9 remedios de hierbas que deberías probar para un alivio natural del dolor

Si sufres dolor de espalda, de muelas, o cualquier otro tipo de dolor, tu primera opción podría ser una pastilla. Mucha gente depende de la medicación, pero ésta podría implicar también el riesgo de interacciones con otros medicamentos, de efectos secundarios y la posibilidad de que se convierta en un hábito.

En su lugar, puede que encuentres el alivio que necesitas en algunos analgésicos naturales. Algunos de estos remedios naturales también están disponibles en tu despensa.

Muchas especias y hierbas pueden ayudar a tratar la inflamación y otros males relacionados. Estas alternativas basadas en plantas entran dentro de la categoría de los tratamientos médicos conocidos como medicina alternativa o complementaria. Cuando se trata de aliviar el dolor, puede que te sorprenda que otros remedios naturales podrían hacerte sentir mejor.

1. Bromelina

La bromelina es una potente enzima que se encuentra en la piña. Mientras que la mayoría de las enzimas son descompuestas en el tracto digestivo, la bromelina es absorbida tal cual por tu cuerpo, lo que genera efectos a lo largo de todo tu organismo. Una vez que se absorbe hacia el torrente sanguíneo, los estudios han demostrado que puede reducir el dolor y la inflamación.

Batir la piña puede proporcionarte algo de bromelina, especialmente si exprimes su corazón y lo bebes con el estómago vacío. El zumo de piña combinado con jengibre, aloe y cúrcuma es un potente remedio antiinflamatorio que alivia el dolor.

2. Capsaicina

La capsaicina se obtiene de los pimientos picantes, y la capsaicina tópica puede ser útil para aliviar el dolor en algunas personas. La capsaicina funciona reduciendo los niveles de sustancia P, que es un compuesto que transmite la sensación de dolor desde el sistema nervioso periférico al central, según el doctor David Kiefer, profesor clínico adjunto de medicina en el Centro de Medicina Integrativa de Arizona. Esto tarda un par de días en ocurrir.

3. Garra del diablo

La garra del diablo tiene el aspecto de la pata de un demonio. Es una raíz de aspecto espeluznante y tiene una forma divertida. Los estudios han observado que puede reducir el dolor y mejorar el funcionamiento físico en pacientes con osteoartritis. Además, tiene componentes conocidos como glucósidos irioides, que se piensa que son la fuente de sus propiedades para aliviar el dolor.

La garra del diablo se puede consumir en forma de té, y también se suele vender en pomadas y cápsulas.

4. Sal de Epsom

Según el Dr. Axe, la sal de Epsom, rica en magnesio, es un analgésico natural para el dolor de huesos, articulaciones y músculos. Además, la sal de Epsom puede ser de utilidad cuando te enfrentas a una ampolla dolorosa o incluso en el dolor postparto.

Poner en remojo la zona afectada por una ampolla utilizando sal de Epsom y agua tibia ayuda a eliminar las ampollas sin dolor. Un baño de asiento que incluya sal de Epsom puede ayudar a incrementar el nivel de magnesio y a sofocar la inflamación asociada con el dolor tras dar a luz.

5. Matricaria

La matricaria se ha utilizado para tratar dolores de estómago, de cabeza y de muelas. Recientemente también se ha usado para la artritis reumatoide y las migrañas.

Se necesitan más estudios para confirmar si la matricaria es realmente efectiva, pero podría merecer la pena probar esta hierba dado que no se ha vinculado con efectos secundarios graves. Los efectos secundarios leves incluyen irritación de la lengua, los labios y llagas en la boca. Las mujeres embarazadas deberían evitar este remedio.

6. Jengibre

Aunque se necesitan más estudios, el extracto de jengibre puede ayudar con el dolor muscular y articular debido a su contenido en fitoquímicos, que ayudan a detener la inflamación. Se han asociado pocos efectos secundarios al jengibre cuando se toma en dosis pequeñas.

7. Menta (Mentha piperita)

La menta se suele usar como un remedio natural para las molestias provocadas por la hinchazón abdominal y los gases, el dolor de muelas, la irritación de la piel, las enfermedades articulares, el dolor muscular y los dolores de cabeza.

8. Cúrcuma

La cúrcuma es una especia que proporciona a los platos su color amarillo y su sabor único. Contiene el compuesto curcumina, un antioxidante que ayuda a proteger al cuerpo de los radicales libres, unas moléculas que pueden dañar los tejidos y las células.

La cúrcuma se usa en el tratamiento de muchas enfermedades, incluyendo la indigestión, las úlceras, las molestias estomacales, la psoriaris e incluso el cáncer. Algunas personas con osteoartritis prefieren la cúrcuma como un analgésico natural porque ayuda a aliviar la inflamación.

9. Corteza de sauce blanco

La corteza de sauce blanco se ha usado durante años para reducir la inflamación y la fiebre. Contiene salicina, un compuesto muy similar a la aspirina.

Los estudios han demostrado que la corteza de sauce es efectiva para reducir el dolor lumbar. El sauce blanco está disponible como té, como tintura o como polvo en cápsulas. También se suele usar como ingrediente en combinación con suplementos para aliviar el dolor.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

 

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

9 remedios de hierbas que deberías probar para un alivio natural del dolor