Arregla los problemas con esta hormona si quieres perder peso

Cada persona de este mundo ha intentado perder peso en algún periodo de su vida y sabe lo difícil que puede llegar a ser. La principal responsable de ello es la leptina, la hormona que interrumpe el proceso de pérdida de peso. Segregada por las células de grasa, la leptina es la responsable de equilibrar el peso corporal y los niveles de energía.

El papel principal de la leptina es enviar la señal al cerebro de que necesitas comer más o menos. Además, promueve el funcionamiento del sistema nervioso simpático, favoreciendo de esta manera que el tejido adiposo queme incluso más energía. Sin embargo, hay varias situaciones en las que el cuerpo presenta una resistencia a esta hormona.

En general, esto ocurre cuando la leptina no puede alcanzar sus objetivos para así equilibrar el apetito. O también puede ocurrir cuando falla el funcionamiento de los receptores de leptina y, de ese modo, no se envían las señales a las células para que puedan responder a esta hormona. Estas situaciones ocurren sobre todo en personas con sobrepeso y obesas.

Si los niveles de leptina se mantienen elevados durante mucho tiempo, entonces la persona puede perder la sensibilidad a dicha hormona y el cerebro no puede obedecer a las señales que envía la leptina para dejar de comer y acelerar el metabolismo.

Los signos más comunes de resistencia a la leptina son:

  • Aumento de peso
  • Comer por estrés
  • Antojos incontrolables
  • Comer por la noche
  • Problemas para dormir o mantenerse despierto
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Incapacidad para perder peso
  • Aumento de las triglicéridos
  • Antojos de azúcar
  • Ansiedad frecuente
  • Deseo de picotear después de las comidas
  • Falta de motivación
  • Fatiga, sobre todo después de comer

Para revertir la resistencia a la leptina y a la insulina, deja de consumir:

  • Azúcar
  • Grasas
  • Hidratos de carbono
  • Jarabe de maíz de alta fructosa

En vez de eso, intenta incluir más alimentos orgánicos e integrales en tu dieta. Ingiere grasas sanas monoinsaturadas y saturadas que puedas obtener del coco, el aguacate, el aceite de coco, la mantequilla, los frutos secos y las grasas animales.

Evita alimentos procesados y disminuye la ingesta de hidratos de carbono. Come más proteínas y más fibra soluble.

Haz ejercicio de manera habitual, porque de esa manera lograrás recuperar el equilibrio en el cuerpo y revertir la resistencia a la leptina.

Duerme bien, ya que a veces los problemas con los niveles de leptina pueden producirse como resultado de los desórdenes y la falta de sueño.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Arregla los problemas con esta hormona si quieres perder peso