Cómo comer mejor y más sano en 5 pasos sencillos

Hay 5 maneras más sencillas y fáciles de comer mejor y estar sano. Puedes empezar con los pasos descritos a continuación y probar una nueva forma de pensar sobre la comida.

1. Mantén un diario de alimentos

Mantener un diario de alimentos te permitirá entender mejor cuándo y cómo estás comiendo. Además, las estadísticas muestran que mantener un diario duplica el éxito de una persona a la hora de perder peso.

Puedes utilizar un diario o una aplicación para mantener el registro. Muchas aplicaciones tienen múltiples funcionalidades y te proporcionan información nutricional, a la vez que te permiten hacer el seguimiento de cosas como tu ejercicio, tu presión sanguínea o tu sueño.

2. Que no te entre el hambre

Tienes que mantener una ingesta de alimentos de manera que no te entre el hambre. Si aprendes a minimizar tu apetito, puedes tomar decisiones más sabias en tus hábitos alimentarios. Un buen ejemplo sería agregar proteínas en cada comida o aperitivo para ayudar a reducir los antojos.

La clave es encontrar un patrón de alimentación que te funcione bien. Además, el objetivo es evitar estar en la posición de luchar contra los antojos y el hambre al mismo tiempo, porque es una guerra que no ganarás.

3. Simplifica las cosas

La mejor solución para comer sano es una que ha funcionado durante muchas generaciones, que es ceñirse a lo básico. Deberías aumentar tu consumo de alimentos frescos naturales y reducir los alimentos muy procesados y calóricos.

Tú menú no tiene por qué ser muy elaborado o de alta cocina. Uno sencillo tendrá productos locales, frutas y verduras, y carnes magras a la parrilla.

4. El tamaño importa

El tamaño importa mucho cuando se trata de comida. A continuación se muestra una guía general sobre lo que es el tamaño de una ración:

  • Fruta: del tamaño de una pelota de tenis.
  • Proteínas (como el tofu o sustitutos de la carne): del tamaño de dos palmos.
  • Almidón (como las patatas, los fideos, el arroz y los cereales): del tamaño de un puño.
  • Verduras: del tamaño un puño.

5. Mantente hidratado

A veces confundes la sed con el hambre. Mantenerte hidratado eliminará los gruñidos de tu panza y te hará menos propenso a recurrir a aperitivos rápidos.

La mejor solución es beber agua, porque los zumos de fruta y los refrescos están llenos de calorías. Elige una fruta cuando tengas que escoger entre fruta o zumo. Una manzana tiene un 84% de agua, así que estarás hidratado. Además de eso, está llena de fibra, lo que te mantendrá lleno durante más tiempo.

Puedes usar todo lo dicho como una guía para ser consciente de cuánto estás consumiendo. Puede ser tan sencillo como parar cuando estés lleno. Tan sólo recuerda siempre que debes pensar antes de comer.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Cómo comer mejor y más sano en 5 pasos sencillos