9 Alimentos Esenciales para Poner en Marcha tu Sistema Inmune y Prevenir la Inflamación

Es realmente admirable cómo nuestro sistema inmunológico combate las enfermedades no deseadas. Trabaja durante todo el año, sin días libres ni días festivos, y sin embargo, damos por sentada la capacidad de este escudo inquebrantable. Bebemos hasta intoxicarnos, fumamos más que moderadamente y comemos más de lo que oramos y amamos. Y por esas razones, el mecanismo de nuestro sistema de seguridad empieza a fallar. Qué irónico, nos exponemos nosotros mismos al peligro.

Un nutricionista de Duke dijo una vez: “Nuestro sistema inmunológico es como una danza finamente perfeccionada e intrincadamente coreografiada”. Esa analogía es la manera perfecta de describir nuestro complicado mecanismo de defensa. Podríamos pasar años estudiando el sistema inmune y yo podría escribir los próximos 5 párrafos con información sobre las células B, las células T, las células de memoria, los linfocitos (la lista puede continuar) pero el lector probablemente dejaría de leer en el segundo párrafo. Dejemos todos estos detalles a los doctores y los científicos. En palabras simples, podemos decir que cada célula tiene una función específica y la interacción entre ellas permite que la persona sobreviva. Sin este funcionamiento, el ser humano no puede desarrollarse. Entonces, ¿cómo protegemos este invaluable instrumento de la vida? Simple: Debemos comer bien. Entenderlo es fácil. Pero hacerlo es una historia completamente diferente. Si estás pensando en cómo obtener ese cuerpo saludable que tanto deseas, toma en cuenta estos nueve alimentos para “alejar a la enfermedad”.  

Ajo

Para encontrar un alimento con beneficios, no tienes que mirar muy lejos. Allium sativum, también conocido como ajo, es un elemento básico en la mayoría de los hogares filipinos. Pero es importante hablar de su importancia para la salud, porque la mayoría solo nota el olor acre que libera. El ajo es altamente nutritivo y contiene muy pocas calorías. Además de contener manganeso, vitaminas B6 y C, selenio y fibra, también posee propiedades que inhiben el crecimiento de los gérmenes. Según un estudio del Boston City Hospital, el ajo eliminó 14 cepas de bacterias de la nariz y la garganta de niños con infecciones del oído. Cocinar el ajo disminuye su sabor, cosa que le confiere un gusto a nuez, pero para maximizar los beneficios del ajo, que incluyen combatir los resfriados, eliminar la gripe y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, debe consumirse crudo.

Hongo Shiitake

Originario de Asia Oriental, este hongo se ha utilizado con fines culinarios y medicinales. Estudios recientes respaldan la afirmación de que puede emplearse el Shiitake como una medida preventiva para la enfermedad cardiovascular. También ha sido reconocido durante mucho tiempo como una buena fuente de hierro. El Shiitake contiene lentinian, que es un polisacárido beta-glucano capaz de aumentar el sistema inmunológico y que fue empleado como neoadyuvante del cáncer en la década de 1980. Así como es de maravilloso para el cuerpo, lo es para la preparación de diferentes platos, como la sopa de miso. También se puede servir salteado y mezclado con tu aderezo o ingredientes favoritos.

No es el té cargado de azúcar, ni té helado o el té de leche que han adoptado prácticamente todas las culturas, esta bebida podría abarcar un artículo completo si tuviera que enumerar cada uno de sus tipos y los beneficios correspondientes. Para empezar, el té puede ayudar a mantener un peso saludable. Sin mencionar que puede proporcionar al cuerpo antioxidantes, capaces de eliminar del cuerpo los químicos no deseados y los radicales libres que destruyen las células sanas. Contienen potentes compuestos conocidos como polifenoles, que nos ayudan a crear resistencia al ambiente dañino. Además de sus beneficios para la salud, si uno está teniendo un mal día, puede preparar un poco de té y disfrutar de sus beneficios relajantes.

Naranja

Una naranja en el desayuno es un buen comienzo para un día soleado. Y no todas las frutas tienen el mismo efecto. Prueba con un poco de melón o uvas y no sentirás lo mismo. Pero todo el encanto no termina ahí. La naranja puede potenciarte en más de un sentido. Además de la energía que proporciona, es una maravillosa fuente de vitamina C, fitoquímicos que combaten el cáncer y la enfermedad renal; de potasio, que aumenta la salud del corazón; y de fibras solubles, que reducen el colesterol. La vitamina C aumenta la inmunidad al estimular el crecimiento de anticuerpos que nos defienden de las infecciones. También ayuda a producir prostaglandinas, que reducen la inflamación. Aunque beber jugo de naranja es una forma muy popular de incluir la fruta en la dieta, extrae el jugo puede destruir los nutrientes. Por lo tanto, es preferible que la consumas entera. Diviértete pelando naranjas.

Arándanos

Las cosas importantes vienen en paquetes pequeños. Estas pequeñas bolas azul marino pueden proporcionarte los nutrientes que necesitas para combatir los radicales libres. Conocidos como un superalimento, estas centrales de fitonutrientes proporcionan abundantes cantidades de vitaminas E y C. Según Readon, cuando la vitamina C y la E trabajan juntas, es cuando producen sus efectos antioxidantes más potentes. Mientras que la vitamina C es la favorita de todos, gracias a sus propiedades para combatir los resfriados y otras dolencias, la vitamina E se escapa de nuestra atención. Sin embargo, los estudios han revelado que la vitamina E es una medida preventiva para enfermedades del corazón, la diabetes y el Alzheimer y es además la clave para un sistema inmune fuerte y una piel sana.

Papas Dulces/Kamote

Un sustituto perfecto para las papas fritas, es el kamote o las batatas, que pueden resultar igual de deliciosas que sus contrapartes de comida rápida y pueden brindarte opciones más saludables. Ricas en caroteno, estas alternativas baratas y de fácil acceso poseen un alto contenido de vitamina B6, vitamina C, vitamina D, magnesio, hierro y potasio. No generan picos de azúcar en la sangre y, al mismo tiempo, ayudan a prevenir el cáncer y retrasan el envejecimiento.

Carne Magra

Uno podría pensar que la carne debería haberse eliminado de esta lista debido a su mala reputación, solo porque comemos demasiado bistec o hamburguesas. Pero cuando se trata de la carne magra, se pueden obtener muchos beneficios nutricionales siempre que se evite la grasa saturada. El consumo de carne de res magra puede proporcionar hierro, vitamina B12, coenzima Q10 (antioxidante) y zinc. Estos nutrientes ayudan al cuerpo en la producción de glóbulos rojos, reduce la anemia, facilita el metabolismo de las grasas y las proteínas y protege las células de los radicales libres dañinos. Las células inmunes son de corta duración y no se autorreproducen. El zinc ayuda a reemplazar y reparar los pilares fundamentales del sistema inmune. Si estás buscando una alternativa vegetariana para sustituir la carne de res magra, las semillas de calabaza pueden ser una buena opción.

Espinacas

Popeye tuvo una buena carrera en su época, pero las espinacas no tuvieron tanta suerte. Aunque se proyecta como un vegetal que te proporciona fuera física, no se aprecia la espinaca como debería ser. Basándose en la producción de fitonutrientes, vitaminas y nutrientes, el sistema inmune depende del ácido fólico contenido en la espinaca para aumentar el suministro de las células inmunes. Además, contiene 13 compuestos diferentes que sirven como antioxidantes. Las hojas de espinaca contienen cantidades abundantes de epoxixantofilas anticancerosas. Y eso no es todo, también se sabe que disminuye los problemas relacionados con los vasos sanguíneos. Creo que es hora de que sigamos los pasos de Popeye. 

Yogurt

El mar de diferentes tipos de yogurt crece cada día más y tiene mucho sentido que los alimentos beneficiosos para la salud tengan un lugar especial en los supermercados. Los yogures son probióticos conocidos, lo que significa que proporcionan sus beneficios mediante el ajuste de la microflora en los intestinos. Según Reardon, los probióticos aumentan las células aniquilantes naturales, mejorando el sistema inmunológico. Por otro lado, el interferón gamma ayuda a desarrollar los glóbulos blancos. Además de eso, contienen otros nutrientes como calcio, vitamina B2, B12, potasio y magnesio. Muchos de los que se preocupan por su salud, ponen al yogurt como una de sus prioridades diarias. Y están tomando buenas decisiones. Los beneficios del yogurt incluyen la prevención de la osteoporosis y las infecciones, la reducción del riesgo de sufrir de presión arterial alta, y además ayuda al sistema gastrointestinal a evitar problemas como el estreñimiento y la intolerancia a la lactosa y te hace sentir satisfecho durante más tiempo.

Ahora que sabes un poco más ayer, es el momento de poner en práctica todo ese conocimiento. ¡Diviértete mejorando tu sistema inmunológico dando una visión diferente a estas comidas diarias!

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

9 Alimentos Esenciales para Poner en Marcha tu Sistema Inmune y Prevenir la Inflamación