9 maneras rápidas de ponerte en forma

No hay ningún ejercicio que te ayude a perder peso de forma específica en tus piernas (la reducción de grasa localizada no funciona), pero sigue leyendo para averiguar qué es lo que puede ayudarte a adelgazar.

Haz mucho cardio

Quemar calorías es la clave para reducir tu grasa corporal general, y el cardio lo hará posible al hacer que tu corazón se ponga a bombear. Elige los tipos de ejercicios que quemen más calorías, como la bicicleta, correr y saltar a la comba. Como ventaja adicional, estos ejercicios también tonifican las piernas mientras los practicas. Haz sesiones de 60 minutos cinco veces por semana para notar de verdad la diferencia.

Aumenta la inclinación

Eleva la inclinación de tu cinta de correr, encuentra colinas para subir en bicicleta o corriendo, o utiliza las escaleras cuando estés por ahí o en tu casa. Sentirás al instante que tu ritmo cardíaco aumenta, lo que significa que estarás esforzándote más y quemando más calorías que si te limitases a una superficie plana. La inclinación también centra el ejercicio en los muslos, el tendón de la corva y los glúteos, tonificando la parte baja de tu cuerpo.

Localiza la tonificación

Con todo el cardio que vas a hacer para acabar con la capa adicional de grasa que recubre la parte baja de tu cuerpo, querrás mostrar unos músculos fuertes y tonificados. Hacer movimientos para esculpir la parte interior y exterior de tus muslos, el tendón de la corva y los glúteos, hará que tus piernas tengan un aspecto más delgado y esbelto.

Alimenta tu día

Definitivamente, no te saltes la primera comida del día, porque arrancará tu metabolismo, lo que ayuda a reducir tu grasa corporal general para así hacer que tus piernas estén más esbeltas. Pasa de los alimentos azucarados con hidratos de carbono refinados, y opta por una combinación de proteínas y carbohidratos complejos llenos de fibra. Las proteínas te proporcionarán la energía, de forma que te sentirás dispuesto a hacer tu entrenamiento matutino de cardio. Como beneficio adicional, también te ayudarán a desarrollar tus músculos. Los hidratos de carbono mantendrán esa energía y harán que te sientas lleno.

Picotea a menudo

Comer un poco cada pocas horas prevendrá que el hambre te haga comer en exceso, así que asegúrate de tomar un refrigerio entre las comidas. Mantenlo por debajo de 150 calorías, y elige alimentos con un elevado contenido de proteínas y fibra para que te llenen y te proporcionen energía. Hay un montón de opciones para preparar tentempiés caseros de 150 calorías o menos.

Registra tus comidas

No puedes adelgazar sólo a base de ejercicio. También es importante reducir las calorías y saber cuántas ingieres al cabo del día. Aunque pueda parecer tedioso, mantener un diario de comidas funciona. De hecho, uno estudio determinó que quienes registraban lo que comían durante seis días a la semana perdían el doble de peso que quienes sólo mantenían el registro durante un día o menos. Para perder medio kilo a la semana tienes que reducir 500 calorías al día: 250 mediante ejercicio y 250 mediante la dieta es un buen reparto. Sólo asegúrate de no bajar de las 1.200 calorías. Ponerlo todo por escrito te hará responsable de cada mordisco.

Bebe más agua

Elige el agua cada vez que vayas a tomar una bebida, y de este modo te ahorrarás cientos de calorías al evitar refrescos, zumos de frutas y otras bebidas endulzadas. Aparte de no tener ninguna caloría, el agua te mantendrá hidratado, lo que también ayuda a perder peso. Ten el agua cerca de ti, y bébela a sorbos con frecuencia, sobre todo antes de las comidas: llenarte con agua antes de comer ayuda a fomentar el control de las raciones.

Duerme bien

También se ha demostrado que descansar lo suficiente ayuda a perder peso. La somnolencia hace que la gente picotee más, y que esté demasiado cansada para entrenar.

Ten en cuenta tu genética

Si has sido bendecido con un cuerpo en forma de pera (igual que tus hermanos, padres, tíos y abuelos), entonces no hay mucho que puedas cambiar a base de hacer un montón de ejercicio, comer bien y cuidarte. Haz lo que puedas, pero no te obsesiones ni te estreses sobre ello. Disfruta la vida con el cuerpo que se te ha dado, ¡incluyendo los muslos!

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

9 maneras rápidas de ponerte en forma