Alimentos a evitar cuando estás tomando antibióticos

¿Sabías que hay algunos alimentos y bebidas que pueden interponerse en tu recuperación de una enfermedad debido a que pueden obstaculizar la acción de los antibióticos? Nadie quiere prolongar la agonía de estar recluido en casa o de ser menos productivo debido a un problema de salud, y ése es el motivo por el que deberías tomar tus medicinas, ¡y también tener muy presente lo que comes y bebes!

Hay todo tipo de razones por las que la dieta equivocada puede reducir realmente la eficacia de los antibióticos que estás tomando. En primer lugar, puede interferir en la manera en que el cuerpo descompone el medicamento. Además, puede ralentizar el vaciado del estómago, lo que provoca una absorción más lenta de la medicina. En algunos casos, de hecho, puede evitar que se absorba el medicamento, haciendo que sea inefectivo contra el problema para el que se recetó.

Así que la próxima vez que tu médico te dé una receta de antibióticos, recuerda preguntarle por los alimentos y las bebidas con las que puede que lo tomes, pero que no deberías. Las siguientes son algunas de las cosas que deberías abstenerte de consumir mientras estés consumiendo antibióticos:

Productos lácteos

Queso, nata, leche, mantequilla, helados… Éstos y otros productos lácteos no deberían ser servidos en la mesa mientras estás tomando antibióticos. El abundante calcio que contienen estos productos puede obstaculizar la correcta absorción de los antibióticos. Sin embargo, hay un producto lácteo que sí puedes tomar: yogur. Esto se debe a que está lleno de probióticos que ayudan a mantener los intestinos sanos y a prevenir la diarrea, un efecto secundario habitual de los antibióticos.

Alimentos ricos en hierro

Igual que el calcio, se sabe que el hierro bloquea la absorción de los antibióticos. Hígado de pollo, carne roja, ostras, calabacín, frutos secos, verduras de hoja oscura, chocolate amargo… Intenta limitar tu consumo de estos alimentos hasta que completes tu tratamiento de antibióticos. ¿Estás tomando suplementos de hierro o multivitaminas que contienen hierro? Si es así, tómalos al menos 3 horas después de que hayas tragado tus antibióticos para asegurarte de que los absorbes correctamente.

Alcohol

Lo cierto es que el alcohol no tiene ningún efecto en la descomposición o en la absorción de antibióticos por tu cuerpo. Así que, ¿por qué es una buena idea mantenerse alejado del alcohol mientras tomas antibióticos? Se dice que el alcohol potencia los efectos secundarios conocidos de los antibióticos, que incluyen mareos y problemas gastrointestinales como la diarrea. Así que mientras estés tomando antibióticos, es una gran idea abstenerte de tomar bebidas alcohólicas.

Frutas cítricas

Todos sabemos que comer frutas cítricas es una genial manera de recuperarse con mayor rapidez de varios problemas de salud, dado que están llenas de vitamina C, que estimula el sistema inmune. Sin embargo, está mal comerlas si tu médico te ha dicho que tomes antibióticos. Eso se debe a que las frutas como las naranjas, las mandarinas, los limones y más especialmente los pomelos, pueden tener un efecto negativo en la manera en que tu cuerpo absorbe los antibióticos.

Comidas y alimentos ácidos

No sólo deberías evitar las frutas cítricas antes de terminar con tu tratamiento de antibióticos, sino también cualquier cosa que sea ácida. De nuevo, consumir alimentos y bebidas ácidas puede evitar que los antibióticos sean absorbidos correctamente, haciendo que su ingesta no sea todo lo beneficiosa que podría ser. Mientras tomes antibióticos, aléjate del chocolate y de cualquier cosa que tenga tomates. Definitivamente, deberías abstenerte de beber vino, café, refrescos e incluso la mayoría de bebidas deportivas.

Alimentos ricos en fibra

La inclusión de alimentos ricos en fibra en tu dieta diaria es, sin lugar a dudas, buena para tu cuerpo. Sin embargo, es algo de lo que deberías apartarte momentáneamente mientras estás tomando antibióticos. Esto se debe a que alimentos como el arroz integral, la avena, el pan integral, los cereales, las habas, los frutos secos, el maíz y las verduras de hoja ralentizan el ritmo al que tu estómago se vacía, lo que provoca una desaceleración del ritmo al que se absorben los antibióticos y cualquier otro medicamento que tu médico te haya recetado.

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Alimentos a evitar cuando estás tomando antibióticos