Cómo cura el té de orégano la tos, la sinusitis y las infecciones

El orégano es una hierba de buen gusto perteneciente a la familia de la menta. Esta hierba permite dar el toque final a un plato italiano, pero también resulta perfecta para preparar un té.

Durante años, el té de orégano se ha considerado como un suplemento de hierbas efectivo, y muchos lo han usado a modo de tratamiento. Los estudios han demostrado que las vitaminas y los minerales presentes en este té lo convierten en una excelente bebida suplementaria.

Parte de su valor nutritivo consiste en las vitaminas C, A y K, además de minerales como el calcio, el hierro y el manganeso. Por otro lado, posee nutrientes como los flavonoides y los ácidos grasos omega-3, que también contribuyen a sus importantes características como suplemento.

Beneficios del té de orégano para la salud:

1. Antibacteriano

Una taza de té de orégano es una dosis antibacteriana perfecta para todo el día. Esta hierba posee aceites como el carvacrol y el timol, ambos conocidos por combatir las bacterias.

Los investigadores han descubierto que esta hierba es capaz de combatir las infecciones bacterianas producidas por la ameba Giardia lamblia mucho mejor que el tinidazol, un medicamento que se suele recomendar. Además, la ingesta habitual de té de orégano ayuda a evitar cualquier tipo de infección microbiana al suprimir su desarrollo.

2. Combate el cáncer

El orégano es una excelente fuente de fibra que ayuda a unir las toxinas que provocan cáncer con las sales biliares en el colon, para así eliminarlas del organismo. Esto fuerza al cuerpo a descomponer el colesterol para hacer más sales biliares, disminuyendo de esta manera el riesgo de cáncer de colon y reduciendo los niveles elevados de colesterol.

Además, las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas del orégano son muy útiles a la hora de ralentizar y prevenir el progreso del cáncer de mama y de próstata.

3. Sinusitis

El orégano es una genial cura natural para la congestión nasal porque también funciona como un antihistamínico fiable y seguro.

Para ayudar a despejar la garganta y los conductos nasales obstruidos, añade 2-3 gotas de aceite de orégano a 1/2 taza de agua hirviendo. Luego, usando una toalla, cúbrete la cabeza e inhala el vapor que procede de la mezcla. Haz esto al menos dos veces al día.

De manera alternativa, también puedes añadir 3 gotas de aceite de orégano a un vaso de zumo. Puedes beberlo a diario durante 3-5 días.

4. Tratamiento para el resfriado común

El orégano posee potentes propiedades antisépticas y antioxidantes, lo que hace que sea un excelente tratamiento para el resfriado común.

Cuando sientas venir un dolor de garganta o un resfriado, sólo añade 3 gotas de aceite de orégano a un vaso de zumo de naranja. Puedes beberlo una vez al día durante cinco días hasta que tus síntomas hayan desaparecido. Además, para aliviar los síntomas, también puedes beber té de orégano 2-3 veces al día.

5. Control del peso

El té de orégano es conocido por ser una fuente abundante en fibra. El consumo de fibra ayuda a controlar el peso, manteniendo de esta manera a tu cuerpo en forma y disminuyendo las probabilidades de padecer numerosas enfermedades.

Receta de té de orégano:

Ingredientes:

  • 4-6 cucharadas de hojas de orégano frescas
  • 2 tazas y media de agua
  • 1 cucharada de miel orgánica cruda

Instrucciones:

  1. Corta las hojas para liberar el aceite.
  2. Hierve el agua durante 10 minutos.
  3. Agrega las hojas de orégano y déjalas en infusión durante al menos 5 minutos.
  4. Cuela y agrega la miel.
  5. Bebe mientras aún esté caliente para aprovechar al máximo sus beneficios.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo cura el té de orégano la tos, la sinusitis y las infecciones