7 Alternativas para la aspirina seguras y naturales que no te causaranán úlceras estomacales

La aspirina es una droga sin esteroides anti-inflamatoria (NSAID) usada para tratar el dolor, fiebre, dolores de cabeza y prevenir ataques cardiacos. Es de preguntarse que algunas personas continúan tomando aspirinas diariamente como una forma de prevenir enfermedades cardiacas. ¿Por qué, preguntas? Porque puede ser una de las peores drogas sin prescripción allá afuera.

Algunos de los efectos secundarios más comúnmente reportados del uso regular de la aspirina incluyen úlceras, acidez estomacal, indigestión, y nauseas. Todos esos padecimientos son una señal de que tu intestino está en peligro. Tu intestino es la puerta para la salud de tu cuerpo. Lo último que quieres hacer es ignorar esas señales de alerta, ¿pero qué más puedes hacer cuando sientes dolor? Intenta con estas 5 técnicas de alivio del dolor y alimentos que puedes consumir en su lugar!

ALIVIOS NATURALES PARA EL DOLOR

1. Bromelina

La bromelina es un fitonutriente en la piña que actúa como un reductor del dolor natural. Las investigaciones muestran que reduce los niveles de prostaglandinas, que son hormonas que inducen la inflamación.

La bromelina puede ser beneficiosa para las personas que sufren de artritis y condiciones marcadas por la tensión musculo-esquelética (como el síndrome de la TMJ), además para aquellas personas que sufren de enfermedades inflamatorias como gota y asma. La enzima también promueve la curación de los músculos y los tejidos conectores.

2. Magnesio

Puede que ya sepas que el magnesio es un proporciona alivio natural al dolor en los huesos y articulaciones, y dolores musculares. Es especialmente útil como un remedio para aliviar el dolor en el espolón del talón y para detener los calambres musculares.

Puedes obtener la mayoría del magnesio de la sal de epsom al remojar el área afectada, o dándote un baño de sal de epsom. La sal de epsom puede eliminar sin dolor las toxinas causantes del dolor para aliviar tu cuerpo de los dolores asociados con la inflamación.

Cuando sientas dolor, sumérgete en este asombroso baño de sal y siente la mejora significativa en tu cuerpo.

3. Cúrcuma

A menos que hayas estado viviendo bajo una roca, esta especia amarilla-dorada ha estado experimentando un incremento en la popularidad como un súper alimento en los últimos años.

Esto se debe, entre otras cosas, a que la cúrcuma es un proporcional un potente alivio natural del dolor. Es tan potente que un estudio concluyó que la cúrcuma es más efectiva que el ibuprofeno para reducir el dolor en las personas que sufren de osteoartritis en la rodilla.
La fuente de este alivio del dolor es el compuesto de curcumina que le da a la cúrcuma su color único.

Puedes comer una raíz fresca de cúrcuma, o buscar la cúrcuma en su forma de especia en polvo, o como suplemento en tu tienda local de alimentos saludables. La recomendación típica es colocar una cucharadita de cúrcuma en tu rutina diaria ya sea tus alimentos o bebidas.
La cúrcuma y los medicamentos no pueden mezclarse.

4. Clavos

Los clavos son muy conocidos por el sabor cálido y suave que le aportan al pan de jengibre, ¿pero sabías que esta especia única proporciona un efectivo alivio natural al dolor? El poder de alivio del dolor de los clavos viene de su combinación única de aceites esenciales y flavonoides.

Mucha de la actividad anti-inflamatoria viene del aceite esencial eugenol el cual es usado frecuentemente por los dentistas para aliviar el dolor durante la extracción de dientes y tratamiento de conducto radicular. Además del alivio del dolor, los clavos son útiles en el tratamiento de los síntomas de náuseas y resfriados. Morder un clavo pude dar alivio a un dolor de muelas.

Para hacer uso de los clavos en el alivio del dolor, también puedes encontrarlos en forma de cápsula, polvo o aceite esencial en tu tienda local de alimentos saludables. Como la mayoría de los aceites esenciales, debes mezclar el aceite de clavo con un rastro de aceite antes de la aplicación tópica.

5. Aceite Anti-inflamatorio

Dependiendo de dónde está el dolor, los aceites que son ricos en ácidos grasos esenciales pueden ser altamente anti-inflamatorios y poderosos para reducir el dolor, ya sea que se apliquen de forma tópica o se tomen oralmente:

  • Calambres premenstruales – toma aproximadamente 1.5g de aceite de onagra comenzando el primer día del periodo y continuando hasta la ovulación.
  • Túnel Carpiano – masajear aceite de linaza en tu muñeca puede aliviar el dolor del túnel carpiano. Aplicar regularmente el aceite puede incluso detener la necesidad de cirugía.
  • Dolores inflamatorios por lesiones menores y artritis – aplicar aceite de árnica dos veces al día en tus contusiones y articulaciones adoloridas puede ayudar a reducir la inflamación. Ten cuidado de no aplicar el aceite sobre cortes en la piel.
  • Fibromialgia y calambres musculares – aceite de menta es un aliviador natural y relajante muscular. Aplica el aceite sobre el dolor y masajea el área afectada, para obtener un poco de alivio del dolor.
  • Dolores de cabeza – Coloca algunas gotas de aceite de menta o aceite de lavanda en tus palmas, frótalas para calentarlas y aplica en tu frente, sienes y parte trasera del cuello para obtener un alivio rápido.

6. Calor y Hielo

Cuando estaba creciendo mi familia amaba hacer caminatas y viajes en canoas alrededor de muchos lagos en Minnesota los fines de semana. Mis hermanos y yo resultábamos lesionados todo el tiempo, y la primera reacción de mi madre era “Pon algo de hielo allí” o “Consigue una compresa caliente”. Saber que funcionan es una cosa, pero saber cuál usar es completamente diferente.

Así que, ¿cuándo usas uno o el otro? Cuando el dolor incluye hinchazón e inflamación como una torcedura, normalmente querrás aplicar una compresa fría. Esto normalmente disminuirá la hinchazón. Aplicar algo frío a tu cuerpo es una forma excelente de promover la curación.

Cuando la inflamación se ha reducido, aplicar calor puede ayudar a relajar el área afectada. Si el problema es artritis, dolor en las articulaciones, y rigidez, usar una compresa caliente es tu mejor apuesta. Intenta esto la próxima vez que tú o un ser querido experimenten dolor y verás que el alivio es casi instantáneo!

7. Aceite de Semillas de Mostaza

Aplica aceite de semillas de mostaza en el área lesionada para mejorar el flujo sanguíneo y proporcionar alivio del dolor. Las semillas de mostaza son una buena fuente de selenio, magnesio, y ácidos grasos omega-3, los cuales todos tienen propiedades medicinales que pueden ayudar a mejorar la artritis y los síntomas inflamatorios.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

7 Alternativas para la aspirina seguras y naturales que no te causaranán úlceras estomacales