7 motivos sanos para comer albaricoques todos los días

Los albaricoques son bonitas frutas de color naranja que son ricas en fibra y beta-caroteno. Esta fruta es pariente de la nectarina, el melocotón, la cereza y la ciruela. Es aromática, con una piel aterciopelada y suave que oscila entre el naranja oscuro y el amarillo pálido. Su sabor es casi almizcleño, con una leve acidez que está a medio camino entre una ciruela y un melocotón.

Aunque los hay en lata y desecados, los albaricoques están disponibles durante todo el año. Los albaricoques frescos contienen vitamina C, y su temporada en Norteamérica va desde mayo hasta agosto.

El albaricoque es una de las frutas más sanas del mundo, con toneladas de beneficios. 100 gramos de albaricoques frescos pueden proporcionarte el 12% de la vitamina A, el 12% de la vitamina C y el 6% del potasio necesarios para el cuerpo, y todo esto con menos de 50 calorías. ¡Éstos son los motivos por los que comer un albaricoque al día, también puede mantener al médico en la lejanía!

Beneficios de los albaricoques para la salud:

1. Salud digestiva

Los albaricoques frescos y desecados son una de las mejores fuentes de fibra dietética. La fibra es buena para el cuerpo, pero los albaricoques contienen un tipo especial de fibra que es incluso más beneficiosa.

La fibra soluble se disuelve rápidamente en tu cuerpo, y ayuda a absorber nutrientes importantes. Se convierte en una sustancia tipo gel y ayuda a descomponer los ácidos grasos.

Una vez que los ácidos grasos se han descompuesto, pueden ayudar a facilitar el movimiento intestinal y la excreción de las partículas de comida digeridas.

2. Salud de los ojos

Los albaricoques son ricos en xantofilas y carotenoides, los cuales son nutrientes que los investigadores creen que protegen la visión contra el daño relacionado con la edad. Uno de estos nutrientes, la luteína, parece que resulta de ayuda para proteger la retina (la parte del ojo que captura la imagen visual del entorno) del daño provocado por la luz azul.

Además, los investigadores han asociado el consumo habitual de fruta con una reducción en el riesgo de la pérdida de la visión con la edad. Este beneficio se ha observado en personas que consumen 3 o más raciones de fruta al día.

3 o más raciones de fruta puede sonar demasiado para consumir todos los días, pero simplemente con tomar un albaricoque como tentempié, añadir un plátano a tu batido y combinar 1 taza de yogur o ensalada verde con media taza de frutos del bosque, alcanzarás este objetivo.

3. Salud del corazón

Los albaricoques son una gran manera de proteger tu corazón de varias enfermedades, incluyendo los infartos, la arteriosclerosis y los derrames cerebrales. La elevada cantidad de fibra dietética, vitamina C y potasio contribuye a lograr una excelente salud cardiovascular.

La vitamina C protege a tu corazón de los radicales libres, mientras que la fibra dietética elimina el exceso de colesterol del recubrimiento de las arterias y las venas, limpiándolas y reduciendo el esfuerzo realizado por el corazón. Por último, el potasio reduce la presión sanguínea al relajar la tensión de los vasos sanguíneos. Combinadas juntas, estas propiedades de los albaricoques los hacen ideales para mejorar la salud del corazón.

4. Ricos en antioxidantes

Los albaricoques maduros son buenas fuentes de antioxidantes. Cuando se comen a diario, ayudan a tu cuerpo a eliminar las toxinas que tiende a acumular con el tiempo. Los antioxidantes también combaten los radicales libres que dañan tus células.

5. Ricos en vitamina A

Los albaricoques están cargados de vitamina A, que es también conocida como retinol. Es soluble en grasa, y puede ayudar a mejorar la visión.

Además, mantiene a punto a tu sistema inmune, protegiendo así a tu piel. El retinol y el beta-caroteno, que también está presente en los albaricoques, reducen el riesgo de desarrollar un trastorno grave relacionado con los ojos conocido como degeneración macular asociada a la edad, que provoca la pérdida de visión con los años.

6. Salud de la piel

La combinación de vitaminas A y C, y de fitonutrientes, puede garantizar la salud de la piel. Además, ¿sabías que los antioxidantes presentes en los albaricoques pueden ayudar a ralentizar el proceso de envejecimiento?

Así que, aparte de llevar un buen régimen de cuidado de la piel, recuerda siempre comer algunos albaricoques todos los días.

7. Fortalecen los huesos

El calcio es un importante requisito para el desarrollo y la formación de los huesos, y los albaricoques tienen un montón. Lo que también es interesante recordar es que, sin suficiente potasio en tu organismo, el calcio no se absorbe ni se deshecha de manera uniforme. ¡La buena noticia es que el albaricoque tiene ambos!

Forma de servir:

Lava los albaricoques frescos usando agua fría y sécalos con toques suaves. Consume la fruta madura con su piel, para que puedas aprovechar al máximo sus beneficios.

– También puedes agregar trozos de albaricoques a las ensaladas.
– Los albaricoques también se pueden añadir en forma de mermelada, confitura, dulce y jarabe.
– Los albaricoques desecados al sol pueden usarse como pasas en la industria de los dulces y los pasteles.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

7 motivos sanos para comer albaricoques todos los días