Cómo incrementar tus niveles de hemoglobina: 9 maneras naturales

La hemoglobina es una proteína rica en hierro que forma parte de nuestra sangre, y que es necesaria para transportar el oxígeno desde los pulmones hasta los órganos y los tejidos de nuestro cuerpo. Además, permite llevar el dióxido de carbono (que es un producto de desecho metabólico) desde las células de vuelta a los pulmones para que sea exhalado.

Aunque hay muchos motivos que pueden provocar niveles bajos de hemoglobina, como defectos en la médula ósea, pérdida de sangre, problemas de riñón, cáncer y algunos medicamentos, el motivo más común es la deficiencia nutricional de ácido fólico, hierro, vitamina B12 y vitamina C.

La deficiencia de cada uno de estos nutrientes puede corregirse agregando alimentos sanos a tu dieta. A continuación se listan 9 maneras naturales de mejorar tus niveles de hemoglobina.

1. Melaza

La melaza es un remedio popular que se utiliza para combatir la anemia y aumentar tus niveles de hemoglobina. La melaza contiene folato, hierro y muchas vitaminas del grupo B que pueden ayudar a incrementar eficazmente la producción de glóbulos rojos.

Puedes mezclar 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y otras 2 de melaza en 1 taza de agua. Bébelo una vez al día.

2. Quitosano

El quitosano es estructuralmente parecido a la celulosa, que es un hidrato de carbono complejo que se encuentra en las plantas, y que consiste en moléculas de glucosa conectadas entre sí. Esta sustancia se encuentra principalmente en el exoesqueleto de las gambas, los camarones, los cangrejos y otros mariscos.

Sin embargo, es mejor tomarlo como suplemento. No sólo eso, sino que los estudios han demostrado que las gambas pueden reducir los niveles de colesterol y de urea, y ayudarte a perder el exceso de grasa.

3. Consumir alimentos ricos en hierro

Según el Consejo Nacional de Acción contra la Anemia, la deficiencia de hierro es la causa más común de los niveles bajos de hemoglobina. Los alimentos más ricos en hierro incluyen las verduras de hoja verde, la remolacha, la espinaca, el espárrago, el tofu, el huevo entero, el hígado de pollo, la manzana, las ostras, el albaricoque, la granada, las ciruelas pasas, la sandía, los dátiles, las semillas de calabaza, las uvas pasas y las almendras.

4. Comer una manzana al día

Consumir una manzana al día puede ayudarte a mantener unos niveles normales de hemoglobina. Esto se debe a que las manzanas son ricas en hierro y otros componentes buenos para la salud que son necesarios para conseguir un recuento saludable de hemoglobina.

Puedes comer 1 manzana al día, o bien beber el zumo hecho con media taza de manzana y otra media de remolacha, al menos dos veces al día. Puedes agregar una pizca de jengibre o de zumo de limón para darle un toque de sabor.

5. Ejercicio

El entrenamiento de intensidad moderada a elevada es muy recomendable para incrementar tus niveles de hemoglobina, debido a que cuando haces ejercicio, tu cuerpo produce más hemoglobina para satisfacer la mayor demanda de oxígeno a lo largo del cuerpo.

6. Semillas de fenogreco

Durante 15 días, cocina 1 cucharadita de semillas de fenogreco junto con tu cena cada noche, y agrega un poco de arroz, para así incrementar tus niveles de hemoglobina.

7. Aumenta la ingesta de vitamina C

Los niveles bajos de hemoglobina debidos a una deficiencia de vitamina C se pueden corregir consumiendo más alimentos ricos en dicha vitamina, que es necesaria para ayudar a tu cuerpo a que pueda absorber completamente el hierro.

Toma alimentos ricos en vitamina C, incluyendo naranjas, papaya, fresas, limón, brócoli, pimientos, tomates, pomelo y espinaca. Además, puedes tomar suplementos de vitamina C tras consultar a tu médico.

8. Aumenta la ingesta de ácido fólico

El ácido fólico, una vitamina del complejo B, es necesario para producir los glóbulos rojos. Una deficiencia de ácido fólico lleva a unos niveles bajos de hemoglobina.

Algunas importantes fuentes alimentarias de ácido fólico son las coles de Bruselas, las verduras de hoja verde, el germen de trigo, las judías secas, los plátanos, los cacahuetes, el hígado de pollo y el brócoli. La remolacha también es muy recomendable para aumentar tu recuento de glóbulos rojos, porque es rica en ácido fólico y hierro, además de en fibra y potasio.

9. Frutos secos

Las almendras tienen el mayor contenido de hierro. Sólo 30 gramos de almendras proporcionan el 6% de las necesidades diarias de hierro.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo incrementar tus niveles de hemoglobina: 9 maneras naturales