Cómo lograr una piel radiante en 5 minutos

Tener un rostro radiante aumenta los niveles de seguridad en ti mismo y hace que tengas un aspecto mejor. Si tienes ese brillo perfecto en tu cara, incluso llevando tu ropa más sencilla tendrás un aspecto deslumbrante.

Sin embargo, la suciedad, la contaminación, el estilo de vida frenético y los hábitos poco saludables le roban a tu piel su resplandor natural.

Para ayudarte a recuperar el brillo perdido, a continuación te mostramos algunos remedios muy efectivos y rápidos que transforman en cuestión de minutos tu piel apagada y afligida en una piel fresca y resplandeciente.

1. Aceite de coco y zumo de limón para una piel radiante

El aceite de coco proporciona innumerables beneficios. Sirve como un maravilloso hidratante y un tratamiento ideal para iluminar al instante un aspecto apagado.

Instrucciones:

  1. Mezcla 2 cucharadas de aceite de coco prensado en frío y unas pocas gotas de zumo de limón.
  2. Masajea tu cara durante 2-3 minutos.
  3. Quítate el aceite usando una bola de algodón húmeda.

2. Agua helada para una piel radiante

Este método con agua helada mejorará tu circulación sanguínea, haciendo de esta manera que tu piel esté radiante y resplandeciente. Además, mantendrá tu piel fresca durante todo el día, y equilibrará la producción de aceite.

Instrucciones:

  1. Puedes remojar tu cara en agua helada durante al menos 15-20 segundos para revivir tu piel.
  2. Repite el proceso durante unos minutos para obtener los mejores resultados.

3. Tomate y miel para una piel radiante

La mezcla perfecta de miel y tomate resulta excelente para iluminar tu piel. Ambos ingredientes poseen propiedades blanqueadoras que ayudan a eliminar el bronceado, la pigmentación y las manchas oscuras.

Además, esta combinación restituye el aspecto natural de tu piel y ayuda a atenuar las cicatrices. Los tomates también contienen licopeno, que es conocido por ser un fuerte antioxidante. Ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel y forma una barrera protectora de la piel, manteniendo a raya el daño de los rayos UV y ralentizando el proceso de envejecimiento.

Materiales:

  • 1 cucharada de miel cruda
  • ½ tomate maduro
  • Una toalla

Instrucciones:

  1. Haz un puré con el tomate usando una batidora.
  2. Añade la miel al puré y mezcla bien.
  3. Lávate la cara con un limpiador suave.
  4. Sécala con pequeños toques.
  5. Aplícate la mezcla en la cara. Evita la piel delicada alrededor de tus ojos.
  6. Déjate la mascarilla puesta durante entre 5 y 15 minutos.
  7. Enjuaga usando agua fría.
  8. Sécate la cara con pequeños toques usando una toalla.
  9. Haz esto al menos dos veces por semana.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo lograr una piel radiante en 5 minutos