Agrega bicarbonato cuando prepares huevos – El motivo es genial

Hay una solución para cada problema. Eso es lo que dice mucha gente y es realmente cierto, sobre todo cuando hablamos de huevos cocidos.

Aquí te vamos a presentar un fantástico truco que hará tu vida mucho más sencilla. Los expertos dicen que los huevos con entre 7 y 10 días son ideales para cocer, y son los más fáciles de pelar. Sin duda te habrás dado cuenta de que hay huevos que puedes pelar sin problemas y otros que pueden darte muchos quebraderos de cabeza, incluso aunque procedan en la misma caja.

Para evitar este tipo de sorpresas desagradables, añade una cucharadita de bicarbonato de sodio cuando se estén cociendo. Los huevos más viejos son más alcalinos, de manera que puedes pelarlos con más facilidad, mientras que los huevos frescos son justo lo contrario, ya que son menos alcalinos y provocan problemas a la hora de quitarles la cáscara. El bicarbonato de sodio aumentará la alcalinidad y, de este modo, podrás pelarlos sin ningún problema.

Éstos son algunos otros trucos para lograr unos huevos cocidos perfectos:

Si desconoces la antigüedad de los huevos, prueba con este truco: ponlos en algo de agua y observa su comportamiento. Si se hunden sobre su lateral (de forma horizontal), entonces son muy frescos. Si se hunden pero permanecen verticales, son perfectos para cocer. Los huevos que suben a la superficie son viejos.

Calentar los huevos antes de meterlos en el agua caliente es un buen truco para evitar que la cáscara se agriete. Puedes hacerlo de dos maneras: sacarlos de la nevera y dejarlos para que alcancen la temperatura ambiente, o colocarlos bajo el grifo del agua caliente durante varios minutos. En concreto, la principal causa que provoca que la cáscara del huevo se rompa durante el proceso de cocción es el cambio extremo de la temperatura.

Si quieres conseguir huevos cocidos duros, lo mejor será que los pongas en agua fría y entonces empieces a hervirlos. En ese caso, será menos probable que la cáscara se rompa.

Si quieres huevos con una yema blanda, deberías sumergirlos en agua con una cuchara y medir el tiempo. Dependiendo del tamaño del huevo, necesitarás alrededor de 3 minutos.

Asegúrate de que todos los huevos están cubiertos de agua cuando los cuezas, porque en caso contrario no se cocerán de manera uniforme. Además, si los hierves demasiado, la yema se volverá de color verdoso y la clara del huevo adquirirá una consistencia parecida a la del chicle.

Después de hervirlos, pon los huevos bajo agua fría. También puede ser agua caliente, pero tendrás que añadirle varios cubitos de hielo. Eso contribuirá a que se puedan pelar con facilidad.

Si quieres tener una tortilla dentro de la cáscara, agita bien el huevo antes de cocerlo. Este método también se llama “huevo dorado”, porque la parte interior tiene un color bastante amarillo.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

Agrega bicarbonato cuando prepares huevos – El motivo es genial