Cómo eliminar los callos de manera natural

Los callos pueden resultar molestos, feos y, en algunos casos, realmente dolorosos. Normalmente, se producen como resultado de la acumulación de queratina después de una compactación de las células cutáneas muertas que se manifiesta como una zona gruesa y endurecida.

Los callos suelen ocurrir a los lados de los pies y los talones, y pueden estar provocados por algunos tipos de calzado.

Sin embargo, los callos también pueden ser una protección para algunas zonas de tu cuerpo, especialmente las que están sujetas de manera constante a la fricción o a la presión. Ésta es la principal razón por la que aparecen en tus manos después de usar herramientas.

Otros factores que pueden producir callos incluyen practicar deportes sin calcetines o zapatos adecuados, una malformación de los huesos de tus pies, o caminar de forma incorrecta.

Es extremadamente importante diferenciar entre callos y callosidades. Ten en cuenta que las callosidades se caracterizan por un engrosamiento de la piel, y aparecen en la parte externa del pulgar del pie.

Tienen forma de cono y son de color amarillo. Experimentarás un montón de dolor al caminar o al tocarlas.

Remedios naturales para los callos

Hoy te mostraremos algunos remedios caseros que pueden ayudarte a librarte de forma efectiva de los callos.

1. Aspirina y limón

Al mezclar ambos ingredientes, obtendrás una pasta que puede ablandar los callos. De esta manera, podrás eliminarlos fácilmente con la ayuda de una piedra pómez.

Ingredientes necesarios:

  • 7 aspirinas
  • 1 limón exprimido

Instrucciones:

Machaca la aspirina para obtener una pasta. Añade el zumo de limón y mezcla bien. Para hacer la pasta más suave, puedes añadir un poco de agua. Luego, limpia y seca tu callo.

Aplica este remedio y envuélvelo con una bolsa de plástico. Déjalo actuar durante 20 minutos. Enjuágalo con agua caliente y luego frota el callo suavemente con una piedra pómez.

2. Cebolla

La cebolla es conocida por sus potentes propiedades antisépticas. Tiene la capacidad de suavizar tu piel y eliminar tus callos en sólo unos días.

Simplemente corta una cebolla por la mitad y frótala sobre tus callos. Ponte calcetines y déjala toda la noche. Por la mañana, enjuaga bien. Deberías repetir este procedimiento todas las noches durante 1 semana.

3. Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla tiene un aroma agradable y potentes efectos sedantes. Además, equilibra tu nivel de pH y trata las durezas. Los callos pueden estar provocados por el calzado o el sudor debido al calor y al ejercicio.

Por suerte, esta planta puede ayudarte a reducir el sudor de manera efectiva. Todo lo que tienes que hacer es preparar una infusión de manzanilla. Puedes hacerla con bolsas de té o con flores sueltas. Deja que se enfríe y luego viértela en un contenedor en el que puedas colocar tus pies.

4. Piedra pómez

Quienes tienen continuamente callos en sus pies siempre deberían tener una piedra pómez a mano. Se vende en la mayoría de las tiendas.

Primero deberías lavar la zona alrededor del callo con un jabón neutro, y luego frotarlo con una piedra pómez. Deberías hacer movimientos circulares y suaves para que no dañe tu piel.

5. Zumo de ajo

El zumo de ajo es extremadamente beneficioso para ablandar la piel endurecida y para eliminar los callos. Después de aplicarlo, tendrás que frotar la zona con una piedra pómez.

Ingredientes necesarios:

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Instrucciones:

Corta el ajo por la mitad y machácalo. Agrega el aceite de oliva y mezcla para preparar una pasta. Aplica esta pasta y envuélvela con una gasa. Ponte los calcetines y déjala actuar durante una noche.

Por la mañana, deberías enjuagar la pasta con agua caliente. Se recomienda repetir este procedimiento todos los días durante 1 semana.

6. Tomate

El tomate puede mejorar de manera efectiva el estado de tu piel y ayudarte a eliminar los callos de manera natural.

Simplemente corta un tomate y machácalo para elaborar una pasta. Aplica esta pasta en tu callo y asegúrate de envolverlo con una gasa. Déjalo actuar durante toda una noche. Por la mañana, enjuágalo. Repite este proceso durante 1 semana.

7. Vinagre de sidra de manzana

Debido a su naturaleza ácida, el vinagre de sidra de manzana ablandará la piel endurecida y la hidratará. Funciona de manera similar a la infusión de manzanilla. Puede reducir tu sudoración y ayudarte a equilibrar el nivel de pH de tu piel.

Se recomienda usarlo antes de hacer ejercicio. De esta manera, evitarás la sudoración y los callos producidos por la fricción.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo eliminar los callos de manera natural