Como lavarte la cara y decir adiós a la flacidez y las arrugas

Cada mujer anhela una piel radiante, suave y saludable. Desafortunadamente, para algunas mujeres esto es difícil de alcanzar ya que la piel en la cara es propensa a acné, puntos negros, poros obstruidos, arrugas y acumulación de grasa.

Las compañías de cosméticos toman ventaja de este problema vendiendo numerosos productos de belleza que son muy costosos. Algunos de estos son débiles e ineficaces, mientras que otros son fuertes debido a los químicos en su contenido que pueden herir la delicada piel de la cara.

Para deshacerse de estos problemas de la piel que no solo son un problema de salud sino también un problema de estética, te vamos a presentar un remedio casero que mejorará la apariencia de la piel completamente natural.

Probablemente estás familiarizado con los poderosos beneficios del bicarbonato de sodio y el aceite de coco. El remedio basado en estos dos ingredientes, rejuvenece y limpia la piel de todas sus impurezas.

Tiene propiedades anti-bacterial, antiséptico, anti-inflamatorio y anti-hongo y puede ser usado también como loción.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio mejora la tez general en la piel, combate el acné y espinillas y alivia las quemaduras del sol.

Es mayormente usado como desodorante y blanqueador de dientes. También puede tratar efectivamente el acné. Este ingrediente puede balancear el nivel de pH en la piel debido a sus propiedades anfotéricas (quiere decir, que puede actuar como un ácido y como una base).

Aceite de coco

Por otro lado el aceite de coco, suaviza la piel seca y tiene efectos anti microbio y humectante. Permea los poros y limpia todas las impurezas debido a la presencia de grasas saludables y naturales en su contenido. También puede ser usado como crema de afeitar e iluminador de mejillas.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite orgánico extra virgen aceite de coco
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio libre de aluminio

Preparación:

Mezcla ambos ingredientes y cuando obtengas una pasta, aplícalo a tu piel. Si tienes piel sensible, usa el aceite y el bicarbonato en un radio de 2:1. Masajea gentilmente en movimientos circulares. Déjalo actuar 5 minutos y luego enjuágalo. Masajea nuevamente mientras enjuagas. No tienes que aplicar crema humectante después de este tratamiento ya que el aceite de coco penetra las capas profundas de la piel y provee la hidratación necesaria.

Los ingredientes necesarios para esta receta son naturales y asequibles, así que no pueden herir la piel. Usa este remedio tres veces por semana por 30 días y pronto notarás los resultados deseados.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Como lavarte la cara y decir adiós a la flacidez y las arrugas