tanto, la salsa picante merece el título de “alimento delgado”. Puedes agregar este intenso condimento a cualquier plato, poniendo unas gotas en los huevos, en los estofados, en las sopas, o mezclándolo con el hummus para subirle el picante.

Beneficios de la salsa picante para la pérdida de peso:

1. Contiene menos calorías

La salsa picante suele tener pocas calorías, dado que una ración de 1 cucharada sólo contiene 3 calorías. Si estás vigilando tu peso, puedes utilizar salsa picante en vez de un condimento más calórico, como la mantequilla, para así aumentar la profundidad y el sabor de una comida.

Una ración de 1 cucharada de mantequilla contiene 102 calorías. Reemplazar la mantequilla por salsa picante al menos 3 veces por semana puede generar un déficit de calorías que, tras un año, puede hacer que pierdas alrededor de 2 kilogramos de peso corporal. Según la web de salud LiveStrong, se necesita un déficit de 3.500 calorías para perder unos 450 gramos de peso corporal.

2. Pone freno a tu apetito

Sólo hace falta una pequeña cantidad de salsa picante. Para controlar tu nivel de sodio, no deberías empapar toda la comida en ella pero, al mantener los alimentos más picantes, tendrás que comer un poco más despacio. La salsa picante es una gran manera de moderar tu ritmo si tiendes a comer rápido.

3. Ayuda a quemar grasa

Un ejemplar de 2014 publicado por “Progress in Drug Research” (“Progreso en Investigación de Medicamentos”) informaba de que quienes mantenían dietas ricas en capsaicina tenían menos riesgo de desarrollar obesidad, y de que la capsaicina ayudaba a incrementar el ritmo de la quema de grasa. Esto se demostró al tomar la capsaicina como suplemento, 1 hora antes de realizar ejercicio de intensidad moderada. El motivo es que la capsaicina incrementa los mecanismos naturales de quema de grasas de tu cuerpo.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que incluir capsaicina como parte de tu dieta habitual podría ayudar a reducir el riesgo de obesidad al disminuir tanto tu riesgo de ganar peso como los niveles de grasa de tu cuerpo. Sin embargo, hacen falta más estudios.

4. Aumenta tu metabolismo

El “Journal of the Federation of American Societies for Experimental Biology” (“Diario de la Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental”) informó sobre los efectos de la capsaicina en la pérdida de peso en 2013. El estudio determinó que el consumo habitual de capsaicina llevaba a unos mayores niveles de saciedad, lo que resultaba en un menor consumo de calorías.

Además, la capsaicina elevaba los niveles de gasto de energía en los individuos que participaron en el estudio, lo que lleva a un aumento del metabolismo. Los investigadores concluyeron que los alimentos picantes, como la salsa picante, podrían ayudar a prevenir la ingesta excesiva de alimentos y a que tu cuerpo queme más grasas y calorías.

Eligiendo tu salsa picante:

Los diferentes pimientos picantes tienen varios niveles de picor debido a su contenido de capsaicina. Cuando más picante sea el pimiento, más picante será la salsa obtenida con él.

Las salsas picantes básicas, como las que se elaboran con pimientos picantes machacados, pueden agregar picor con sólo un poco de sabor a pimiento. Por contra, otros pimientos como el chile poblano o chile ancho, agregarán aroma a humo y dulzor, pero sólo un poco de picante.

Cómo usar salsa picante para perder peso:

1. Cocina usando salsa picante

Un estudio llevado a cabo por la Universidad Purdue informaba de que las personas se sentían más satisfechas después de comer alimentos picantes, y que sólo consumían una cantidad establecida en lugar de seguir comiendo.

Esto se debe a que el picor en tu boca hace que comas más despacio, de manera que puedes captar las señales de saciedad y sólo puedes tomar una cantidad determinada de salsa picante antes de alcanzar tu límite. Por lo tanto, evita que te atiborres.

2. Combina la salsa picante con grasa saludable

La salsa picante es una molécula liposoluble, por lo que puedes combinarla con aguacate para disolver y aliviar los restos de picor en tu boca.

3. Cambia tus condimentos

Utilizar mayonesa o ketchup en tus platos puede hacer que las calorías se acumulen. En vez de tragar todo ese azúcar y grasa, puedes hacer que tus platos sepan mejor con salsa picante, y a cambio de sólo cero calorías.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo perder peso con salsa picante