Cómo mantener tu hígado sano

El hígado es responsable de desintoxicar el organismo, y también produce la albúmina, que es la proteína más abundante en la sangre. También está a cargo de muchas funciones inmunológicas que evitan que contraigas enfermedades. Sin embargo, eso no significa que el hígado esté a salvo de enfermar.

Los siguientes alimentos pueden ayudar a mantener sano tu hígado:

Ajo

Es posible que odies su olor picante, pero el ajo puede activar la capacidad de las enzimas hepáticas de acelerar la función del organismo que elimina las toxinas. El ajo también posee elevados niveles de selenio y alicina, ambos compuestos conocidos por limpiar el hígado.

Remolachas y zanahorias

Tanto las zanahorias como las remolachas son ricas en beta-caroteno y flavonoides vegetales, los cuales mejoran la función hepática y estimulan el proceso de limpieza del hígado.

Nueces

Las nueces contienen enormes cantidades del aminoácido arginina, que ayuda al hígado en el proceso de desintoxicación del amoniaco. También poseen ácidos grasos omega-3 y glutatión, que ayudan a limpiar el hígado de toxinas.

Aguacates

Los aguacates son muy ricos en glutatión, y contienen otros nutrientes que ayudan al funcionamiento de muchos órganos del cuerpo, como el hígado.

Aceite de oliva

Cuando se consume con moderación, se ha demostrado que el aceite de oliva es bueno para el hígado, ya que proporciona al organismo una base lipídica que elimina las toxinas dañinas de los órganos del cuerpo, incluyendo el hígado. Esto también significa que la carga de trabajo del hígado será más ligera, dado que el aceite de oliva ya habrá hecho parte de su trabajo.

Manzanas

Esta maravillosa fruta tiene niveles elevados de pectina, la cual ayuda a limpiar las toxinas del tracto digestivo. Esto alivia la carga del hígado, para que así funcione bien a la hora de procesar el contenido súper tóxico de los alimentos que comemos.

Pomelos

Los pomelos tienen vitamina C y antioxidantes que ayudan a aumentar la capacidad de limpieza natural de las enzimas hepáticas, y expulsan las toxinas y los carcinógenos antes de que afecten al cuerpo.

Limones y limas

Estas frutas cítricas son grandes fuentes de vitamina C, que ayuda al cuerpo a descomponer las toxinas en compuestos que puedan absorberse mediante el agua.

Además, BEBE ALCOHOL DE FORMA MODERADA. El alcohol es la causa más importante del aumento del 25% de las muertes por enfermedad hepática en Inglaterra entre 2001 y 2009. No importa cuántas manzanas y pomelos comas al día, ya que no compensarán el daño que el alcohol producirá en tu hígado. Además, haz una limpieza hepática dos veces al año como mucho para asegurarte de que tu hígado elimina las toxinas.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo mantener tu hígado sano