7 razones saludables para comer calabacín

El calabacín es originario de América. En el mercado los hay disponibles de color verde claro, amarillo o verde. La forma de esta pequeña calabaza de verano es parecida a la del pepino rugoso, y contiene abundantes semillas.

Aunque el calabacín es una fruta, se cocina como una verdura debido a que es mejor consumirlo en forma de rodajas cocinadas. Los calabacines son recolectados cuando miden menos de 20 centímetros y las semillas son jóvenes y blandas. Un calabacín totalmente desarrollado suele medir 90 centímetros de largo, pero suelen ser muy fibrosos y no son adecuados para su consumo. Los calabacines jóvenes tienen una piel suave, un sabor sutil y una carne blanca mantecosa. Casi todas las partes del calabacín son comestibles, incluyendo las semillas, su carne e incluso la piel.

Beneficios para la salud del calabacín

1. Mantenimiento óptimo de la salud

El calabacín es una buena fuente de vitamina C y manganeso. Es la mejor fuente de fibra alimentaria, que ayuda a mantener tu cuerpo en la mejor forma.

Además, contiene magnesio, vitamina A, potasio, folato, fósforo y cobre. Esta calabaza de verano también tiene un elevado contenido de zinc, ácidos grasos omega-3, proteínas y niacina. Además, las vitaminas B6, B1 y B2, y el calcio que contiene el calabacín proporcionan una salud óptima.

El calabacín es el mejor ejemplo de calabaza que tiene una gran variedad de nutrientes, incluyendo hidratos de carbono, azúcar, fibra soluble e insoluble, minerales, sodio, aminoácidos y otros muchos. El folato del calabacín es muy recomendable para las mujeres embarazadas.

2. Ayuda a reducir el colesterol

El calabacín tiene un elevado contenido de fibra, que ayuda a reducir el colesterol. Sus altos niveles de vitamina A y vitamina C ayudan a retrasar el inicio de la arterioesclerosis, al evitar que el colesterol oxide los vasos sanguíneos de tu cuerpo. El calabacín ayuda a tu cuerpo a eliminar el exceso de toxinas.

3. Ayuda a perder peso

Consumir calabacín te ayuda a perder peso de manera considerable. El calabacín es muy bajo en calorías, pero te proporciona la sensación de estar lleno.

El calabacín es el alimento perfecto para saciar tu apetito sin consumir calorías y echar a perder una dieta. Además, tiene un elevado contenido de agua y es rico en fibra. Por lo tanto, cuando consumes calabacín, tu estómago no está vacío, lo que hace que las comidas con calabacín sean perfectas si estás a dieta.

4. Salud del corazón

El calabacín contiene una buena cantidad de potasio, en concreto 295 miligramos por taza, que es un 8%% de la ingesta diaria recomendada. Según la Asociación Estadounidense del Corazón, el potasio puede ayudar a controlar la presión sanguínea, porque reduce los efectos dañinos de la sal en tu cuerpo.

El calabacín también tiene un contenido rico en antioxidantes y en vitamina C, lo que hace que el revestimiento de las células sanguíneas funcione mejor, protege contra la obstrucción de las arterias y reduce la presión sanguínea. Tan sólo una taza de calabacín en rodajas tiene 20 miligramos, lo que es alrededor de un 33% de la cantidad diaria recomendada.

5. Salud de los ojos

Cuando se usa de manera externa, el calabacín ayuda a eliminar las bolsas hinchadas alrededor de tus ojos debido a un exceso de retención de líquidos. La inflamación alrededor de tus ojos se reduce, debido a su contenido rico en agua.

Además, su contenido del carotenoide beta-caroteno puede ser transformado en vitamina A por el cuerpo. La presencia de vitamina A ayuda al desarrollo activo de las células de tus ojos, lo que mejora la visión y ayuda a prevenir los problemas médicos relacionados con la edad que pueden afectar a tus ojos, como la degeneración macular.

6. Previene el cáncer de colon

La fibra del calabacín es el motivo por el que puede ayudar en el tratamiento del cáncer de colon. La fibra conseigue varias cosas, como absorber el exceso de agua en el colon, retener la suficiente humedad en la materia fecal y ayudar a que pase de manera más fluida.

Aunque es importante tener un conocimiento exacto sobre los subtipos de fibra soluble e insoluble, la fibra alimentaria en conjunto se ha asociado a un menor riesgo de cáncer colorrectal.

¿Cómo cocinar el calabacín?

El 95% del contenido del calabacín es agua. Por lo tanto, cuando se cocina, el agua rezumará. Así que tienes que salar los calabacines y escurrir el exceso de agua antes de prepararlos.

No quites al piel al comer esta fruta, porque contiene el importante nutriente beta-caroteno, que es el componente vitamínico que actúa como antioxidante, es decir, que protege las células del daño por la oxidación.

Las flores comestibles del calabacín suelen usarse en la cocina italiana y francesa. Una de las maneras más fáciles de comerlo es esparcir calabacín rallado u otras variedades de calabaza de verano en sandwiches y ensaladas. También puedes agregar calabacín a tu receta preferida de pan, reduciendo así la cantidad de líquido de la receta, dado que el calabacín compensa la humedad de manera distinta.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

 

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

7 razones saludables para comer calabacín