9 pasos sencillos para suavizar los pies

Tu piel está expuesta a elementos agresivos a diario, desde el sol y el viento, a los jabones que la resecan y los productos químicos fuertes. Tus pies pueden ser una parte hermosa de tu cuerpo, pero a menudo la gente los descuida.

La piel de tus pies puede volverse áspera, seca o agrietada, lo que está muy lejos de los pies suaves y sedosos ideales.

Por suerte, suavizar tus pies es un proceso sencillo y directo. Puedes hacerlo por la noche y de manera asequible. De hecho, es probable que tengas todo lo necesario en tu casa.

Remedio casero para suavizar los pies:

Materiales:

  • 1 limón
  • Bolas de algodón
  • Aceite esencial de lavanda o rosa (opcional)
  • Piedra pómez
  • Calcetines afelpados
  • Azúcar

Instrucciones:

  1. Sumerge tus pies en agua templada durante al menos 10 minutos. Para ello, rellena una palangana con agua tibia calmante, evitando usar agua caliente, ya que puede resecar tu piel. Añade unas pocas gotas de aceite esencial de rosa o lavanda para crear una experiencia sensorial relajante.
  1. Seca tus pies con una toalla suave y limpia.
  1. Parte el limón en dos mitades y mete una de ellas en una pequeña cantidad de azúcar. Luego exfolia las zonas ásperas de tus pies usando el limón azucarado. Si tienes zonas ásperas en los pies, utiliza una lima o una piedra pómez para suavizarlas.
  1. Lávate los pies usando agua templada y sécalos con una toalla.
  1. Vierte una pequeña cantidad de aceite natural (por ejemplo, de almendra, coco u oliva) en una bola pequeña de algodón.
  1. Aplica el aceite en tus pies, y asegúrate de meter la bola de algodón entre los dedos y alrededor de ellos. Vuelve a aplicar aceite a la bola de algodón según lo necesites.
  1. Ponte un par de calcetines limpios de algodón para mantener tus pies limpios mientras el aceite hace su trabajo.
  1. Déjate puestos los calcetines durante al menos 2 horas. Haz este método al irte a dormir, para que tu piel pueda absorber los aceites mientras duermes.
  1. Repite el proceso de exfoliación al menos una vez a la semana. Puedes aplicarte aceite natural en tu piel todos los días.

Notas:

– Ten en cuenta cualquier sensibilidad o alergia que puedas tener antes de aplicarte el aceite.

– Compra una loción de hidratación profunda para uso diario, de manera que puedas mantener tu piel sana a lo largo del día. Vuelve a aplicarla después de bañarte.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

9 pasos sencillos para suavizar los pies